Testimonios

Descubre que como tu hay otros que han pasado por situaciones parecidas.

Aquí algunos de los testimonios que hemos podido recoger.

Nos encantaría conocer tu experiencia, si deseas compartirla con más gente y que sea útil igual que fue para ti, dejamos tu testimonio en el siguiente formulario:

Nombre

Correo electrónico

¿Sobre que es tu experiencia? Selecciona una opción

Dejanos tu testimonio


«Empecé a sentir que no estaba bien cuando tuve la necesidad de escupir todo lo que llevaba dentro. Entonces, después de darle muchas vueltas, acudí a Silvia. Me costó mucho dar ese primer paso, pero una vocecita interior me decía que estaba en lo correcto. En seguida conecté con ella, su dulzura y calidez me confirmaron que era la persona que iba a conseguir sacarme de ese infierno interior en el que estaba sumida. En poco tiempo consiguió que confiara en mí misma, me devolvió la ilusión e hizo ver en mí esa persona maravillosa que tenía escondida dentro, tan dentro que ni siquiera sabía que existía. Por eso le estaré siempre agradecida. Pensad que, por muy oscura que esté vuestra vida, siempre habrá alguien que os ayude a ver la luz. A mí me ayudó Silvia, por eso le estaré siempre agradecida. Espero que algún día tengáis la suerte de encontrar a vuestra hada madrina, porque está ahí, esperando para tenderos una mano. »

Isabel G.


«Silvia fue para mí como encontrar una brújula cuando estaba perdida en medio de un mar de dudas y miedos, ella me enseñó que a veces se pierde el norte, pero tenemos que tener confianza en que dentro de nosotros mismos está la brújula que nos lo devuelve. Con sus sesiones descubrí en la meditación mi gran aliada, y en las visualizaciones el tapiz y los pinceles para pintar mi vida del color que elija. Nunca la olvidaré. »


«…Silvia, yo creo que en mi caso no podría decirte algo cortito para expresar todo mi agradecimiento, por lo mucho que ha cambiado mi vida. Ha sido un renacer, un reencuentro conmigo misma… todo gracias al día que decidí pedir ayuda y tuve la fortuna de acudir a una gran profesional y excelente persona como tú. Hoy mi vida tiene un antes y un después indudablemente y formas parte de ella por ser la persona que llegó en el momento más crítico y cambió mi historia… »

Juana L.


«…Cuando decidí ir contigo estaba muy perdida y con mucho dolor. Tú conseguiste, con mucha dulzura, que tomara decisiones sin miedos y, sobretodo, que me quisiera. ¡Gracias!… »

Judit P.


«…Silvia, hacer coaching contigo me permitió conectar con una esencia mía que tenía escondida, es como si reencontrara una parte en mí que estaba dormida… También me transmitiste una confianza y un apoyo muy valiosos… »

Núria R.


«…Silvia, gracias a ti y a tus dulces y sabias palabras he podido encontrar a la niña que tenía oculta en el fondo de mi interior y que yo misma ignoraba completamente. Y, gracias a ti, también he aprendido, aprendo y aprenderé a tomarme las cosas con optimismo, por muy dificultosas que sean… »

Dolors R.


«…Me llevó hasta Silvia una dependencia emocional enfermiza y destructora que me estaba destrozando. La primera herramienta que me dio fue el ‘contacto cero’: esto es muy difícil porque es lo que no quieres, el miedo a perderle hace que prefieras perderlo todo (incluso la dignidad) antes que a él. Con Silvia he aprendido que yo soy lo más importante para mí, y así lo he conseguido. ¡Les digo a todas las personas que sufren dependencia que volver a ver el sol es posible…! »

Liliana F.


«…Creía que la felicidad consistía en hacer feliz a mi pareja sin considerar lo que yo quería. Cuando rompimos no comprendía el por qué, y por ello aún insistía en estar con él, aunque así me lastimé, me denigré y sufrí, sin saberlo, de una dependencia emocional. Encontré a Silvia en un momento de desesperación total y ella me ayudó a ver lo evidente: yo soy la persona más importante de éste mundo, me encontré a mí misma, supe qué quería, descubrí muchas cosas hermosas que hasta entonces no quería ver o, simplemente, no les daba importancia. Hoy mi vida es más plena, cada día es un reto. Silvia me dio orientación y las herramientas, pero ahora depende de mí ponerlos en práctica y salir adelante.»

Esperanza M.


«…Mi vida dio un giro completo, cuando vine al “Grupo de autoestima”, cosa que recomiendo a todo el mundo. Hace unos años no me hubiera podido ni imaginar lo que puedes conseguir si uno pone empeño en ello. Soy una persona nueva, más positiva, pienso que yo sí puedo, soy capaz, he aprendido a valorarme, tener más confianza en mí misma, y perder muchos miedos (todavía tengo). Siempre te estaré agradecida y no me cansaré de decirte “muchísimas gracias, Silvia”. Un beso muy cariñoso…»

Ingrid R.


«Hacia tiempo que sabía lo que necesitaba pero no lo encontraba. Cuando empecé las sesiones empecé por fin a sentir, a tomar cada vez más conciencia de lo que me pasaba… ¡y esto es tan necesario y saludable! Poco a poco te vas dando cuenta que, cuando te vuelves a sentir mal por lo que sea, ya tienes las herramientas para cambiarlo al instante desde tu interior y, así, vas tomando conciencia de todo lo que has aprendido en las sesiones…»

Neus H.


«Después de mucho tiempo caminando con un gran peso extra de cosas que tenía que dejar atrás, de aceptar, de perdonar… llena de miedos, malestares interiores, etc., llegó un día en el que decidí invertir en mí, puesto que había algo que me bloqueaba y que no me dejaba vivir libremente y con conciencia. Empecé el camino hacia mi desarrollo personal. Silvia me ayudó a tomar conciencia, con lo que identifiqué todo lo que me llevaba a ser como era y a estar mal. He reconocido mis capacidades y mi potencial, y ahora sé que el ÉXITO depende de mí y de mi forma de pensar. Ahora soy una persona nueva, sé que soy CAPAZ y que MEREZCO todo lo que me proponga. Agradezco a Silvia que haya encendido esta luz en mí. ¡Gracias!!»

Jose H.


«…La verdad es que mi paso por la terapia ha sido un gran giro en mi vida. Ha implicado una nueva vida y una forma diferente de ver la realidad. Han mejorado mis relaciones personales, profesionales… en todo. ¡Tener una buena autoestima y tener positividad mejora todo lo que está a tu alrededor y a quienes te rodean! ¡Gracias!! »

Laura P.


«Hacía tiempo que notaba algo en mi interior que no iba bien y creía que necesitaba ayuda, alguien exterior a mi alrededor que me ayudara a ver otra perspectiva. Contacté con Silvia y ella me ayudó a ver lo que realmente necesitaba, a darme cuenta de lo que realmente hay que hacer es lo que siente uno mismo en cada momento y no dejarte influenciar por otras personas y, sobre todo, a confiar en ti mismo. Gracias a ella me siento más segura y con ganas de emprender nuevas experiencias que me ayuden a mejorar como persona. Muchas gracias Silvia, sé que cuando lo necesite puedo acudir a ti sin problema.»

Bárbara D.


«Mi vida estaba formada por subidas y bajadas desde mi infancia, y esto me convirtió en una persona muy insegura, negativa y muy celosa. Siempre había pensado que me iría bien ayuda profesional, pero nunca me había decidido a dar el paso porque, aparentemente, lo tenía todo: una pareja que me quería, salud, trabajo… pero, por algún motivo, no tenía suficiente. Tuve una crisis muy fuerte con mi pareja que me hizo ver que realmente tenía algún problema y que debía pedir ayuda, sin más demora. Lo que no podía imaginar es que, gracias a ti, Silvia, ¡mi vida daría un giro de 180 grados! Ahora confío más en mí misma, mi relación de pareja no podría ir mejor y me enfrento a mí día a día con optimismo y sin preocuparme por cosas que realmente no son importantes. Eternamente gracias, Silvia!!!»

Raquel P.


«Llegó un día que me planté a mí misma, no podía continuar así, necesitaba ayuda. Me costó mucho dar el primer paso pero decidí empezar una terapia con Silvia. Al principio todas mis respuestas eran “es que no puedo”, pero en poco tiempo se convirtieron en “sí, puedo”. Desde entonces mi manera de ver la vida cambió. He conocido la niña que llevo dentro (una experiencia inolvidable), mi autoestima y seguridad crecen día a día… ¡y todo gracias a ti, Silvia!» Raquel P

Bea L.


