¿Apego o Amor ? – Dependencia Emocional
7 marzo, 2011
Atreverse a decir NO
14 marzo, 2011
Show all

¿Pastillas para la Autoestima?

Es muy triste, pero cada vez nos parece más normal que las personas solucionen sus problemas anímicos, a base de pastillas. Los ansiolíticos se han convertido en uno de los fármacos más vendidos en las farmacias, y la mayoria de los consumidores, no tienen ni idea de la dependencia que éstos generan, ni de que así no estan solucionando su problema.


Debido a la masificación de las consultas psiquiátricas y psicológicas de la seguridad social, no se dispone del tiempo suficiente para atender de manera adecuada a cada persona, y evidentemente, es más fácil hacer una receta e ir a por el siguiente. La persona se va a su casa con las pastillas y se cree que así va a solucionar su problema (cuando solo desaparece el síntoma, temporalmente)

Se cataloga a las personas como “enfermos” y por eso se les da medicación: para llenar el vacío o disfrazar las emociones negativas y que así no molesten.

Para que me comprendas mejor, imagina que tienes un dolor muy fuerte en una muela y te tomas un analgésico. De momento se te pasa, pero si te dolía tanto, seguramente es porque el nervio está dañado o porque hay algun otro motivo. Cuando se vaya el efecto de la pastilla, el dolor volverá y quizás será más agudo. Debes ir al dentista y que vea porqué te pasa ésto, qué lo está causando y te lo cure, para que tu diente vuelva a estar sano y fuerte. No se solucionará tu problema solo porque te vayas tomando pastillas ¿no?

Pues bien, si una persona se siente mal, está muy triste o deprimida, si tiene mucha ansiedad, si no sabe qué elegir, si le está costando superar el duelo de una pérdida, de una ruptura o de lo que sea…Si a esa persona le damos un ansiolítico, o un antidepresivo, vamos a poner un parche a sus síntomas, es como si les tapáramos la boca a las emociones. ¡No! Si estás sintiendo todo esto, es porque algo pasa en ti! Es porque hay algo que no has resuelto correctamente, algo te preocupa, algo te impide fluir en tu vida, avanzar, ser feliz. Son casos habituales en los que se sufre mucho, pero que con unas pocas sesiones de psicoterapia se hacen cambios muy grandes, rotundos, se fortalece el problema des de la raíz, la persona aprende de su experiencia, comprende sus síntomas y decide con autoestima hacia donde quiere seguir.

Yo siempre insisto en que a todas las personas les beneficiaria mucho hacer un proceso de Crecimiento Personal, pero si estamos en una etapa en la que no nos sentimos bien, mucho más. Debemos hacerlo por nosotros, porque nos lo merecemos, porque somos LO MÁS IMPORTANTE QUE TENEMOS, debemos comprender qué es lo que hay, qué es lo que nos está afectando, lo que nos está generando malestar en nuestro interior, en nuestro corazón o en nuestra mente.

Nuestras emociones son las que nos indican lo que hay dentro de nosotros. Si son positivas, es que todo está bien. Pero si son negativas, ellas són la voz que nos indica que debemos hacer algo, que debemos cambiar algo, ya sean nuestros pensamientos o nuestras conductas. Y está claro que si no las escuchamos, o si les tapamos la boca, no nos vamos a dar cuenta de lo que hay, y el problema se irá haciendo grande hasta que quizás ya no lo podamos controlar. Habremos perdido mucho tiempo de nuestra vida sin vivirla realmente.

