Videoblog – Miedo a soltar una relación de pareja

Libera el tigre de tu interior
12 octubre, 2012
Deja de ser una víctima – Autoestima
5 noviembre, 2012
Show all

A menudo los motivos por los que no soltamos una relación de pareja en la que no somos felices, acostumbran a ser los mismos para todas las personas. Después de trabajar con muchos casos, he agrupado los miedos que con mayor frecuencia se activan en nosotros, en tres grupos. Os los cuento a continuación, en este espacio de Videoblog.

11 Comments

  1. Anonymous dice:

    Estoy completamente de acuerdo en todo lo que dices. Conseguí salir de una relación así hace dos meses, tengo que darte las gracias por tus consejos sobre el contacto 0, y sobre todo a mis amigos y familia que me han apoyado tanto. Ahora me siento mucho mas equilibrada y tranquila, no tengo esa ansiedad por hacer e ir donde él quería. Me siento más libre, aunque a veces estoy triste porque lo recuerdo. Y muchas veces me cuesta concentrarme en los estudios. Incluso a veces me entran ganas de contactar con él. ¿Qué puedo hacer para continuar por este camino? ¿Podrías darme algunos consejos?
    Muchisimas gracias por todo y por este blog que tanto nos ayuda a crecer.

  2. Serenella dice:

    Hola Silvia es acertadísimo lo que dices, yo si bien ya me separé hace 6 meses y recién de dos meses llevo fielmente el contacto 0, admito que una parte mía emocionalmente sigue enganchada a mi ex pareja. Con respecto al primer temor no es que tengo miedo a no encontrarme a alguien como él sino a otra vez tropezar con la misma piedra, pues mi ex pareja era un hombre apuesto, fisicamente muy parecido a mi padre a quien me une un complejo de Electra muy fuerte y tengo miedo que inconscientemente aparezca otro hombre parecido fisicamente pero con las misas inseguridades, miedos, depresiones, infidelidad. Con el que más me identifico es con el segundo a que encuentre la felicidad estuvo leyendo el Libro el Lado Oscuro del Amor de la Psicologa Jane Goldberg y me identifico muchísimo con el hecho de que siento odio hacia mi ex pareja y una parte de ese odio que es normal como el amor, es el saber que después de todo lo que yo entregué, sacrifiqué verlo tan feliz con otra persona me enferma, a veces me siento mal por sentirme asi quisiera ser un ser superior o iluminado y no sentir estas cosas pero la forma en que lo dejamos me ha dejado muchas heridas, al punto que yo misma me privo de conocer chicos porque me da terror a ser nuevamente lastimada, y como el era extranjero pues ya no me dan nadita de confianza los europeos o americanos perdón y eso que mi padre es europeo pero relaciono hombre europeo, mediterraneo, infiel…sé que no todos son así que hay españoles, portugueses, franceses e italianos como mi padre y familia que son buenisimas personas pero es mi inconsciente el que dice no ya no, otra vez el mismo calvario…curiosamente 3 amigas han pasado malas relaciones con españoles como yo y no se no creo en coincidencias, no generalizo pero a lo mejor escogemos sin investigar bien a personas incorrectas, yo espero superar este rechazo europeo mediterraneo no por una pareja sino porque mi, padre mis abuelos, mi tia son italianos y me siento como que estoy despreciando una parte de lo que yo soy, ojo tampoco digo que todos los peruanos son santos ni los latinoamericanos tenemos aureolas esto es lo que me pasa a mí, me ha quedado esa fobia y desconfianza que espero superar porque mi familia ni la gente buena que existe en el continente europeo debe pagar por esa relación tan toxica y enfermiza, espero superarlo pronto y ser la chica alegre, sociable, sin miedo de antaño porque siento que perdi esa parte mía inocente que quería ser amable con todos sean de donde sean y la quiero recuperar. Gracias por ayudarnos a salir adelante un abrazo.

  3. Lc dice:

    gracias por el sentido común y las ideas claras!

  4. Querida Anónimo, lo mejor es que intentes ocupar todo tu tiempo libre. Al principio lo ideal es que estés ocupada. Cuanto más distraída menos espacio te quedará para pensar en él. Con el tiempo, ya irás notando como vas disfrutando cada vez más de tus espacios y de tu soledad pero de momento, para fortalecer el contacto 0 “ocúpate” al máximo.
    Un abrazo!
    Silvia

  5. Gloria dice:

    yo lo he dejado hace una semana y me cuesta no mandarle nada ni llamarle,tengo que atarme las manos,y lo unico que pienso es como recuperarle.
    estoy intentando mantener la mente ocupada,pero hay momentos que me acuerdo mucho

  6. Anonymous dice:

    Gracias, Silvia, por el manual. Esta semana lo he dejado con la chica que fue mi novia durante más de cinco años. Era el centro de mi vida, pero en nuestra relación no había amor.