« Silvia, quisiera agradecerte todo lo que has hecho por ayudarme, por hacerme abrir los ojos y en todo momento sacarme tanta fuerza, tanta felicidad, tantas cosas buenas de mi misma que ni recordaba que únicamente dormían dentro de mi. Realmente he comenzado a amar mi vida, una vida que veía completamente minúscula y en la que yo aun era más pequeña, ahora no es así, he aprendido a quererme, protegerme y a sacar todo ese potencial que había perdido. Esta claro que una relación nunca debe de ser necesidad, que tiene que ser algo que fluya solo y que sobretodo aprendas y aporte buenas cosas de la otra persona. Corté mis alas, hice el papel de madre y fui olvidándome poco a poco de mi misma. Necesitaba alguien como Silvia para que no me dijera directamente “ tienes que dejar esa relación”, ella nunca lo hizo, siempre hizo preguntas, me puso en situaciones y entonces con todo eso poco a poco empecé a ver que estaba perdida.

(más…)

Erica G.


«Querida Silvia, quiero agradecerte por el gran logro que obtuve al ayudarme a recordar todo el potencial que tengo como ser humano. Me sentía atrapada y en un lugar sin salida… En el momento que comencé a trabajar contigo fue cuando empecé a ver que había una puerta de salida y que solo necesitaba aceptar que estaba ahi, lista para abrirla en el momento que yo lo deseara. Pude conectar nuevamente a la niña interior con la mujer adulta y es una experiencia maravillosa. He podido superar uno de los retos mas difíciles, el cual es enfrentarme a mi misma, amarme, aceptarme y respetarme.

Silvia muchisimas gracias!!!!»

M. A.


«Conocí a Silvia a través de un artículo suyo que leí en una revista. Me sentí totalmente identificada con lo que explicaba y en seguida me puse en contacto con ella. Para mi, conocer a Silvia ha sido un gran descubrimiento, ha sido como un angel que me ha enseñado poco a poco a salir del pozo donde me encontraba. Estaba atrapada en una relación de pareja de la que no sabia como salir. Era una persona con muchos miedos, incapaz de creer en mi misma. I la verdad es que gracias al trabajo que he hecho con Silvia he podido crecer y saber enfrentarme a mis miedos. He podido por fin ser una persona feliz, orgullosa de tener lo que tengo. Me has enseñado a creer en mi, y has conseguido que vea que puedo con todo! Para mi ha sido una gran experiéncia y tu eres una gran grandísima profesional. Muchísimas gracias Silvia!!!»

N. S.


«Te conocí en el taller que diste en la Universidad de Girona sobre Autoestima y Dependencia Emocional, y nunca me hubiera imaginado que por asistir al taller, mi vida cambiaria tanto.

Después de escucharte, me di cuenta que algo en mi interior no funcionaba bien. Solía ser una persona débil, llena de dudas e indecisiones…una persona que acababa la carrera de Psicologia y no sabia cuál tenia que ser su siguiente paso. Nada me ilusionaba…siempre había sido una persona que hacía lo que se esperaba de ella, todo correcto, pero sin demasiada ilusión. Me sentía perdida. Todo ésto, hacia que mi autoestima se viera afectada, y que no me sintiera capaz de hacer nada. Por eso decidí empezar un proceso terapeutico contigo . Con las sesiones, me he dado cuenta de que soy una persona fuerte, con ilusiones, con unos objetivos que a pesar de estar muy olvidados, viven en mi interior. Y fue en esa sesión en la que verbalicé que necesitaba irme lejos, cuando todo cambió. TODO. Aquello marcó un punto de inflexión sin duda.

(más…)

Aina F.


«Fué durante el 2006 cuando la angústia se manifestaba en mi afectándome muchísimo. Cada dia tenia más miedo y éste cada vez me limitaba más. Empecé recorriendo varios médicos, primero naturistas, luego psicólogos y psiquiatras y aunque siempre me diagnosticaban ansiedad y me aseguraban ser una chica normal, ninguno de ellos conseguía que me sintiera mejor.

Hoy, puedo decir que todo lo que viví durante tantos años forma parte de un recuerdo que me esfuerzo en olvidar. Siempre digo que no sé exactamente qué técnicas ha utilizado Silvia, que le han permitido devolverme el control de mi propia vida, pero puedo asegurar que ya no sufro ansiedad ni tengo crisis de pánico.

Hoy tengo pareja y tengo mi trabajo y he vuelto a retomar mis estudios de música que tanto me aportan y tenia abandonados. Ahora si que puedo decir que soy feliz. ¡¡¡¡Gracias!!!!»

Sílvia M.


«Sílvia, quiero agradecerte la ayuda que he recibido de tu parte. Siguiendo tus consejos me he encontrado a mi misma y vuelvo a ser una persona feliz. Estuve durante 3 años con un hombre posesivo y celoso que me generó una fuerte dependencia emocional. Me enamoré muchísimo de él y no veía más allá. Él decia que me queria mucho pero los hechos me han ido demostrando que no era un amor sano y tu hiciste que lo viera. Pasé un calvario. Me menospreciaba, desconfiaba de mi y me hacía sentir culpable. Controlaba mi vida y me decia como queria que fuera. Por mucho que me esforzara, no hacia nada bien para él y cada vez me cerraba más en su círculo. Pensaba que cambiaria pero no me daba cuenta que era yo la que estaba cambiando. El resultado fué que me dejó la autoestima por el suelo hasta el punto que no me reconocía ni a mi misma.

(más…)

Elio P.


«Silvia, despues de ésta última sesión que hemos hecho es cuando hiciste que me sintiera más feliz y cuando realmente puedo afirmar que antes de ser una gran profesional eres una gran persona con quien es un placer poder tratar.

He quedado sin saber qué decir o hacer después que me digeras “Lo has hecho muy bien! Creo que ya hemos acabado el trabajo, y vuelve solamente si lo necesitas” Ser formal, saltar de alegria, darte un abrazo…! Cada dia al salir de tu consulta, volvia relajado por la calle. Todas las cosas giraban diferente a mi alrededor, con felicidad y sin sentir ningun peso encima. Mis ojos veían un mundo diferente. Una sensación casi narcótica a la que no quisieras renunciar nunca. Pero ésta última vez ha sido diferente, he pensado “¿Ya está? ¡Quisiera más!” Pero ahora puedo hacerlo yo solo, he crecido, mi cabeza está clara y ve la luz que puedo hacer existir en mi interior.

(más…)

Montse G.


«Me gustaría comenzar con una frase: “…estás haciendo un gran trabajo y te aseguro que muy pronto (MUY PRONTO) empezarás a saborear la recompensa… HAY ESPERANZA y te lo digo en mayúsculas, claro que la hay…”.

Esas fueron las primeras palabras que Silvia me brindó en contestación al comentario que colgué en su web contando mi caso, y esas fueron las palabras que hicieron que brotase en mí la esperanza de recuperarme de ese proceso tan doloroso en el que me encontraba, estaba todo tan oscuro, que no veía ni ninguna salida, ni mi capacidad de superarlo y volver a ser alguien. Acudí a Silvia tras descubrir su página web cuando atravesaba uno de los momentos más difíciles por los que he pasado: superar la ruptura con mi anterior pareja, un hombre que no me respetaba y que acabó con la poca autoestima que me quedaba. Pensé ser la única, pero me di cuenta que era un caso más de tantos; dependencia emocional. Silvia desde el primer momento me demostró que confiaba en mí, e inconscientemente yo también empecé a confiar en mí misma y a valorar mi valentía. A mis 36 años, soy libre, soy más yo misma, me quiero, y me respeto desde el preciso momento que no permito que nadie me lo falte.

(más…)

Carla R.


«Sílvia me dijo, a medida que avanzaba la terapia, que los cambios irían sucediendo, casi como por arte de magia. Yo había llegado a ella, buscando ayuda porque sentía que mi vida no era para nada especial. Todo lo contrario, sentía que las cosas sucedían sin que yo pudiera escoger mi camino, siempre a merced de las decisiones de los demás. Yo nunca podría crear nada por mi misma, si no que debería adaptarme a los planes del resto y aprovechar los restos, si había alguno. Un día me planteó una pregunta muy sencilla: ¿qué persona quieres ser de aquí a un año?¿qué quieres haber logrado? Trabajando con ella, fuimos diseñando la yo del futuro, la que seguramente nunca me hubiera atrevido a soñar, pero aún así, la creamos. En tan sólo dos meses y medio he conseguido todo aquello que un día imaginé, las cosas han ido llegando a mi y yo me he ido acomodando en aquella persona que quiero ser. No es magia, no. Una vez leí que un mago no es aquél que hace magia, si no, aquél que tiene la convicción suficiente para hacer de mago. Así me siento yo. Siento que al lado de Silvia he ganado en convicción y fe en mi misma, me siento en igualdad con el mundo que me rodea. Siento que puedo proponerme lo que quiera y conseguirlo, porque todo depende de mi y de mi convicción en mi misma. Vivo mi vida, batallando cada día, como cualquier otra persona pero contenta, orgullosa y sintiendo que aquello que hago es especial.» Carla R.

