Grupos de Autoestima en Barcelona y Girona
22 julio, 2014
¿Por qué me trata así? – Relaciones de pareja
17 agosto, 2014
Show all

“No creo en los psicólogos”

imagesSi alguno de los que estáis leyendo este post es Psicólogo, seguro que en más de una ocasión os habréis encontrado con un caso parecido al de Héctor. Él pidió cita hace un año y medio y la canceló en el último momento (cosa que desafortunadamente también sucede de vez en cuando). La cuestión es que volvió a pedir hora hace poco y finalmente llegó su día.
Al entrar me transmitió una mezcla de indecisión y resignación. A medio camino entre la vergüenza del que se pregunta qué hago aquí y el que tiene asumido que es la última esperanza para escapar de un callejón sin salida en el que lleva tiempo acorralado.
Le dije que podía sentarse y al preguntarle por el motivo de su visita,  me miró y me dijo decidido:

–       “Mira Silvia antes que nada quiero decirte que yo no creo en los psicólogos”.

La verdad es que cuando escucho esta frase, no puedo evitar dibujar una sonrisa en mi foro interno. Es tan incongruente y ambigua, que siempre me sorprende cuando la escucho.

Soy consciente que uno, por desesperación hace cosas que jamás hubiera pensado que llegaría a hacer, lo se, pero aun así, se que debes tener un mínimo de confianza para ir a gastar tu dinero y tu tiempo en aquello.

 Si lo analizo, me doy cuenta que Héctor me pide ayuda pero antes que nada quiere manifestar su rechazo hacia mi trabajo. Esto quizás le hará sentir más seguro en caso de que no consiga ayudarle y podrá sostener su teoría de que aquello no sirve para nada.

 Normalmente los que se presentan así, con esa frase, son los que siempre han afirmado frases como:  “el trabajo de un psicólogo no sirve”,  “eso sólo es para débiles” o “yo esto no lo necesitan porque ya se lo que tengo que hacer” (a pesar de seguir sin solucionar absolutamente ninguno de los conflictos que tienen).

Pero a pesar de todo ello, allí estaba Héctor, sentado frente a mí con una hora por delante para que yo le ayudara a salir del laberinto en el que se encontraba.

Siempre tengo muy claro que si uno viene es porque sí que confía en que le ayudemos. A lo mejor somos su última esperanza, si desde su punto de vista ya han probado con todas las otras opciones posibles. Pero aun así, insisto, la esperanza está.

Por lo tanto, y yo sabía que desde el momento en que Héctor se había atrevido a venir a verme, era porque había una parte en él que sí que creía en mi.

Y es que sin duda, la existencia de esa parte, por pequeña que sea, es completamente imprescindible para el éxito de nuestro trabajo. En unas sesiones Héctor salió de aquel callejón y me prometió que nunca más iba a repetir aquella frase desafortunada. Comprendió que en realidad, se trataba de una creencia que había incorporado (por educación, malas experiencias, etc.) pero que como siempre, si abrimos nuestra mente a lo nuevo y somos valientes como para experimentarlo por nosotros mismos, podremos tener un nuevo criterio mucho más ajustado a una nueva realidad: la nuestra.

¿Te ha sucedido algo parecido?

4 Comments

  1. princesagriega dice:

    si me paso algo parecido de no creer en los psicologos porque estuve casada con uno, que era alcoholico y drogadicto y bastante agresivo.aun asi hace poco busque ayuda con una psicologa estudiante del ultimo semestre y me senti muy reconfortada y pude salir de la problematica en la que me encontraba y volvi a confiar en los psicologos y silvia a travez de su pagina me ha ayudado mucho…por eso ya pienso diferente,ahora creo que si hay buenos psicologos. saludos

  2. ANTONIO dice:

    Hola Silvia, soy un dependiente emocional de libro. He comprado tu libro, lo he leido y me reflejo en todas y en cada una de sus páginas. Vivo en Murcia y necesito ayuda. La teoría la conozco. En ocasiones ahogo mi ansiedad con ansiolíticos y aun así la ansiedad me desborda. Sé que la mejor medicina en el contacto cero……..ABSOLUTO; pero el síndrome de abstinencia es fortísimo.
    No domino las tecnología informáticas por lo que ponerme en contacto contigo a través de skipe me resulta complicado.
    No sé si aqui en Murcia habría alguien, en tu línea, que me pudiera ayudar.
    un saludo.

  3. katinatis dice:

    Esto es verdad como la vida misma.. Yo támpoco creía en los psicólogos, hasta que tuve que acudír a Silvia, y tengo que decír que te ayudan muchísimo, y te hacen creer más en ti,que te respetes mucho más…todo positivo!!!999

  4. Alejandro dice:

    Yo fui atendido durante tres años en la unidad de salud mental de mi ambulatorio y para mí fue una experiencia bastante dolorosa. No trabajamos con ninguna terapia y nadie me explicó absolutamente nada o por lo menos de forma que yo lo entendiera. Acudía a mi cita, hablaba,me soltaban un monólogo que no entendía y me marchsba a casa hecho una basura, un día me dijo “pues no sé qué más decirte” por supuesto después de ese día no acudí más. El psiquiatra me vio tre veces, según él yo había tomado éxtasis cosa que no he probado en la vida, sí otras sustancias, que comuniqué a la psicologa en la primera visita y le parecía imposible que en tres meses la fluoxetina, que era lo que tomaba, no me hubiera hecho efecto finalmente en la tercera visita mi cara tenía más “luminosidad” y por este motivo me dió el alta. Siempre habláis de lo profesionales que sois y de lo que tenéis que aguantar y la paciencia que tenéis, con nosotros los pacientes pero nunca del sacrificio y el esfuerzo que realizamos los que nos ponemos en vuestras manos. Tal vez en quien no creo o debería creer es en los psicólogos pero yo no creo en la psicología porque ésta me ha demostrado que no sirve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

libro-newsletter

Consigue gratis el ebook “Quien te quiere no te hará llorar” Suscribiéndote a mi newsletter:

X