    Cuando quieres a una persona o al menos hay un cariño, tiendes a justificar los supuestos fallos del otro desde la buena fe, restándole importancia. Ella lo magnificaba todo, repitiéndome que era un desastre sin motivo, últimamente llegando al insulto. Yo lo obviaba todo pensando que tendría un mal día, pero seguía igual. Continuamente revisándome el móvil, llamando incluso a números que no conocía, diciéndome que a mis amistades bastaba que las viese en navidades, criticando mi forma de vestir, jamás quiso conocer a mi familia, continuos reproches por cosas sin importancia, nunca quiso hablar de mis intereses (libros, hacer deporte…).

    Vivimos momentos muy felices, pero ya apenas los había. Creo que me desperté de repente y vi que todo aquello no era normal. Lo peor es ese sentimiento que llega por oleadas de querer recuperar a una versión idealizada de la que fue tu pareja, pero sé que eso es autoengañarme. Aunque siento dolor, racionalmente sé que he hecho lo correcto. Creo que lo mejor ahora no es ahogarme en actividades o nuevas relaciones, sino aprender de todo esto. Muchas gracias por tu web, Silvia.

    Jacobo

  7. Anonymous dice:

    Hola, soy una chica de 19 años, y y quisiera saber si podrías ayudarme.
    Llevo 2 años y medio con mi pareja, la cual me costó mucho esfuerzo conseguir y enamorarla, pero con el tiempo todo salió bien.
    Siempre he estado muy enamorada de ella, siempre he querido verla cada día a cada hora. Sin embargo, este año todo dio un giro.
    En el mes de junio, me comenzó a dar ansiedad, quizás por los exámenes. Estuve pasando un verano regular pero todos mis allegados
    me apoyaban.
    Hice un viaje con mi novio en agosto, para pasar un fin de semana juntos, pero en vez de disfrutar, estaba todo el día diciéndole a mi pareja que me sentía mal, que me agobiaba, etc. A tal punto, que el se bañaba en la piscina y yo me sentía aburrida y que no era el viaje que me esperaba. Cuando volvimos, ya tuve que ponerme a estudiar para los exámenes y en ese tiempo, empezaron venirme pensamiento a mi cabeza: “Ya no sientes lo mismo por el” o “Ya no estas enamorada”. Nada más escuchar a mis pensamientos me ponía a llorar y me entraba una sensación en el pecho sofocante. Esos pensamientos comenzaron a ser mas usuales pero cuando veía a mi pareja desaparecía todo pensamiento y disfrutaba de ella.
    A mediados de Septiembre, me traslade a vivir a Málaga por motivos de estudios universitarios.
    Allí seguía con la ansiedad, comencé a ir a psicólogos y grupos de relajación, porque ya iba a peor, y apoyarme en mi pareja y en mi familia. Pero ya cuando mi pareja y yo nos veíamos no era lo mismo, yo estaba todo el tiempo mal, con mareos, que si me dolía el pecho y el ayudándome en todo momento, pero no disfrutábamos de nosotros. Poco a poco, ya no hacíamos apenas nada por ahí por miedo a que me diera algún síntoma o a ponerme mal.