Anna C.


«¿Creeis en el destino? Yo nunca me lo habia preguntado, pero alguna cosa, llámalo destino, magnetismo, casualidad…hizo que aquella tarde mi amiga Irene me suplicara que la acompañara a una charla de una psicóloga que se hacia en Girona. “¿Una charla sobre dependencia emocional?No sé para qué…si yo estoy muy bien con mi novio!” Ella insistió y yo que por mis amigas lo dejo todo, fuí. Destino, casualidad…el universo quería que yo aquella tarde conociera a Silvia…¡vaya charla! Cada una de sus palabras resonaban en mi cabeza. Era como si estuviera hablando mi subconsciente..Todo aquello me sirvió para darme cuenta que las cosas no me iban tan bien como yo creía…¿a quién queria engañar? Yo ya lo sabia pero no lo aceptaba. Silvia lo describió como “dependencia emocional” i me hizo ver que no, que no podia ignorarlo.

(más…)

Laura G.


«Llamé a Silvia porque mi mente veía con nitidez que mi relación de pareja no funcionaba y a pesar de sentirme angustiada y atrapada en la situación, no era capaz de romperla. Él es una buena persona, me quiere y yo a él pero simplemente -y a veces qué difícil es aceptar las cosas que suenan tan simples- no somos compatibles, no nos entendemos y por eso no somos capaces de apoyarnos. Previamente ya me habían detectado dependencia emocional y Silvia me permitió conocer sus consecuencias y, sobre todo, cómo salir de ella. No puedo decir que esté totalmente recuperada emocionalmente, pero sí que he sido fuerte, ha primado la razón y su inigualable ayuda me ha permitido romper y empezar a reconstruir mi autoestima y mi rumbo. Me guía la intuición, y hoy por fin, me priorizo y haré realidad el sueño de mi vida: vivir en el extranjero, conocer otras culturas y otras personas. Miedo? Mucho. Pero ahora sé que es normal, y lo único que debo es aceptarlo como compañero de ruta (secundario, pero inevitable), y no permitir que me gane. Siempre siempre recordaré como una luz-guía la frase: Si no tuvieras miedo, ¿qué harías? Porque a partir de ahí, trabajando el desarrollo personal, todo es posible.» Laura G

Natalia J.


« Gracias Silvia, tu ayuda ha sido como una luz que a lo lejos, me señalaba la dirección que debia tomar para salir del lugar oscuro en el que me encontraba. Tu actitud me permitió confiar en tí desde el primer momento (a pesar de que eran sesiones a distancia). Me procuraste la confianza y los recursos necesarios para convencerme de que soy capaz de lograr aquello que me proponga. Ahora me toca a mí continuar el camino que tú me señalaste, sabiendo que mejorar siempre es posible, y que es una apasionante tarea a lo largo de toda la vida. » Natalia J

Ana C.


«Todo comenzó con un e- mail a Silvia en el que le decia más o menos así: “si me muero sé que iré al cielo porque en el infierno ya he estado”, una frase que ahora no recuerdo quien la escribió, pero que marcó un antes y un después en mi paso por la dependencia emocional. Hoy, después de un duro proceso, sólo puedo decir que si me dieran una segunda oportunidad, elegiría volver a pasar por todo esto, volveria a repetirlo por todas las cosas que he aprendido con Silvia, que sin duda volveré a poner en practica algún día. Soy consciente que si no hubiese pasado por la dependencia emocional no te hubiera conocido, y te aseguro que hoy te puedo asegurar que tendras para siempre un hueco en mi corazón. Gracias a tu trabajo (y a mi esfuerzo,) puedes decir que me salvaste la vida y siempre te estaré agradecida porque volvi a nacer un 21 de Junio cuando te conocí a través del teléfono. Cuando conocí a un ángel, Silvia Congost. Gracias, gracias y gracias!!»

Carles C.


«Yo quisiera decir que en muy pocos dias, Silvia me ayudó a cambiar la perspectiva de las cosas. Es difícil de explicar pero cada vez que salía de su consulta, lo hacía con una pequeña victoria y con muchas ganas de hacer lo que me había propuesto. Uno de mis problemas era que idealizaba a algunas personas, principalmente amigos y con esto, dejaba de creer en mis posibilidades. Antes de las sesiones, no tenia ni idea de que me pasaba ésto, pero después del trabajo con Silvia empecé a creer en mi mismo. Ahora hago cosas que antes no creía posibles. También me ha enseñado a controlar mi ira cuando alguien a quien quiero me hace daño. Posiblemente es de las cosas más difíciles de conseguir, pero ella me ha ayudado mucho…Gracias de nuevo!!»

Francesc S.


«Hola, yo soy un chico de 34 años, que tuve una relación de 2 años con una dependencia emocional muy fuerte. ¡No vivia mi vida sino la de mi pareja! Lo pasé realmente mal. Lo más difícil para mi, fué dar el paso y pedir ayuda. Empiezas a preguntarte ¿debo ir o no?, ya que nunca antes habia ido a un psicólogo. Antes me había desahogado con algun amigo, pero la raíz del problema estaba dentro de mi…Y al final me decidí y pedí cita con Silvia. Ahora veo las cosas muy diferentes, como deben verse, con autoestima y valorándome. ¡¡Silvia, todo lo que me has enseñado lo recordaré siempre!! Muchas, muchas gracias.» Francesc S

Carme R.


«Silvia, yo también queria dejar mi testimonio sobre todo lo cierto que hay en el post donde hablas de superar la dependencia en menos de 10 sesiones. Yo estuve haciendo terapia durante 10 meses pero veía que no avanzaba hasta que acudí a tu consulta. Me diste las herramientas necesarias para salir adelante. Aún recuerdo la sensación de impotencia al no poder cerrar las heridas de mi anterior relación de dependencia emocional con maltrato psicológico. Afortunadamente gracias a tí, es sólo un recuerdo. Ahora soy otra persona, feliz y con ganas de seguir creciendo. Gracias, y un beso!!! »

Irene B.


«Silvia, gracias a ti, volví a ver mi vida con claridad. Me ayudaste a abrir los ojos e hiciste que viera hasta donde podia llegar. Me enseñaste que no podia aceptar una relación en la que alguien me diera órdenes, me hablara mal, decidiera por mi, me dijera con quién podia o no podia ir, y además me discriminara por mi físico. Ésto es lo que estaba viviendo. Además, me ayudaste muchísimo a quererme, que era mi tarea más imporante. El resto, sabes bien que sin ti no lo hubiera conseguido: empecé a tomar decisiones a pesar del miedo, aprové el Bachillerato, adelgazar aquellos 16 kg…y sobretodo, he conseguido estar estudiando en la Universidad la carrera que deseé toda mi vida. Si te soy sincera, muchas veces, cuando me siento atascada con algun problema, miro el Mapa del Tesoro y pienso: ¿ Qué me diría Silvia?¡Muchas gracias por todo, de verdad!!!»

Alba G.


«…Gracias a Silvia pude hacer el cambio más importante en mi vida: un “cambio de chip” en mí para siempre. Es una de las personas más especiales que jamás he conocido. Transmite empatía y comprensión, confianza y una implicación absoluta que no tiene precio. Su terapia ha sido para mí una inversión de futuro. Mi voz interior se ha quedado ya con tus frases. Tienes un don Silvia. Lo que haces es tu talento innato, no lo dudes. ¡Muchas gracias! »

Eva I.


«…Yo agradezco el día que me dije a mí misma “tienes que pedir ayuda”, y tomamos aquel café. Me estás acompañando en un proceso esencial en mi vida. Agradezco tu profesionalidad pero, sobre todo, tu inmensa humanidad y tu cercanía, que creo que son la clave de tu éxito profesional y personal. Muchas Gracias Silvia. Eres un angelito… »

Sandra V.


«Realmente creo que no es de cobardes pedir ayuda, sino al contrario, es ser valiente! Si pides ayuda significa que has tomado la decisión de enfrentarte a tus problemas, esos que tanto te asustan, y que por fin reconoces. Y así, me armé de valor un dia y aparecí en tu consulta, Silvia. Confiando totalmente en tus palabras, tu experiencia y tu mirada me decian que habías visto muchos casos como el mío y que las conductas a menudo se repiten en las personas. Y así, en cada sesión fuí alcanzando el objetivo marcado, porque ya que hacía el esfuerzo de venir e invertir un dinero, lo más lógico era seguir las pautas que tu me ibas marcando. Ahora me siento orgullosa de haber conseguido salir de esa relación de pareja, con la que honestamente no era feliz. Ahora, los dias siguen y he elegido la opción de vivir tranquila y construir mi futuro, el que yo desee, y sé que he elegido bien. Me niego a quedarme estancada lamentando mi pasado. Gracias Silvia por iluminarme el camino adecuado!!! Un beso enorme!» Sandra V

Maria Virto


Silvia, gracias, gracias, gracias mil por tu trabajo. Llegué a tu consulta hecha polvo y hoy empiezo a saber quién soy.

