Amarse a uno mismo – Autoestima
26 mayo, 2012
Libérate de tu pasado
4 junio, 2012
Show all

Lidia vino a la consulta porque leyendo un artículo sobre dependencia emocional, se sintió absolutamente identificada con lo que le pasó con su anterior relación de pareja. Sufrió también maltrato psicológico hasta que logró salir de allí. Su marido la trataba mal, la humillaba, le hacia sentir que no valía para nada y logró que se creyera incapaz de conseguir nada por si misma.

Ahora Lídia estaba en una nueva relación en la que explicaba que estaba de maravilla. Era un hombre cariñoso, sensible, que la amaba y la hacia sentir muy bien, aunque a veces le generaba celos y cierta ansiedad. 
Su pareja, Alfredo, era un hombre muy sociable y extrovertido, que tenía una relación especial con sus amigas y ex parejas. Periódicamente, le gustaba ir a cenar y al cine con alguna amiga suya o con alguna antigua novia con quien mantenía una buena relación. Y ésto, Lidia no lo llevaba nada bien.

Ella se ponía terriblemente ansiosa cada vez que ésto sucedía. No podía evitar sentir una mezcla de rabia, ira y celos, aunque en verdad lo que le pasaba era tan simple como que eso que él hacía, no le parecía bien.

Él pasaba largos ratos intentando explicarle las mil y una razones por las que ella debía comprender que no hacía nada malo, que era algo normal, que solo hablaban y se reían un rato con sus cosas…y lo cierto es que cuando él le explicaba, ella lo comprendía, le parecía que incluso tenía sentido y que debía hacer un trabajo personal para que eso no le afectara de aquella manera.

Y es justamente en éste punto, donde empiezan muchos problemas en las relaciones de pareja. A Lídia no le parecía bien lo que Alfredo hacía. No le gustaba que su pareja hiciera eso, que se comportara de aquel modo. Y por muchas veces que se repitiera a si misma que lo comprendía, no lo aceptaba. Y por muchas veces que se repitiera que conseguiria aceptarlo, que tenía que aceptarlo, eso no iba a pasar. Y no iba a pasar porque eso no encajaba con su manera de concebir la relación, no encajaba con sus valores.

Cuando la manera de actuar de nuestra pareja no encaja con nuestros valores más importantes, es absurdo que nos convenzamos y nos obliguemos a aceptarlo, a que nos parezca bien su proceder porque no lo vamos a conseguir.

-Si nos decimos a nosotros mismos que ya lo aceptamos, estaremos renunciando a quienes somos, a lo que somos, a aquello con lo que nos identificamos.

-Si entramos en una lucha despiadada por conseguir aceptarlo, nos vamos a desgastar hasta tal punto que perderemos toda la energía en el intento y lo más probable es que acabemos con algun síntoma físico producto de la ansiedad que estaremos obligándonos a soportar.

-Si  vivimos con la esperanza de que él se de cuenta de que eso no está bien (eso creemos nosotros), y ya llevamos años de relación, es absurdo seguir creyendo en imposibles. Si eso fuera posible ya habría pasado, dadas las reiteradas discusiones por el mismo tema. Si no ha hecho nada al respecto hasta el momento, es porque no ve por qué. Es porque no entiende lo que sus actos generan en nosotros, y al no ser capaz de ponerse en nuestra piel, no puede proponerse modificarlos ni un poquito. O no quiere, lo cual me parecería perfecto, ya que él es como es y tiene que encontrar una persona que lo acepte y esté cómoda con su forma de ser.

Me gustaría sobretodo remarcar ésta última idea. No se trata de juzgar u opinar sobre si está bien o mal la manera de proceder de Alfredo, sino de ver si Lidia acepta que su pareja actúe así, si le gusta tener una pareja que actúe de esa manera. Probablemente sienta incluso odio cuando eso pasa.  Y en éste caso, la relación no tiene muy buen pronóstico.

Como siempre digo, estoy totalmente en contra de los que opinan que una relación de pareja es una lucha, de que quien te quiere te hará sufrir, etc. Una relación debe ser fácil, llevadera, hay que fluir. Si no fluyes en ella, ¿qué sentido tiene seguir allí?

9 Comments

  1. Rafa dice:

    Sí, los celos no ayudan nada en la relación de pareja. Lo que ayuda de verdad es una relación basada en la libertad.

