El miedo a quedarte solo/a – dependencia emocional –
30 agosto, 2015
¿ AMOR o DEPENDENCIA EMOCIONAL?
21 octubre, 2015
Show all

En la mayoría de ocasiones en las que hay dependencia emocional, en un momento u otro se acaba “atrayendo” a una 3ª persona.

Éste nuevo personaje, tiene una única misión para nosotros: ayudarnos a que miremos hacia otro lado, hacia fuera de nuestra relación, a que volvamos a conectar con el mundo que nos rodea, el mundo de las posibilidades, de los cambios, de la LIBERTAD. Y si ésta 3ª persona tiene suficiente fuerza, incluso puede que consiga sacarnos fuera de nuestra relación adictiva.

Normalmente vemos en él/ella todo aquello que deseamos y no encontramos en nuestra pareja. Nos centramos en estos aspectos y lo vemos como si fuera un IDEAL. Nos llena de magia, de ilusión, de nuevos sueños. Pero…

 ¿Qué pasa cuando éste 3º sale a la luz?

Lo más frecuente es que:

-Nuestra pareja acabe sabiendo de su existencia y ésto genere un conflicto importante en la relación.

-Que al saberlo la relación se rompa completamente

-Que una vez la pareja se rompe, iniciemos una nueva relación con ésta nueva persona, pero lo más probable es que no funcione.

 ¿Por qué es probable que no funcione?

Tal y como hemos comentado, lo atraemos a nuestra vida (de manera inconsciente, claro) únicamente para que nos ayude a salir de donde estamos, pero no porque sea la persona que de verdad deseamos para compartir el resto de nuestros dias.

No podemos olvidar, que “lo escogemos” y “lo atraemos” (inconscientemente) estando nosotros en una relación de dependencia, estando enganchados a otra persona…y como podeis imaginar, desde esa situación no podemos tomar decisiones de una manera muy clara, consciente y libre.

A menudo, el resultado de todo esto es que a parte de lo que tenemos que sufrir para salir de nuestra adicción, después tenemos que sufrir porque vemos como sufre ésta tercera persona que posiblemente esté muy ilusionado con el inicio de su relación con nosotros.

Pero de nuevo, no nos engañemos…lo más probable, es que esta nueva relación no funcione. No en éste momento.

Nos guste o no, somos dependientes de otro. No podemos soltar esa dependencia de un dia para otro por mucho que se nos cruce por delante el más azul de todos los príncipes.

¿Cómo superarlo ?

Primero tenemos que atravesar todo nuestro proceso de `deseganche´ hasta el final. Con las subidas, las bajadas, la melancolía, la fuerte necesidad, las recaídas y la asfíxia que provoca necesitarlo y saber que `no debemos´, que `tenemos que aguantar´ , que ser fuertes… es muy duro, cierto, pero hay que pasarlo, no hay alternativa si queremos recuperarnos.

Solamente así, con fuerza de voluntad, razonamiento y conciencia conseguiremos llegar al final del túnel. Solo así podremos volver a inhalar aire fresco, sentir una inmensa paz interior y lo más importante, saber que volvemos a ser LIBRES.

Es cuando lleguemos a éste punto, que podremos empezar una nueva relación de pareja con alguien a quien escojamos. Si hemos hecho todo el proceso correctamente, sabremos cómo queremos que sea esta otra persona, qué valores buscamos en él y cómo vamos a continuar siendo nosotros. Tendremos claro qué es lo que vamos a aceptar y lo que no toleraremos.

A todos aquellos que estéis viviendo un proceso de `desenganche´, que estéis entrando o enmedio del duro proceso de soltar la dependencia emocional, espero que seáis muy conscientes de lo valientes y lo fuertes que sois, y recordad que si continuáis mirando hacia adelante y soñando con vuestra libertad, ésta va a ser la recompensa que vais a encontrar muy pronto, al final de éste camino.

17 Comments

  1. Laia dice:

    Hola

    Creo que la persona que me ha dado tu nombre voy a hacerle un monumento,.. Solo leyendo estos comentarios ya me estas ayudando. Gracias

    Yo tuve una relacion extremadamente dependiente con una persona casada. Dejó él la relación y yo sufrí, aunque era consciente que eso no iba a ningún sitio.

    Unos años mas tarde empeze otra relacion seria con un chico recien separado (por decision suya tras sufrir muchissimo). Como era una separacion reciente mantuvimos la relacion en secreto para evitar que su exmujer le complicara la vida con sus hijos. Yo lo acepté ya que por reacciones que me contava de su exmujer supe que ella seria capaz de hacerle la vida imposible, y yo queria que el estuviese bien. Él sufria también por la situación y yo siempre estuve a su lado. De todas formas y con esos pesares, nuestra relacion iba bien. Nos queriamos muchissimo, nos ayudabamos muchissimos y lo compartiamos todo. Habia compromiso, deseo, respeto, sinceridad, confianza,… (y creo que por parte de ambos). Fue un año genial.