Tu trabajo es extraordinario, no dejes de ayudar a la gente.

A menudo se habla de la violencia de género, de lo que tienen que hacer las mujeres en caso de maltrato y todos-as nos preguntamos por qué acaban volviendo con su agresor, se habla de un ludópata y de la dependencia al juego pero no de la dependencia emocional. Vas a un psicólogo y a otro y a otro y todos recetan pastillas y te dicen que estás deprimida y acabas creyendo que eres una inválida emocional por estos mismos médicos.

Así que desde mi propia experiencia, GRACIAS MIL SILVIA. Nos vemos pronto!!

Maria V

 

Arantxa Granada


Mi vida, y todo en lo que creia en un solo segundo se vio rota, machacada y hundida. Cuando llegue a la consulta de Silvia me encontraba totalmente perdida  y descolocada. Me sentía como si estuviera en un limbo donde por más que gritara nadie me escuchaba ...
Me sentía sola, estupida, y muy poca cosa. La persona en la que mas confiaba me habia abandonado a una semana de la boda por otra chica que conoció en su despedida. Mi vida se hundia y yo con ella.
Silvia fue la ayuda que necesitaba. En pocas sesiones mi vida cambió radicalmente. Me abrió los ojos, descubrí mi fuerza y mi valor.  Consegui poner limites y volver a sonreir.
Aun me queda mucho camino, pero hoy vuelvo a ser yo misma, ya no me averguenzo, camino con la cabeza alta y entro en los lugares sola y sin miedo.
Canto en el coche a pleno pulmon y eso es gracias a ti Silvia. Todas esas canciones te la dedico de corazón. Gracias,gracias y gracias.
Arantxa

Sara i Arlet


Hay momentos duros, muy duros en nuestras vidas. Las relaciones no son fáciles, pero cuando hay un trato horrible por parte de tu pareja, no hay más que intentar ser fuertes, por nuestra vida, por mi vida y en este caso en particular, también  por la vida y felicidad de mi hija.
Verte hundida en la miseria, sentirte la peor persona del mundo, destrozada, humillada, con la autoestima por los suelos, tomar decisiones,... No fue fácil, pero ahora, hoy, puedo decir que ha valido mucho la pena! Mucho.
Acudí a Silvia através de su libro, maravilloso, y por escucharla mi padre en un programa de radio.
Siete sesiones han sido suficientes para volver a ser yo! Sentirme fuerte, capaz, orgullosa de mi persona, recuperar mi autoestima, y confianza hacia mi misma...ingredientes esenciales para seguir hacia delante. Un cúmulo de sensaciones únicas que hacia mucho tiempo que no sentía y otras nuevas tan agradables!
Silvia me ha devuelto la vida, es lo más grande que te pueden dar!
 Poco a poco comprendí que el miedo, la sensación del miedo es absurda. Cuando te das cuenta te ríes, y dices no sirve para nada! Sólo es un obstáculo, fuera. Es necesario eliminarlo.
Querer es poder. Se puede salir, con mi esfuerzo y con tu ayuda, Silvia. "Mai és tard per tornar a començar"
Gracies, gracies de cor,
Una forta abraçada,
Sara

Patricia Torres


En primer lugar, muchas y muchas gracias Silvia. Llegué a tu consulta en un momento en el que estaba totalmente desmoralizada, perdida, desconsolada y muy insegura. Mi pareja se había ido con otra y yo me quedé SOLA, no sabía qué hacer con mi vida, todo era un problema. A raíz de tu artículo de la Vanguardia sobre la dependencia emocional, te conocí y me puse en contacto contigo a través de tu web. Me sentía identificada con todo lo que había leído en el artículo. Durante todo el tiempo que había compartido con esa persona había vivido su vida, me llenaba sólo él, no veía nada más. Cuando ya tubo suficiente se fue con otra y yo me quedé sola, él se había ido y yo había perdido mi vida hacía mucho tiempo. Cuando fui a tu consulta, cada sesión iba a mejor, trabajábamos cada semana, yo estaba dispuesta a no sufrir más.Ir a tu consulta me daba esperanzas, sabía que aquello tenia que funcionar.(más…)

David


Antes de empezar la terapia con Silvia,  yo era una persona bastante insegura y falto de confianza en mí mismo, todas las facetas de mi vida me iban mal en general, tenía problemas con las personas más cercanas a mí y por supuesto las cosas en el trabajo no me iban bien del todo, pero lo peor de todo es que no sabía que rumbo seguir en mi vida ni como enfocarla.Después de ir a varios psicólogos a lo largo de 10 años, sinceramente no esperaba milagros con la terapia de Silvia, pensaba que nada ni nadie me iba a hacer cambiar y por supuesto, nunca lograría la paz interior que tantos años llevaba buscando.Si bien, noté cambios importantes a lo largo de su breve terapia (3 meses), fue después de terminar la terapia, aproximadamente un mes después, cuando inconscientemente y casi por arte de magia empecé a ver las cosas de forma diferente, a plantear y enfocar mi vida , mis percepciones y mis relaciones personales de una forma distinta.(más…)

Iria L.


Tras intentar dejar una relación de dependencia, caí en una fuerte depresión. Me encontraba perdida, sin fuerzas, desesperanzada y lo que más me angustiaba era que no entendía lo que me pasaba y peor aún, si aquello tenía solución...me pasaba los días llorando y cada vez me sentía más triste y más culpable por estar así y ver a mi familia y amigos preocupados. Comencé a buscar información por mi cuenta, ya que aunque iba al psicólogo y lo hablaba con mi círculo más íntimo, había una parte de mi que sufría de una forma desgarradora y me sentía sola e incomprendida, hasta que encontré a Silvia. Me fie de mi intuición, de esa voz interior de la que habla Silvia y que es tan importante que escuchemos. Ella sabe siempre lo que es mejor para nosotros!!! A partir de ahí, os puedo decir que empecé a salir, gracias a ti Silvia, eres una gran profesional, sensible, dulce, inteligente y con unos valores dignos de admirar. Ahora intento ayudar a las personas que pasan por lo mismo, es muy reconfortante poder hacerlo y les recomiendo que acudan a ti, que prueben, es imposible arrepentirse.Iria L

M.C.


DEDICADO A TODOS LOS QUE VISITAIS LA PAGINA POR PRIMERA VEZ CON EL CORAZON PARTIDO O BUSCANDO UN POR QUE, COMO YO LO HICE EN SU DIA.Hola querida Silvia, Ha pasado un año desde que hablamos por ultima vez y hoy al leer este post he sentido la necesidad de agradecerte publicamente todo lo que hiciste por mi para darme cuenta de hasta que punto era una dependiente emocional. Mi caso es muy parecido al de muchos de los compañeros/as q escriben aqui, por eso no entro en detalles. Me ha conmovido el comentario de Pandora porque yo tambien toque fondo a base de recaídas, y tuve que hacerlo para darme cuenta de que era una relacion dañina. En mi caso fue el el que acabo yendose pq encontro a otra, pero yo aun seguia enganchada y el síndrome de abstinencia es muy fuerte. Hoy puedo hablar de todo esto gracias a Silvia, a ella como profesional y a su blog, que me abrieron los ojos para entender lo que me estaba pasando. Este no es un blog de desamor ni de fracasos sentimentales. Este es un blog para curar la dependencia emocional y abrir los ojos a lo que te esta pasando. Silvia me ha enseñado AUTOESTIMA, a dejar de ser una enferma emocional, una yonki buscando al proximo al que engancharse porque crees que no seras feliz si no te quiere un hombre, cuando eres tu la primera que no te quieres….(más…)

A.R


 <<Estaba hundida. Creía que no podría levantarme, qué sufrimiento, después de haberme engañado durante un año sin querer ver la realidad. Tanto esfuerzo y tanto desgaste acabaron en llanto continuo y desgana hacia todo. Este hombre me absorbió completamente de la forma más toxica que jamás hubiera podido imaginar. Y yo no lo veía, estaba completamente enganchada. Esta pesadilla duro un año, por suerte. A pesar de que  comprendí que el tiempo no era importante, a veces un año puede ser como un siglo. Yo estaba quemada. El mono de la dependencia a lo toxico fue lo que más trabajo me costaba llevar, los síntomas físicos… creí que no se iban a acabar. Me sentía sin esperanza. Me había acostumbrado a un patrón negativo y dañino.(más…)

Valerie


«Estaba mal, muy mal, llevaba años, una eternidad, una vida con una carencia de cariño y dependiente de cualquiera que se cruzara en mi camino y estuviera dispuesto a darme un poco de atención. He tocado fondo el verano pasado y mi familia me pidió que buscara la ayuda correcta, nada de psicólogos que te ven de tanto en tanto y de psiquiatras que te llenen de fármacos. Una ayuda profunda y real, algo palpable que diera un mínimo de resultados, es decir que te haga seguir adelante con la sonrisa y las ganas de vivir, que te replantee el pasado para vivir el presente con fuerza. Busqué ayuda y encontré a Silvia. Fueron muy pocas sesiones pero entendió perfectamente quien era y lo que sentía. Por primera vez no me miraban con sorpresa, como si fuera un caso perdido. Ella me entendió al instante, me dio pautas, consejos, caminos, sabiduría y reflexión lógica. Lo que nadie había sabido darme, me lo dio ella, escucha verdadera y empatía total. ELLA me entendía !!! Ella sabia cual era la clave. Ninguna palabra será suficiente para describir el cambio. Entender la dependencia, lo que es y como salir de ella. Por fin alguien me daba las herramientas para reflexionar sobre ello y rectificar, poniéndose a uno mismo por delante del sufrimiento y de los demás.