11 Comments

  1. Eva dice:

    Pastillas, pastillas para el dolor, pastillas para ésto, pastillas para lo otro…cuando “curan ” una cosa, te dañan otras, yo creo que para tratar un problema emocional, no sirven.
    Sirven para tratar un problema de tipo psiquiatrico.
    Eso no quiere decir que en ocasiones excepcionales sean necesarias , pero en ningún caso como algo habitual ni como una solución definitiva. La solución definitiva a nuestros miedos, angustias, falta de autoestima no te la da el PROZAC NI EL ORFIDAL (por citar alguna). Te la da volver a confiar en ti mismo , quererte mucho, y dejar las culpas y los miedos atras.
    Al menos es en lo que yo confío.
    En ello estamos 😉

  2. Exacto Eva, cuando me encuentro con gente que me dicen “hace tres años que tomo ansioliticos, o que tomo antidepresivos…” y no estan haciendo terapia, me desespero!! Como creen que van a ponerse mejor así?? No se dan cuenta que su futuro va a ser seguir tomando aquello porque “creen” que así estan mejor, y van a generar una dependencia a ellos porque si tienen que dejarlo pensaran “si lo dejo, volveré a estar mal”. Esto ataca nuestra autoestima y la destruye, porque se corta la confianza en uno mismo para superar CUALQUIER situación negativa…. Un beso enorme!!!

  3. Anonymous dice:

    Tan acertada como siempre Silvia. Excelente post. Felicitaciones

  4. cristina dice:

    creo que hay momentos en la vida en que una se encuentra tan rematadamente mal que no es capaz de luchar contra sus pensamientos negativos ni sus emociones trágicas. la medicacion ayuda a poder avanzar un paso, a aplacar la terrible angustia que nos embarga y a ver las cosas con mas serenidad. desde ahi se puede hacer un trabajo personal o terapeutico, analizar el porque estamos asi y como luchar contra esa inercia que nos lleva a hundirnos en un pozo negro. tambien nos ayuda a tomar decisiones y a actuar. la medicacion es un apoyo, no debe nunca ser nuestro sustento para vivir. somos nosotros mismos los que tenemos que afrontar los problemas, cambiar nuestros pensamientos, pero como he dicho antes, a veces necesitamos el pequeño empujoncillo de la medicina para poder tener fuerzas para luchar.

  5. Estoy totalmente de acuerdo Cristina! Lo que pasa es que demasiadas veces, las personas se quedan con la medicación y no hacen nada más para ponerse bien y ahí está el error. Como bien dices, si no buscamos, analizamos y comprendemos qué es lo que nos pasa, lo que nos provoca esos síntomas, no solucionaremos el problema con la medicación. un besito y muchas gracias!!
    silvia

  6. Anonymous dice:

    Yo era casi una adolescente cuando caí en una profunda depresión.Me di cuenta que esa persona no era yo y entonces decidí pedir ayuda.Me recomendaron un psicólogo y este me remitió a un psiquiatra.Muy a mi pesar me recomendó tomar medicación y entonces mi depresión mejoro.Al cabo de unos años intente dejarla y entonces tuve una recaida.Eso hizo que aceptara el echo de necesitar medicación de por vida.Llevo 22 años medicándome y ahora, despues de tantos años, grácias a Silvia veo la posibilidad de ser capaz de vivir sin ella.Algo que jamás hubiera imaginado.
    Espero algún dia, no muy lejano, poder contaros que por fin me liberé de esta esclavitud.
    Gracias Silvia por ser mi esperanza!!!!

  7. Muchísimas gracias a ti.. por ser tan valiente, por confiar en mi trabajo y en tu increíble potencial
    y por atreverte a empezar un trabajo para estar mejor.

    Eres maravillosa, no lo olvides nunca.

    Y todo lo que necesites, está en ti!

    Muchos besooooos!
    Silvia

  8. Carlos dice:

    Ya sé que mi comentario “llega tarde” … pero bueno, ahi va mi experiencia por si a alguien le puede ayudar.