    Al cabo de un año él me decia que no se veia capaz de comprometerse a una relacion mas formal, que era un espiritu libre, y yo notava que estava intranquilo,… Al final me dijo que mejor dejar la relacion y que si en un futuro él estava mejor ya se veria, que no queria que yo estuviera esperandole, porque me queria mucho pero no estaba enamorado. Pasé parte del duelo pero seguí con muchissimas esperanzas y asi se lo transmití. Yo ya habia empezado terapia porque sabia que era dependiente de el, pero tuve un bajon grave.

    Al cabo de tres meses me dijo que no tuviera mas esperanzas. Que era culpable de no habermelo dejado claro antes, tenia miedo a quedar solo. Que todavia me queria muchissimo, pero que queria provar de tener una relacion con una tercera persona, con la qual se conocieron unos tres meses antes…

    Y aqui estoy. Extremadamente hundida, yendo a terapia para aumentar la autoestima y dejar de ser dependiente, y pasandolo mal. De momento sin medicacion ya que quiero evitar de todas formas los farmacos.
    Comparando las dos relaciones me doy cuenta que en ambas era dependiente, pero que en esta segunda si que habia amor de verdad.

    Ahora me pregunto si en un futuro, cuando él mejore su situacion personal (tambien va a terapia) y yo haga lo mismo, podriamos retomar nuestra relacion. Yo estoy dolida por su falta de confianza estos ultimos meses y se que no permitiria una relacion a escondidas (de hecho con esta tercera persona ya no se esconden), pero todavia siento el amor que hubo y que nunca sentí al finalizar mi primera relación. Al leer este blog me doy cuenta que quiza el tambien me ha dejado para huir de la dependencia que tenia conmigo.

    Finalmente me gustaria pedirte qual de tus libros me iria mejor empezar a leer estando en esta situacion.

    Muchas gracias

    • Hola Laia, te recomendaría que empieces por Cuando amar demasiado es depender, seguro que te ayudará a entender mejor todo lo que has estado viviendo. Y…la verdad es que la experiencia nos demuestra que las relaciones que han ido así, aunque pase el tiempo no acaban por funcionar porque no podemos empezar de cero y lo vivido queda escrito en nosotros. Intenta vivir el presente y en un futuro ya se verá…Si intentas vivir el presente con esta esperanza de futuro, no vas a vivir como te merecer y a la larga lo vas a lamentar. Un abrazo!!! Silvia

  2. Rosa Maria dice:

    Hola Silvia. Mi hisroria es un poco complicada, mi marido me dejo después de un matrimonio de 30 años por otra mujer, de esto hace ya casi 4 años, me dejo aquí en casa de mi suegra en donde vivimos por problemas económicos. Cuando él se fue no se fue a vivir con esa mujer rento un cuarto en un edificio, hace un año deshabitaron el edificio y no tenía a donde ir, me pidió de favor que lo recibiera en esta casa y no pude negarme pues es suya. El tiene su habitación y hace su vida y yo la mía, pero para mí ha sido terrible, él sigue con esa mujer, la ve todos los días y los fines de semana está con ella, lo veo feliz. Siento una tristeza muy grande, trato de ser fuerte pero hay días que me derrumbo y no puedo más. Mantenemos una buena relación sobre todo por mis hijos, pero para mí es muy difícil. Estoy empezando un pequeño negocio y trató de enfocarme en eso, necesito ser totalmente independiente económicamente para poder salir de aquí. Nunca me imaginé vivir algo así. Espero que todo cambie y un día este señor no me importe nada y pueda encontrar otra vez esa paz que tanto necesito. Gracias

  3. Hola Silvia,hace un mes que termine mi relación con un psicópata, me salí de la casa donde trabajamos juntos en reconstruirla, al final no me quedo otra opción que dejarle todo, ya la situación era insana, mentiras, engaños, manipulación, maltrato emocional y psicológico, en fin. Ahora que estoy fuera puedo ver con más claridad y se que la decisión fue correcta sobre todo por mis hijos que no eran sus hijos . El problema es que las cosas buenas que teníamos juntos tienen mucho peso, a el le gustaba lo mismo que a mi, la pasábamos bien y es este punto el que esta costando trabajar para desengancharme. Estoy en mucha depresión, se que la vida a su lado se estaba convirtiendo en un infierno, pero había demasiadas cosas buenas también