(más…)

Núria V


Quiero dar mi testimonio de que Sílvia es una granidísima terapeuta.He tenido la gran suerte de poder ir a su consulta y salir del pozo dónde me había metido.Llegué a la consulta igual que todos los testimonios que hay en este blog… Perdida, hundida, maltratada psicológicamente y al borde de la locura. Mi vida estaba totalmente descontrola la cual cosa me provocaba una ansiedad inhumana. Y lo más grave era que ni sabía lo que me pasaba, ni como salir del bucle en el que estaba.Nunca había ido a un psicólogo y no tenía demasiada confianza, no voy a engañar a nadie, pero todo mi entorno insistió en qué necesitaba alguien externo.Fui a mi primera cita con fe ciega pensando: de perdidos al río, a ver que me dice.(más…)

Valerie


«Estaba mal, muy mal, llevaba años, una eternidad, una vida con una carencia de cariño y dependiente de cualquiera que se cruzara en mi camino y estuviera dispuesto a darme un poco de atención. He tocado fondo el verano pasado y mi familia me pidió que buscara la ayuda correcta, nada de psicólogos que te ven de tanto en tanto y de psiquiatras que te llenen de fármacos. Una ayuda profunda y real, algo palpable que diera un mínimo de resultados, es decir que te haga seguir adelante con la sonrisa y las ganas de vivir, que te replantee el pasado para vivir el presente con fuerza. Busqué ayuda y encontré a Silvia. Fueron muy pocas sesiones pero entendió perfectamente quien era y lo que sentía. Por primera vez no me miraban con sorpresa, como si fuera un caso perdido. Ella me entendió al instante, me dio pautas, consejos, caminos, sabiduría y reflexión lógica. Lo que nadie había sabido darme, me lo dio ella, escucha verdadera y empatía total. ELLA me entendía !!! Ella sabia cual era la clave. Ninguna palabra será suficiente para describir el cambio. Entender la dependencia, lo que es y como salir de ella. Por fin alguien me daba las herramientas para reflexionar sobre ello y rectificar, poniéndose a uno mismo por delante del sufrimiento y de los demás.

(más…)

Bárbara


«Hay situaciones en la vida en las que uno es capaz de elegir, sin embargo, hay otras en las que las emociones que se desencadenan en nosotros disminuyen enormemente nuestra capacidad de elegir aunque, muy a nuestro pesar, estén acabando con nuestra vida. Silvia me ayudó a elegir mi bienestar, mi serenidad, mi salud y mi amor propio en una de esas encrucijadas en las que, hasta ahora, me parecía que sólo podían caer los débiles. Una curva mal tomada y todo lo que crees seguro puede peligrar. Ahora sé que le puede pasar a cualquiera.Yo soy cualquiera, aunque mi nombre es Bárbara y mi historia única, como todas, como la de cualquiera. Silvia te ayudará a encontrar tu camino de nuevo. No te importe si llevas mucho tiempo alejado de él o de si acabas de darte cuenta de que tu vida no es lo que quieres o no es lo que era. Pide ayuda. No merece la pena sufrir ni un segundo más. Ten paciencia, Silvia la tendrá contigo, no mereces menos. Para mí, la lección más importante fue distinguir entre decir te amo y amar de veras. Me tapé los oídos y observé atentamente lo que demostraban los actos de quien decía amarme. La verdad me hizo libre, aunque dolió, y me di cuenta de que son nuestros actos lo que nos definen, no las palabras que decimos. Yo tardé seis meses en decidirme a comenzar las sesiones. En tres meses conseguí dejar la relación y ahora, pasados otros tres, puedo decir que estoy fuera de peligro. La relación conmigo misma se está sanando y la curva más peligrosa de mi vida ha quedado atrás. Recupera tu vida lo antes posible, no existe nada de mayor valor » Bárbara

Paula A.


«Hace dos años comencé una relación que pensé seria para mi, mi sueño hecho realidad, por fin había encontrado esa persona a la que iba a darle todo lo que tenía dentro y ser inmensamente feliz. No fue así, desde luego se lo di todo, di tanto, que me quede sin nada, me quede hasta sin la capacidad de ver si lo que estaba pasando eran chaladuras mías o en realidad esa persona no era para nada lo q prometía ser. Tenía que hablar con mis amigas/os y contarle hechos intentando ser lo más objetiva posible para que me dijesen si eso era normal o no. Ahora desde la distancia he comprendido que nadie tiene ese poder, porque yo he de regirme por mis criterios no por los de los demás. Un día mirando en Internet sobre la dependencia emocional encontré la página de Silvia, leí el manual de dependencia emocional y me vi reflejada en cada punto. Ahí estaba mi respuesta: mi angustia era en parte causada por mi dependencia. En mis sesiones con Silvia entendí que si los demás conseguían cosas q yo no, era pq ellos se creían capaces. Antes me boicoteaba buscando excusas por las cuales no podía rendir mas en mis estudios; es por el horario de trabajo, es por el niño, por la casa, porque empiezo más cosas, porque porque…porque no me creo capaz entonces no me esfuerzo lo suficiente. No hay machacarse a si mismo, pero engañarse tampoco. Al fin y al cabo somos los dueños de nuestras vidas, no tenemos q darle explicaciones a nadie.

(más…)

Jackie R.


«Llegué a Sílvia con la autoestima bajo mínimos, a la semana de oír de boca de mi pareja: “ya no te quiero como pareja, nuestra relación ha acabado”. Se me había roto el alma y no sabía cómo empezar a recomponerla.

La historia es muy complicada y larga de contar, pero en resumen os diré que tuvieron que pasar muchas cosas para que finalmente me diera cuenta de que no me quería, a pesar de que él insistía en que sí. Seguid el consejo de Silvia, os evitará agonías como la mía: cuando veáis actitudes y reacciones que dicen NO, taparos los oídos, porque por mucho que os digan que SÍ, los hechos hablan por sí solos y esa persona NO OS QUIERE. Antes de verlo claro estuve en el purgatorio lo que para mí fue una eternidad: se convirtió en un juego de idas y venidas que me destrozaba: ahora te quiero, ahora no lo tengo claro, ahora me planteo volver con mi ex-mujer, ahora estoy convencido de que te quiero … no sabía si aquella situación tenía remedio o no. Hasta que llegó el día que, después de mucho insistirle, finalmente se sinceró y me dejó claro que ya no sentía amor de pareja por mí.

(más…)

J.F.


«Cuando te levantas día tras día sin ganas de hacer absolutamente nada, cuando tienes constantemente la sensación de ser un incomprendido, cuando no te sientes realizado como persona, cuando dejas de reír, sonreír, vivir, cuando cambia tu comportamiento, tu carácter, tu actitud, cuando todo te da igual, cuando haces las cosas por hacer sin entusiasmo o ilusión, cuando deambulas por los sitios en vez de andar, cuando tus pensamientos negativos invaden tu forma de ser, cuando te estancas sin ser consciente de ello, cuando tienes miedo a avanzar, cuando todo lo ves negro, cuando eres susceptible a cualquier comentario, cuando estas desanimada constantemente, cuando dejas de ser persona, dejas de ser tú mismo, cuando crees que estás pasando por una mala época pero,…en el fondo y sin saberlo, estas perdido……entonces, es cuando, necesitas ayuda! Y yo, esa ayuda se la pedí a Silvia!

(más…)

Gloria M.


«Después de recorrer durante años y años varios psicólogos, a dos metros de casa tenia a la persona que me ayudo a sentirme comprendida, la persona que ayudo a no sentirme perdida….Allí estaba Silvia.