    Tras un mes y pico o dos de terapia seguía teniendo contínuas recaidas, pensando en ella, en si volvería, engañándome, intentando subir mi autoestima pero no por mi, sino por ella, para atraerla más, etc…
    En momentos de ansiedad límite llegué a luchar de maneras absurdas tales como buscar “brujos y hechizos” para recuperarla, etc…
    Hasta que un dia por mi cuenta y riesgo en plena crisis tras 3 dias sin comer ni dormir me tomé medio Diazepam… (conste que no invito a nadie a medicarse sin prescripción médica!!!)
    Dios!
    se me abrió el cielo! de repente vi! pude pensar con la objetividad que todo el mundo me hablaba y que yo entendía, pero que no SENTÍA en absoluto. Pude ver las cosas malas que me había hecho (no solo las buenas). Me sentí cansado de luchar, me sentí por fin bien viendo simplemente la tele a solas… (cosa que unas horas antes me era imposible)

    Cuando se lo conté a mi terapeuta me dijo que “cómo no se lo había dicho antes” que el apoyo farmacológico es bueno para gente como yo, que somatiza su estrés de una forma muy exagerada a través de insomnio, nervios y taquicardias…
    Yo pensaba que tomar ansiolíticos era como “hacer trampa”.
    Nada más lejos de la realidad.
    Estoy tomando Bentazepam con receta médica, algo muy suave… muchos dias ni siquiera soy consciente de que lo estoy tomando, me lo tomo con la pastilla de la alergia y ya.
    Llevo un mes y me dan un mes y medio o dos más de tratamiento estimado.
    Y sabéis qué? que ahora apenas recaigo, que me siento bien, que rio, que tengo más ilusión, que vuelvo a ser más como la persona que era yo antes de pasar por todo esto…
    Mi cuerpo y mi nerviosismo jugaban en mi contra!
    Desde entonces la terapia la aprovecho mejor, lo que leo y los ejercicios que hago son más productivos… enfin…
    Y no me siento en absoluto presa de una sensación de sedación ni nada por el estilo… solo aplaca los nervios de estómago, intestinos y taquicardias y al ocurrir esto puedo frenar los pensamientos irracionales de manera mucho más fácil…

    Enfin…
    Esta es mi historia, la de una persona un poco (ó bastante) nerviosa que ahora lo que le pide a la vida es tranquilidad…

    Seguiré con la terapia, seguiré con mi autoestima, seguiré leyendo libros sobre el tema para crecer dia a dia… y seguiré con mi vida!
    QUE YA ME TOCABA

    Es raro, pero creo que aún la quiero (o quiero a la persona que era hace un tiempo pero que ya no está y que es como si hubiera muerto) …
    PERO NO LA NECESITO para ser feliz, ni a ella ni a nadie!!!

  9. eladio dice:

    no entiendo que me pasa pero ya no soy como antes, antes solía tener mucho humor cosa que ahora lo he perdido, siempre estoy deprimido.
    muchas veces me siento solo y que puedo hacer para ser como antes?

  10. djtarko dice:

    Hola, siento una gran duda , tengo una relacion de 7 años tenenmos una hija de 6 que es preciosa y un amor, no quisiera que pase por lo mismo que pase, yo de niño mis padres no se querian no tenian muestras de cariño el uno con el otro, no recuerdo nada de eso, y ahora voy por la calle y si veo alguna chica o me encuentro con alguna amiga de siempre y que me gusta cuando estoy ahi c on ella , pero luego pienso que nunca estaria conmigo, y asi con otra chica mas que tambien es un amor, y todo eso llega a la relacion con la mama de mi hija, no se si debo casarme o no, es como que por momentos la extraño quiero estar con ella, abrazarla, tan solo sentirme bien, pero luego eso va acabando, me pongo ansioso, como que quiero estar solo y sin nadie, sentirme que no tengo ninguna responsabilidad que solamente quiero estar yo en el mundo suena egoista quizas, pero que puedo hacer, mi vida la veo como drama, diariamente, pero lo principal es que la alegria, la dulzura, la ternura que mi pequeña tiene es unica, y no quiero que la pierda por que a veces su mama me estresa o me hace sentir que no deberia estar con ella. que creen? espero que logren entender lo que escribi, bueno espero leer algo pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

libro-newsletter

Consigue gratis el ebook “Quien te quiere no te hará llorar” Suscribiéndote a mi newsletter:

X