  2. Jasmin dice:

    Leo hace unos meses ya tu blog cuando vi que me sentía identificada con todo lo que cuentas. Esta entrada en concreto me parece un ejemplo estupendo para que recordemos que lo realmente importante es disfrutar en una relación, no sentirte obligado a aceptar cosas que no encajan en lo que para ti significa una pareja, porque muchas veces por dependencia y por aceptación del otro sacamos a relucir un poder de transformación mental increíble en el sentido negativo. Al fin y al cabo, ¿quienes somos para opinar que nosotros mismos no merecemos la consideración que tanto le estamos otorgando a la otra parte? Gracias por esos subidones de reafirmación personal que nos brindas, Silvia! Un beso!

  3. Jasmin gracias a ti!!! Estoy totalmente de acuerdo, la relación debe ser un espacio en el que disfrutar, donde cosechar nuevas ilusiones y propósitos que llenen a los dos, siempre mirando hacia una misma dirección.
    Un beso grande!
    Silvia

  4. Eva dice:

    Muy buen tema Silvia.
    Cierto que “comprender” se puede, cuesta a veces , pero se pueden llegar a comprender ciertos comportamientos , ciertas maneras de actuar. Pero “aceptar” , aceptar quiere decir que me gustan esos comportamientos, que estoy de acuerdo con ellos. Y ahí es donde nos engañamos muchas veces, porque NO es cierto que lo aceptemos, convivimos con ellos hasta que el desgaste hace mella en uno mismo. ¿por qué? a veces por miedo a que la otra parte nos deje, a veces por rutina, a veces por no estar solos …. siempre por baja autoestima.
    No se trata de que la otra persona cambie, ni se trata de renunciar sin que entienda como te sientes. No. Se trata de que sepa que si no aceptas, aunque comprendas ese comportamiento, y sigue en sus trece con su actitud y no te evita el sufrimiento, entonces es mejor no darse cabezazos contra la pared y abandonar una relación que ya está trayendo discusiones, celos, desconfianza… Yo tampoco estoy de acuerdo en que para amar se tenga que sufrir, ya NO.

  5. Anonymous dice:

    Estimada Eva, has dicho algo que siempre se dice en la dependencia emocional pero no has dicho algo que nunca se dice en este tema.

    SI has dicho: “siempre por baja autoestima”.
    Sin saber yo nada de psicologia, supongo que aguantamos desprecios y humillaciones por baja autoestima, cobardia, por miedo a un enfrentamiento que nuna debil autoestima no aguantaria, etc.

    Pero NO has dicho y nunca se dice algo muy evidente: “SOLEDAD”.
    Porque a parte de la autoestima somos seres emocionales que necesitamos el cariño de otras personas para vivir. No solo dependemos de la autoestima, que es fundamental en la vida.
    Necesitamos gente para compartir experiencias, miedos, anhelos, desahogarnos, etc.
    Me gustaria saber cuantas parejas estaran juntas sin quererse por no estar solos,pq los amigos ya hacen su vida con sus respectivas parejas.
    Y no solo a parejas se limita la dependencia emocional por mucho que se centre el tema en la pareja, cuantos vejaciones se toleraran a los supuestos amigos por no estar solo.

    Yo no tengo pareja, pero tengo bien claro que quiero una persona especial para mi pero tambien yo serlo para ella. Yo no quiero ser el salvavidas de nadie, por el triste hecho de no estar solo.
    Hay miles de cosas que se pueden hacer en esta vida sin tener que depender de nadie con quien no se esta a gusto por parte de ambos.

  6. Eva dice:

    Querid@ anónimo , sí que he hablado de la soledad en mi comentario.
    ” a veces por miedo a que la otra parte nos deje, a veces por rutina, a veces por no estar solos …. ”

    Ni en una pareja ni en un amig@ se deben aceptar conductas vejatorias por no estar solos. Por que hay un refrán que es muy sabio que reza : “Mejor solo que mal acompañado” y es verdad. Si la compañía no es grata, mejor estar sol@.
    En todo caso si eres una persona sociable seguro que podrás encontrar gente afín con la que poder llevar a cabo actividades que os gusten a ambos.
    Lo importante siempre es estar agusto con los amigos y con la pareja. No se trata de sufrir para obtener compañía, sino de disfrutar de la compañía si la hay y de la soledad , en determinados momentos.