Mantuve una relación de dependencia emocional durante 17 años. Aparté a mi familia, a mis amigas, hasta que me abandoné a mi misma, a mis proyectos, a mí yo….Creo que mi relación nunca fue una relación sana, ya que desde bien jovencitos todo eran problemas, discusiones, y piedras en el camino…. Yo sabia que aquello no funcionaba pero tenia la esperanza de que todo cambiaría . Que era yo quien debía cambiar para que aquella relación funcionase porque eso es lo que mi ex pareja me hacia creer….”es que tu carácter, es que no eres sociable, es que no eres cariñosa, es que no sabes querer”…. Es que…. Es que….

(más…)

Olga E.


«A menudo, durante toda nuestra vida hemos creído que no servimos para nada, que no merecemos lo que tenemos, que los demás no nos quieren y que nunca vamos a ser felices. Pero un día, aunque sea aparentemente uno de los peores, aparece algo, algún hecho o persona que nos hace reaccionar. Si sabemos aprovecharlo, éste suceso puede ser básico para reencontrarnos con lo que somos realmente, para conocernos a nosotros mismos, para valorar lo que tenemos y sobre todo para elegir el camino que queremos seguir, ya que si no lo hacemos viviremos entre la tristeza, la rabia y la amargura. ¿No creéis que vale la pena poder gozar de ésta vida, siendo la única que tenemos? Os aseguro que con Silvia aprendí que somos mucho mejores y más fuertes de lo que pensamos, solo nos falta creérnoslo, sentirlo y trabajar con nosotros mismos, por duro que sea.

(más…)

Carolina C.


« Mantuve una relación de dependencia emocional durante más de un año. Lo dejé todo por que pensaba que era amor, hasta me abandoné a mí misma, a quién era. Cada día era peor; el control, el maltrato y la distancia emocional se iban imponiendo. Sentirse sola y privada de amor al lado de la persona que es tu pareja es de lo más horroroso que se puede sentir. No sabía que tan gran dolor existiera. A pesar de que veía que aquello me estaba destruyendo me sentía atada, enganchada, no podía salir. Pedía al universo que pasara algo que me sacase de aquella situación, que alguién se diera cuenta y me viniera a buscar, que aquello terminara como fuera. Pensaba que yo sola no podía salir. Sabía que era salir o perdeme para siempre. Y lo hice, salí. La rabia me ayudó, me fuí, acepté que tenía un problema, que no lo podía resolver sola. A pesar de eso me seguía aterrando la idea de que eso fuese un peso que tenía que cargar yo sola para siempre, que nunca podría compartir. Busqué ayuda. Encontré a Sílvia y, por primera vez en más de un año, sentí que alguien me entendía. Por fin alguien comprendía por que lo que había pasado! Por fin podía decir las cosas por su nombre sin que me miraran mal, sin que me juzgaran, sin que pensasen que era una exagerada, que había perdido los estribos o que, simplemente, era tonta. El hecho de sentirme entendida me desbloqueó y me hizo conseguir la energía necesaria para mirar hacia delante con esperanza.

(más…)

M. A.


Silvia, quería darte las gracias por todos aquellos consejos que me diste, pues la verdad es que me están ayudando muchísimo a seguir para adelante y abrirme paso hacia una vida mas feliz. Yo siempre he sido una persona tímida, con una autoestima bastante baja por cosas que pasaron durante mi vida; esa baja autoestima me impedía ser feliz, cada vez que intentaba hacer algo, me venían pensamientos negativos como el miedo a fracasar o que es lo que dirían los demás de mi si eso pasara, así que nunca lo intentaba y siempre acababa huyendo sintiéndome un fracasado que no valía para nada.

Ir a hablar con Silvia fue lo mejor que he hecho, porque ella me enseñó que no vale la pena estar de bajón, triste o avergonzado sino que siempre hay que ser optimista. ¡Muchas gracias!

M. A.

Teresa Z.


«Desde aquí me gustaría animar a todas aquellas personas que necesitan ayuda y no se animan a dar el paso,yo era una de esas personas hasta que un día me hablaron de Silvia y decidí llamarla para concertar una cita,y creo que es lo mejor que he hecho en mucho años.

Personalmente,mi experiencia con ella ha sido totalmente positiva,antes era una persona con una auto estima bastante baja,muy dependiente de mi pareja,y eso a su vez me hacia aguantar situaciones que no queria pasar interiormente,mas otros problemas…en cambio,Silvia,me ha hecho ver que soy una persona totalmente capaz de todo,he recuperado la ilusión,me siento feliz,con ganas de todo,…. Sinceramente,cuando empecé con ella,no pensaba que notaría cambios, pero a medida que íbamos hablando yo misma me iba asombrando….es increíble lo gran profesional que es, como en tan pocas sesiones te hace sentir la alegría que te faltaba, la seguridad, la firmeza…Sin lugar a dudas, una y mil veces más, volvería a repetir contigo Silvia!Gracias por hacerme sentir otra persona totalmente renovada!! » Teresa Z

Irene N.


Un buen día decides pararte a escuchar esa voz interior que te dice que algo no va bien, que no estás bien en esa relación en la que te has acostumbrado a estar e intentas irte. Te parece que esa es la mejor opción pero no entiendes muy bien porque siempre acabas volviendo… y cada vez te sientes más desgastado y con menos fuerzas para intentar marchar-te de nuevo. Es más recuerdo que si me faltaba al respeto o tenía alguna actitud que atacaba contra mis valores aun me sentía más frustrada pues sabía que tenía que alejarme pero como no me veía capaz aun me sentía peor, más pequeñita más triste. Llega un momento que ya no sabes que contar a tu familia y amigos… pues en el fondo tú mismo no sabes que es lo que te aporta seguir con esa persona pero parece que es imposible estar sin ella. Así que un día decidí buscar ayuda.(más…)

Joan C.


Ante todo Silvia expresarte toda mi gratitud por haber recibido tanta ayuda de ti ........... Hace casi cinco años empece una relacion con una chica ( con pareja ) de la cual pensaba que seria la mujer de mis sueños pero con el paso del tiempo se fue convirtiendo en lo que al final ha sido mi peor pesadilla. Con la llegada de las ultimas vacaciones de verano y el mismo dia que partia hacia mi isla decidi comprar tu libro, te habia oido por la radio pero pensaba.........dependencia emocional? seguro que no tiene nada que ver conmigo. Tal y como avanzaba en su lectura me veia mas y mas reflejado yo mismo y mi situacion, relacion toxica, perdida de identidad, dignidad, amor propio, autoestima...etc..etc..., en fin dependencia emocional total que yo habia disfrazado de amor. Sesion tras sesion y con tu ayuda empeze ha abrir los ojos y tambien a salir del pozo, en fin me has enseñado a volverme a valorar y a recuperar la ilusion de vivir que deje por el camino, gracias por creer en mi Silvia.

Ana P.


Cuando Silvia salió en La Contra de La Vanguardia hablando de la dependencia emocional, un buen amigo me pasó el recorte diciéndome: "De buen rollo, ¿eh? Pero creo que a ti te pasa esto. Léelo" Al principio pensé que estaba loco... pero lo leí. Y me sentí identificada con todo, pero especialmente con la situación de "tomé conciencia de que aquello no era lo que yo quería, pero cada vez que me planteaba dejarle me inundaba el pánico”. Yo me estaba replanteando mi relación constantemente. Muchas veces tomaba la decisión interna de "tengo que dejarlo" pero no me atrevía. Muchas veces había hablado con mis amigas de esto. Un par de veces incluso lo había llegado a dejar con mi pareja, pero había vuelto...Me sentía en un callejón sin salida, sabiendo que tenía que dar el paso, pero sin atreverme. Empecé a leer la web de Silvia, el blog, fui a la presentación de su libro "Cuando amar demasiado es depender". Lo leí (mejor dicho, lo devoré en dos sentadas), lo subrayé, hice los ejercicios y reflexiones que proponía, lo trabajé…Veía mi relación reflejada en cada situación, en cada frase. Y me “autodiagnostiqué” una dependencia emocional total, un concepto que ni sabía que existía cuando leí su entrevista.(más…)

S.B.


Con tu terapia has conseguido que vuelva a tener ilusiones y que tenga las ideas mas claras a la hora de elegir pareja de cara a futuro, con cuidado, calma y con las bases mas solidas. Me has hecho reconectar con mis valores, y cualquier decision que tomo la hago en base a las siguiente preguntas: me estoy haciendo bien con esto? Me lo merezco? Como me puedo hacer feliz y cuidarme? Esta esta decision alineada con mis valores? Los honro?Mi vida ha mejorado en las ultimas semanas, y he recibido comentarios como; estas mas guapa que nunca, pareces una persona nueva, transmites una luz increible....En defintiva, Silvia, no solo has conseguido que yo empieze a ser mas feliz y me recupere a mi misma y a mi dignidad, sino que he recuperado la fuerza, energia, postividad y luminosidad que tengo, y eso repercute en que hago tambien mas feliz a la gente de mi entorno, mi familia, mis amigos y la gente con la que interactuo en el dia a dia. Y ese es el impacto de tu trabajo. Te felicito por la labor que has hecho conmigo, gracias!!