  8. Anonymous dice:

    Mi pareja siempre me ayudó.
    Pero llegaba ya días que no me apetecía verlo o simplemente que no lo echaba de menos, y como sentía eso ya mi cabeza empezaba a dar vueltas y pensar que ya no lo quería o que no sentía lo mismo y me agobiaba y lloraba. Se lo comenté a mi pareja y lo entendió y pensamos que podía ser por el agobio de la ansiedad y que podría ser normal.
    Pero ya era todo mas triste. Con el tiempo yo seguía teniendo esos pensamientos y decidimos dejarlo. Lo eché mucho de menos durante dos semanas hasta que le pedí que nos viésemos. Cuando nos vimos sentí como las típicas “mariposas en el estomago” y sentí amor o eso creo yo. Estuvimos muy bien durante 5 días hasta que me volvió a venir otra vez esos pensamientos.
    Ya no tengo ansiedad,sin embargo estoy muy triste y no se porque.
    Todos los días me despierto triste, cuando mi pareja me abraza o me da besos me entran ganas de llorar. Incluso los otros días me hizo un regalo y me preparo la cena con velas y cuando lo vi lo único que quería era desaparecer de allí y llorar.
    A veces pienso que puede que sea yo, porque cuando estoy con mis amigas también estoy triste y me siento fuera de lugar y con ganas de irme, pero mi pareja dice que si yo estuviera totalmente enamorada por muy triste que estuviese, cuando estuviese con él tendría que quitarse todas mis penas. Él dice que ya no se siente querido porque no estoy tan encima de él como antes. Él sabe que estoy baja de autoestima y quizás eso pueda influir, pero ya es pensar en verlo o imaginármelo y me entran ganas de llorar, no siento ya esa ilusión o ese enamoramiento que sentía antes, lo quiero, pero no siento que este profundamente enamorada, ya no tengo esa ilusión por pasar un fin de semana con el o de viajar con el.
    Él está muy triste y dice que tengo que pensar lo que realmente quiero para poder estar mejor los dos. Para mi es todo muy difícil porque lo quiero mucho y no quiero dejarlo y quiero estar con el como antes y disfrutar los dos, yo siempre he querido estar con él y nada mas de pensar en todo lo que nos está pasando me destroza. Ahora no se que hacer, él es alguien muy importante en mi vida, y sin él ahora mismo me sentiría perdida, aunque ahora también lo estoy, no me imagino no verlo y terminar después de todo. Es muy bueno conmigo, guapo, amable, lo tiene todo, pero, ¿porque no siento esa felicidad? Siempre he estado muy enamorada de él y no hay ningún desencadenante para que esté mal con el, no discutimos, nos llevamos muy bien, congeniamos genial.. ¿Que pasa?
    Estoy muy triste y no soy capaz de decirle que quiero que termine todo, porque no quiero que eso pase ni soy capaz, yo lo quiero mucho, pero cuando estoy con él no siento esa ilusión y esa felicidad, entonces ¿será que ya no hay más que hacer en la relación? ¿no hay amor? ¿o puede ser porque este en un momento de tristeza en mi vida? ¿o porque tenga baja autoestima?
    Me paso todos los días llorando, porque no se que hacer ni que siento, y me lo imagino a él y lloro, hablo con él o le doy un abrazo y lloro, pienso en él y me entra esa sensación en el pecho incomoda. ¿Qué es lo que me pasa?
    Me gustaría que me ayudases o me dijeras que puede estar pasándome, porque me afecta a mi día a día. Es un situación muy difícil para mí y necesito que alguien me alumbre el camino.
    Muchas gracias por la atención. Un saludo.

  9. Querida Gloria, lo mejor es que pidas ayuda terapéutica y así puedas ir racionalizando todo lo que has vivido y encontrar los motivos suficientes que te den fuerza para mantener el contacto 0. Con el tiempo, vas a estar mejor, no tengas la más mínima duda.
    Besito,
    Silvia

    Querido Jacobo, después de una relación con maltrato psicológico, en mi opinión es imprescindible hacer un pequeño proceso terapéutico, para como bien dices, comprender y situar todo lo que has vivido. Asimismo, en cuanto puedas, empezar a hacer actividades para que pasen cosas nuevas que te distraigan, será muy bueno para ti. Cuanto más tiempo pases sin pensar en ella y en lo que has vivido, mucho mejor. Pero antes debes atravesar todo el dolor de lo que has sufrido.
    Un abrazo,
    Silvia

  10. Querida Anónimo, (20 Noviembre), tienes que hacer un proceso terapeutico. Si ya estás haciéndolo deberias sentir que te ayudan a comprender lo que te ha pasado y sentirte mejor. De no ser así, cambia de profesional porque no estás consiguiendo tu objetivo. Necesitas comprender lo que sientes y por qué.
    Un abrazo!
    Silvia

  11. MONTSE dice:

    Hola, Silvia. Yo he tenido varias relaciones con dependencia emocional y ahora que había encontrado un hombre con el que tenía una relación sana de más de 2 años que me aportaba serenidad y equilibrio, se ha roto porque yo he cambiado de parecer. Sigo queriendole mucho pero los planes eran que yo me trasladaría a vivir a Italia con él (es italiano) y en cambio he descubierto que no quiero irme de aquí. Descubrir que no podemos tener un proyecto en común ha deteriorado mi relación con él. El paso de romper lo he dado yo pero ahora me asaltan las dudas. Tengo 46 años y me da pánico estar sola. He tenido grandes y largas depresiones cada vez que mis parejas anteriores se han roto y veo que la tristeza y las ganas de llorar constantes han vuelto de nuevo. No sé si lo echo de menos a él en concreto o lo que en realidad representaba.Él me había devuelto la seguridad en mi misma y me había hecho recuperar mi autoestima. Ahora vuelvo a sentirme insegura. Como si estuviera perdiendo mi último tren.
    Cómo puedo saber si lo que siento por él es amor real o dependencia?
    Gracias de antemano por tu ayuda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

libro-newsletter

Consigue gratis el ebook “Quien te quiere no te hará llorar” Suscribiéndote a mi newsletter:

X