  7. Peterlulupan dice:

    estupenda lección de sentido común… qué bien viene recordarnos de vez en cuando que una relación no nos debe hacer mal… y mira que nos empeñamos en aceptar cosas en nombre del amor… cuando la verdad es que esas cosas nos van a hacer daño siempre… parece que en el “amor” todo vale, y en demasiadas ocasiones atentamos contra el sentido común, contra nuestras verdaderas necesidades y valores, contra nuestro equilibrio físico y psicológico… desde ahí no puede mantenerse una relación válida… sin tener claro que una relación debe hacernos bien, no podremos ser felices… y el sufrimiento solo nos llevará al hundimiento personal y al fin de la relación… jamás, por mucho que aguantemos, conseguiremos salvar así la relación… y encima nos mataremos a nosotros mismos…

  8. Anonymous dice:

    Me pregunto si soy la única persona que ha leído el post de forma diferente. Por lo que yo he leído él era un hombre “CARIÑOSO, SENSIBLE, QUE LA AMABA Y LA HACÍA SENTIRSE BIEN… PERO A VECES…” Realmente alguien cree que hay que dejar una relación así??
    Encontrar a alguien que te aporte todo esto y te haga sentir bien es maravilloso… ¿Debe echarse todo por la borda porque haya algo que no nos guste, o que no cuadre con nuestro modo de pensar?
    Por lo que yo he vivido y sé, solo hace falta mirar a nuestro alrededor, las relaciones ( ya sean de oareja o de otro tipo) ideales no existen. Si dejamos una relación porque haya algo que no vaya del todo con nosotros, las dejaremos todas…
    Debemos ser un poco más tolerantes y entender que al igual que algún comportamiento del otro nos pueda molestar, también alguno de nuestros comportamientos o actitudes pueden molestar al otro.
    No estoy diciendo con eso, que la chica deba aceptar la situación, no me estoy refiriendo solo a esto…. Estoy diciendo que, desde mi punto de vista, hay miles de razones para aceptar, respetar y tolerar los comportamientos ajenos, este es el único modo de que las cosas funcionen, la tolerancia y el respeto.

  9. Anonymous dice:

    Coincido contifo (Anónimo 4 de junio) Todos tenemos defectos, algunos más fuertes que otros. Si esto sucede con ella, por ejemplo, y él en reiteradas veces le ha dicho que no le parecen estas actitudes o formas pero a la hora ya están contentos de nuevo, es error de ambos. Si es el mismo problema que se presenta varias veces, pienso que tal vez como último recurso se podria buscar ayuda profesional, no asi tirando todo a la borda, como me paso a mi. Tenia una relaciond e 5 años hermosos, y la verdad no puedo decir que todo fue mi culpa, es compartido, siempre es de dos. Se que el me comunicó repetidas veces que no estaba de acuerdo con algo, sin embargo tal vez por mi inmadurez de no saber manejar la situacion, lo entendi al principio igual que a la chica del post. Me calmaba y tiempo después reincidía. El caso es que estoy sufriendo por eso, ya que estos 5 años en los que valoro lo mas hermoso, que para mi fue más para el no, y se harto de mi. No estoy segura si me dejo de amar, porque no es nic apaz de decirmelo en la cara, su respuesta es: Tu solo queires que te diga lo que quieres oir, eso cada que le pregunto si me ama. Depués de este golpe tan fuerte, de amarlo mucho mucho y de decirle que si bien no he cambiado, he empezado a ver las cosas de manera diferente. Le propuse que fueramos a terapia de pareja pero no quizo, se siente dolido y nada pleno. Me dice que le encantaria que mas adelante podamos reconquistarnos, sin embargo que no sabe lo que pasara en un futuro. No se que pensar, lo amo y me amo yo, por eso tengo que irme de su casa para que él este bien y sane sus heridas y yo pueda reencontrarme conmigo y ser un mucho mas segura. Confieso que tengo esperanzas de volver, sin embargo no se si es porque esta reciente. Fue hace 4 dias =(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

libro-newsletter

Consigue gratis el ebook “Quien te quiere no te hará llorar” Suscribiéndote a mi newsletter:

X