Andrea V.


“Yo te juro que hay promesas para siempre / yo prometo no cansarme de quererte / yo no sé vivir sin ti, no sé ni puedo, yo te quiero”. Este fragmento de la canción “Quiéreme” de Rosana, plasma a la perfección lo que yo creía que era el amor.Llamé un día, desesperada, cansada de que todas mis relaciones siempre fueran igual, acabando todas con un prematuro y amargo final. Durante bastante tiempo pensé que tenía algún problema, ya que suponía que hacía o decía cosas fuera de lugar que provocaban la huída de mis amantes. Llegué a creer ciegamente que una buena persona, voluntariosa y honesta como yo, no era digna de ser amada.El hecho de no quererme hacía que, por un lado me creyera todas esas ideas erróneas de lo que debe ser el amor y, por otro, que no quisiera quedarme sola, porque estar sola era ser una fracasada. Tenía tanto miedo de estar sin pareja, que cualquiera servía para cubrir el vacío que sentía.Se puede decir que mi terapia, por el momento, ha acabado. A lo largo de este proceso he aprendido mucho de mí: de quien soy, de qué quiero y de qué merezco. He logrado afrontar mis miedos, resolver los asuntos pendientes que tenia conmigo misma, cerrar etapas pasadas y expandir el conocimiento que tenía sobre mí. Y ahora que se que el centro de mi vida, soy yo, le cantaría a Rosana: “Yo te digo que no hay promesas para siempre / yo no prometo quererte eternamente / yo sé vivir sin ti, y sé que puedo, porque yo, ME QUIERO”. Andrea V

Eli F.


Hace poco más de cuatro meses empecé a sentir que a mi vida le faltaba equilibrio y estabilidad. Noté poco a poco dejaba de funcionar.

Suponía que este sentimiento había penetrado en mi por algún motivo, aunque preferí no prestarle atención. Decidí apartar las preocupaciones y seguir como si nada. Aun así, llegó un momento en que mi malestar atravesó ciertos límites: no tenía ganas de hacer nada más que llorar, sentía que mi seguridad y mi fuerza estaban por los suelos, no veía nada más que oscuridad, una soledad profunda al final de mi vida. No sabía exactamente por qué una chica de 19 años podía tener esa sensación. Finalmente decidí acudir a ti, Silvia

(más…)

C.T.


Para poner una fecha oficial, diré que el 31 de diciembre del 2012, me metí voluntaria en una relación de Dependencia Emocional, digo esto ya que me acuerdo perfectamente que estaba preperando la ropa para mi cita y mi voz interior, aquella voz que todos tenemos y a la que no deberíamos de dejar de escuchar nunca, me dijo... no lo hagas, no vayas, a ti estas cosas no te van bien, tu te implicas en las relaciones, no sirves para éste papel ... evidentemente la obvié, me vestí y me fuí hacia mi destino... por esto digo que fuí voluntaria.

Me metí en una relación con una persona casada, en ese entonces yo tenía pareja, pero a los pocos meses la dejé, para mi era imposible poder llevar las dos cosas. Des del minuto uno, supe que a mi no me convenía, que yo no podría soportar esta situación, la de ser la amante de alguién, pero entró en mi vida como un tsunami y me dejé llevar, al punto de desaparecer casi por completo, no concentrarme en el trabajo, casi no comía, abandonar a mi familía, abandonar mis aficiones, no querer relacionar-me, mi zona de confort se había reducido al salón de mi casa. Y todo esto lo dice una persona inteligente, con formación, independiente, resolutiva...y un largo etc de cualidades... ( para que véais que nadie está a salvo de esto)
(más…)

Nerea F


Silvia, tan solo quiero darte una vez más las gracias por todo. Gracias por confiar en mi. Gracias por tu dedicación y entrega en lo que haces. Gracias por haber encontrado la manera de vencer la Dependencia Emocional, por compartirlo y por ayudarnos a tantas otras personas a superarla. En definitiva, gracias por ser tan bonita por dentro y por fuera. Jamás olvidaré como con la ayuda de tu terapia ha cambiado mi vida y se que cada día ayudas a cambiar la realidad de muchos otros, acompañándoles y guiándolos en su proceso. Considero que eres una GRAN PROFESIONAL, podría decir que la mejor que he conocido i deseo de corazón que sigas teniendo muchos éxitos y haciendo realidad todos tus sueños como hasta ahora. ¡Lo mereces!!! Te estaré eternamente agradecida.

Cristina F.


Mi situación de enganche emocional no fue de relación de pareja, sino de amistad, sé que sonará difícil de entender, pero así fue. Tenía una amiga junto con la que surgió la oportunidad de ir a trabajar a una ciudad distinta a la nuestra, y cómo está la situación económica la aprovechamos, además de ir a trabajar a la misma empresa, conocer un sitio diferente lo vi como una aventura y un reto. Nuestra amistad se fue estrechando y así se convirtió en mi mejor amiga, teníamos una confianza muy especial, y yo creo que durante un tiempo era recíproco, hubiera hecho por esta persona lo que hiciera falta.(más…)

E.S.


Todo el día malhumorada, todo el día llorando, todo el día perdida en mi misma sin saber que hacer… Una mezcla explosiva de sensaciones y pensamientos negativos me abordaban continuamente, día y noche… Hasta que un día inesperadamente decidí actuar al respecto.Tengo que reconocer que nunca había recurrido a ningún tipo de profesional en busca de ayuda ya que la idea de desnudarme emocionalmente, me creaba una sensación de inquietud por lo que podría pensar la persona que estuviera en frente. Y ahora es cuando me pregunto; pero en que estaría yo pensando por el amor de dios!!Cuando decidí actuar y realmente ponerme en marcha para mejorar y hacer un trabajo de crecimiento personal es cuando de repente me topé con Silvia.La verdad es que solo puedo decir maravillas de esta gran profesional; ya sea des del trato recibido (siempre con su cálida sonrisa, con su voz tranquila, pausada, con su mirada llena de confianza, cuando sabes y te demuestra que nunca ha dudado ni un solo segundo de tu potencial y de tus fuerzas para tirar adelante), de las palabras mágicas transmitidas (donde cada una de ellas te hacían pensar, reflexionar y posteriormente actuar al respecto), de las técnicas/actividades aprendidas para aplicar al largo de mi vida, en fin, de todo.Y digo que solo puedo decir maravillas de esta gran profesional porque los cuatro meses trabajando con ella han sido cruciales en mi vida. Y digo cruciales porque creerme, te cambian absolutamente.(más…)

Carla V


Todo empezó hace cinco años. Él decidió emprender un proyecto empresarial propio y la dedicación era absoluta, horas y más horas. Yo esperaba a que acabase de trabajar para hacer cosas juntos, pero los días eran muy largos y yo tenía demasiado tiempo para pensar…¿Esta vida es la que YO quería? No y no!Toqué fondo, me sentía sola y yo sólo veía que todo giraba alrededor de su nuevo proyecto, las conversaciones conmigo, conversaciones con la familia, amistades…Su proyecto había pasado por delante de todo. Me daba miedo decirle que yo no quería aquella vida, ya que cuando había intentado decirle algún día, él me contestaba que tuviera paciencia, que lo hacía por la familia y que por favor cubriera las tareas domésticas, niños y evidentemente…mi trabajo (totalmente necesario para obtener ingresos familiares), pero yo continuaba pensando que no quería aquello…yo no podía con todo. Y así pasaban los días, meses, años…hasta que un día encontré a Silvia por internet. Empecé a leerla y aunque no estaba en una relación tóxica, si que sabía que tenía que poner límites porque aquella vida yo no la quería, pero tenía miedo a lo que pudiera pasar.(más…)

Carlos B


Silvia me hizo ver que mi relación no era sana, yo aguantaba cosas que me hacían sufrir y no iban con mis valores. Cada sesión con ella era una lección. Tras la ruptura, estoy empezando a crecer muchísimo con sus consejos y ejercicios de autoestima, me ayudó a conocerme, valorarme, y tener las cosas más claras, ahora me encuentro muy ilusionado con mi vida. Soy más valiente, me lanzo contra mis miedos, y cuando quedo con chicas nuevas ya no me aferro a la primera que me corresponde sino que dejo que fluya, y observo sus valores y si encaja conmigo o no en lugar de idealizarla como hacía antes. Gracias Silvia

Gaby M


Quiero explicar mi historia, por si alguien lo esta pasando muy mal después de haber finalizado una relación y en consecuencia, ve imposible recuperarse o se siente incapacitada/o de volver a ser feliz. Así es como estaba yo cuando fui a ver a Silvia. Quiero dar énfasis en la importancia de decidir que necesitaba ayuda y también en la gran suerte que tuve de caer en sus manos. Tengo muy claro que sin ella no lo habría logrado. Os explico brevemente mi historia.......Mi marido (ahora ex) me dejó después de 14 años juntos y dos hijos en común, un niño de 4 años y otro de 1 año. Sus razones eran muchas y todas culpa mía, según el. (más…)

C.


Hoy hace tan sólo cinco meses que corté el cordón umbilical de la terrible dependencia emocional. Estoy llena de sueños, dominada por una singular corriente que me hace avistar nuevos horizontes. Soy como aquella joven y bella amazona que a los 24 años aprisionó vigorosa al corcel equivocado; mimetizada con el despropósito, convirtiéndome en un alma errante, desprovista de dignidad durante largos años. La diferencia es que decidí bajarme de su lomo y dejar de galopar en la inexistente dicha que me otorgaba tan pernicioso semental.

Hoy tengo 50 años y un hijo de 15 en plena adolescencia del que van emergiendo atisbos de un hombre admirable. No tengo trabajo, pero tengo tantas capacidades para salir adelante que no tengo miedo. Por si fuera poco, debo irme de España y emprender el camino en otro país, pero tengo tantas ilusiones y confianza que estoy emocionada. Hace casi dos años que me separé físicamente de mi marido tras 25 años atada a una relación tóxica, pero es tan grande mi paz y mi tranquilidad que a veces puedo tocar la felicidad. Estoy orgullosa de mi porque tengo muchas virtudes. Soy noble, talentosa, valiente, fuerte, inteligente, optimista, amorosa, compasiva, resolutiva, divertida, generosa, realista, audaz, responsable, sincera, y más. Hoy sé que sólo merezco cosas buenas.
Dar el gran paso para desligarme y salir del círculo nocivo, cíclico, apocalíptico y desgastante hasta la muerte, - como lo es la dependencia emocional - fue difícil, pero Silvia fue mi maestra, mi dulce Atenea. Se volvió el aura de mi discernimiento, mi avezada guía. Despejó siempre serena y balsámica mis dudas, pero fue implacable ante la realidad que me sucumbía. Mi dorada Atenea me prodigó de una determinación y firmeza excepcional, y me invitó a actuar con habilidad. Fui su fiel aprendiz. Le debo a ella el encontrarme en esta nueva etapa de mi vida.
A ti hermosa Silvia, mi dulce panacea, mi precisa y conocedora mentora; te llevo siempre en el pensamiento porque tus enseñanzas, sin tu saberlo, forman ya parte de mi conciencia.
Lo que sigue a continuación es mi historia. A grandes rasgos un ejemplo más de dependencia emocional, como tantas otras. El teatro de mi propia vida. La quiero compartir con vosotros para demostrar que podemos cortar con la dependencia emocional, recuperarnos y resurgir perennes ante la vida.
(más…)

j.c


Soy una mujer de 37 años, esta es mi historia de dependencia, nací en Perú, con una madre que no sabía expresar sus sentimientos…carencia emocional, nunca hubo un te quiero ningún cariño; mi padre 15 años mayor q ella quien proporciono toda la alegría e ilusión a mi niñez…mi madre no estaba enamorada de él, se casó x comodidad, ella siempre nos culpaba de seguir con mi padre por nosotras ,eso me genero una sensación de culpabilidad y baja autoestima; solo papa Superman podía salvarme, aliviarme y llenarme de amor, lo adore ,lo adoro y es el gran amor de mi vida (mi padre)…sus discusiones me daban miedo ,dolor y angustia ( generadas x mi madre, por su infelicidad)Mi primer amor fue con 14 años ,él era un niño de 16 ,guapo ,estudiante de medicina y tan seguro de sí mismo, pero un maltratador físico y psicológico, me aparto de amigos ,me controlaba lo q hacía ,decía, vestía y con quien hablaba, me empezó a tirar del brazo hasta llegar a patearme …me decía q no valía nada …que me mataría si lo dejaba…hasta q me quede embarazada y reaccione.. como podía tener un bebe de un maltratador…aborte...fue la mejor decisión…después de esto y casi 4 años de relación me arme de valor y termine con el…él me quería matar y yo le conté toda la verdad a papa…mi padre no lo podía creer… fingíamos ser la pareja perfecta …mi madre no me apoyo dijo q había perdido la virginidad y q nadie me querría…pero no me importo …solo el apoyo de papa…prefería morir q seguir con esa relación..a partir de allí tuve mucho temor a las relaciones sexuales …a quedarme embarazada…mi cabeza se grabó “ hijo = frustración” y me grabe dentro q los niños no me gustan…todo mentira(más…)

Sol C.


Nunca tuve la oportunidad de conocer a Silvia personalmente, pero este método ha sido muy efectivo conmigo y entiendo que el trabajo que hace en su centro es genial. Les agradezco todas sus atenciones y su ayuda. Soy un testimonio más para su centro, una persona que cuando alguien necesite este tipo de ayuda no voy a dudar en recomendarlos. Su trabajo es digno de personas que están llenas de amor y que saben ayudar a los demás. Es una lástima que República Dominicana no contemos con centros de este tipo o psicólogos que trabajen con estas herramientas.Yo por mi parte me siento muy segura y feliz, algo que nunca había experimentado y se siente bien.Gracias por todo, y que Dios los bendiga mucho.

R.M.


Mis sesiones con silvia han sido pocas 5, pero con mucha fuerza y conciencia. Aunq yo ya iba con el 70/80% terapia hecha.. Ya q son muchos años dependencia. 15 años. De los cuales 4 ultimos entendí a través de libros, y todos tb los 3 de ella. q estaba metida en ella. Y aun y asi recaí muchas veces... Idealizando, dejandome vencer x dependencia y los encuentros con mi ex. Mi hombre droga. El sigue teniendo una dependencia activa conmigo. Xq no se trata. Lo cual para mi es mas dificil. Pero soy consciente de todo. Gracias a Silvia se q esta dependencia estará activa q durante mucho tiempo.. No debo bajar guardia. Es una relacion dependencia x las 2 partes. Pero cada vez q flaque.. Tengo ejercicios q hicimos dnd me doy con la realidad... No compartimos valores q nos hagan crecer y fluir. Volver seria una decadencia absoluta. Me siento libre, tranquila, y cada vez me quiero y respeto más. Eso es otra cosa q ella me ayudado mucho.. Con mi autoestima. La base de todo. Aceptar y comprender mi infancia y dejarle a mi hija mi mejor legado... Sanarme cm mujer. Y q crezca en un hogar sano. Ahora cuand inicio una relación... Analizo mucho mas todo, y me fijo si es lo q yo busco y necesito x mis valores y principios. Y si tiene todos los pilares de una relación. Confianza y respeto, el deseo, y la lealtad de no hacer nada q haga daño a la otra persona o q me lo hagan. Y sino...dejo ir esa relacion. Es un camino dificil q requiere sacrificio, mucha fuerza y conciencia. Pero vale mucho la pena. Y cualquiera que razone puede hacer. Gracias Silvia. No te olvidaré nunca. Es mas..siempre te voy a seguir. ;)

Sonia V


Silvia, quiero decirte que gracias a tus sesiones, mi vida ha mejorado notablemente y estoy consiguiendo tener la vida que siempre he querido!! En su momento me ayudaste a dejar una relación que era tóxica para mi, me ayudaste a ser más consciente de mi misma, a conocerme más y principalmente, me hiciste creer en mi y en que yo podía conseguir todos mis sueños.
Después de todo esto, me compré tu libro Autoestima Automática por el que quiero felicitarte y decirte que me sumerjo en él día a día para que se convierta en una firme teoría en mi vida.
Muchas gracias de corazón.

Pilar P


Me acuerdo del primer día que entré en tu consulta. Era mi cumpleaños y gracias a ti, de manera muy rápida tomé conciencia de que estaba viviendo una relación de dependencia emocional. Recuerdo ese día como si fuera hoy, yo no podía parar de llorar y dudaba de que pudiera realmente salir de aquella relación. Yo había perdido el contacto con mis ilusiones, ya no tenía ninguna meta, ningún objetivo más allá de él...
Hoy, un año después he logrado dejar esa relación tan tóxica y estoy empezando mi nueva vida. No solamente he dejado la relación sino que además estoy creando mi propio negocio y me siento más feliz que nunca. Tan solo tengo palabras de agradecimiento hacia Silvia. Si no fuera por ella, nunca hubiera salido de ese pozo....

Llámanos y explicanos tu situación

Juntos encontraremos la manera de ayudarte y conseguir los resultados que buscas.

647 430 862 - hola@silviacongost.com