  4. Braulia dice:

    Gracias Silvia, haz sido un gran pilar para enfrentar este proceso yo sola y darme cuenta que la relación que mantenía era codependiente, ha sido un proceso muy duro y difícil, hay días que siento que ya no puedo, me daba mucha ansiedad y aplique el contacto cero todo un año, me entere que había fallecido su madre y lo contacte para dar el pésame de ahí he vuelto a tener contacto con él con cierto desapego (no total) y está resultando ser muy tóxico en veces somos lindos el uno con el otro y en veces somos muy hirientes, hace unos meses me informo que falleció su padre, su situación me duele y quiero apoyarlo ya que es hijo único y ahora está solo, resulta ser complicado por el lado emocional porque me lastimo mucho cuando terminamos, hace un año y 4 meses, inicio una relación al día siguiente de que me término (la causa fue que yo tenía una oferta de empleo en Francia y él quería tener un bebé conmigo) no logramos acordar un punto en común. Los dos éramos muy felices juntos nos llevábamos bien, casi la misma edad, reíamos y platicábamos horas de todo, valores similares, nivel sociocultural similar, había atracción física y sexual. Ahora percibo rencor en él hacia mí y que utiliza a la otra chica para darme celos (llevan juntos el mismo tiempo que terminamos) hace unos días que me dijo que se casarán y me volvió a mover emociones, me siento enojada, frustrada, triste y vuelvo a sentir ese impulso que tenía en un inicio de quererlo contactar constantemente sin embargo me abstengo y la mayoría de veces lo logro controlar, sé que no es sano estar en contacto, pero emocionalmente tengo constantes recaídas y ya no quiero sentirme así, de alguna manera me da cierta tranquilidad tener noticias de él, he leído en todo este tiempo mucho sobre codependencia, relaciones tóxicas, relaciones de transición, relaciones de pareja que me han ayudado en mucho en el cambio de mi pensamiento pero en lo emocional flaqueo.

  5. Carmen dice:

    Hola Silvia, me he leído tus tres libros y puedo decirte que desde el momento que empecé a leerlos no soy la misma persona, me han ayudado mucho a entenderme. Mi historia es la que describes en el libro “La llave de las emociones” y también en mi caso aparece una tercera persona, con la que creo que tengo dependencia emocional y voy a decidirme a dejarla gracias a todo lo aprendido en tu libro “Cuando amar demasiado es depender“.
    En mi primera relación el problema es que estábamos casados, con hijos y no soy capaz de quitarme el sentimiento de culpa por haberle abandonado, aunque entiendo que no podía continuar en una relación vacía desde hacía mucho tiempo…pero me duele, se que no debo verme como la única responsable de que las cosas no funcionaran…pero no lo consigo del todo.
    Una vez superada la primera ruptura la relación con la tercera persona continúa, pero no fluye como a mi me gustaría, así que aunque me cueste voy a poner mis límites (que hasta ahora no han existido) y a salir de aqui, estoy segura que se puede ser feliz, en mi caso en otra ocasión será…..pero será.
    Muchas gracias por entrar en mi vida, me has cambiado a mejor. Un abrazo

  6. Nika2 dice:

    Buenos días,
    Mi caso es atípico y bastante liado.. Yo hace 16 años que estoy con mi marido (8 de casados)y no tenemos niños, porqué hace 5 años que estamos en crisi y aunque nos queremos mucho, y a los dos nos encantaría ser padres no estamo bien como pareja para ir a buscar niños, y nunca encontramos el momento porqué siempre estamos o peleados o de mal humor o atareados. Soy consciente que llenamos nuestras vidas con el trabajo, hobbys peronsales, estudios superiores y vida social.. para suplir lo que no funciona en nuestra relación, y así somos menos infelices.. Pero aun y así es mi mejor amigo, como un hermano, lo quiero mucho y tengo mucha estabilidad con él, y hacerle daño a él es como hacerle daño a alguien de mi família y por este motivo no me decido a dejar la relación desde hace 5 años que dura nuestra infelicidad.. Los 2 hemos hablado mucho del tema y yo he intentado finalizar la relación en varias ocasiones pero él simpre me pide que no lo haga, que encontraremos la solución, y vuelvo a intentar ilusionarme para intentarlo de nuevo, además le quiero y no sorortaria hacerle daño(y tamibén a causa del temor que tengo a equivocarme y echar a perder una relación que es verdadera, él me quiere muchísimo y me cuida, y se que no estaré nunca con alguien que me entienda y me cuide como él.. soy egoista lo sé..) Ademas tengo ya 36 años y quiero ser madre, y soy muy consciente que si le dejo tal vez nunca sea mamá y eso me duele en el alma..
    Durante estos 5 años una 3a persona entró en mi vida por casualidad y aunque no le he sido infiel físicamente, si que he sido infiel emocionalmente, porqué durante estos 5 años esta 3a persona y yo somos muy amigos y compartimos nuestros sentimientos, emociones, vida, intereses, dudas, problemas.. como si fuera mi pareja de verdad pero sin serlo y sin dormir juntos. Él me quiere y yo a él, pero sabe que tengo pareja y que no le seré infiel, además nuestra relación se que no funcionaria porqué él es mayor que yo y no quiere niños ni tenemos los mismos planes de futuro. La depenencia que tenemos esta 3a persona y yo es muy grande porqué nos queremos muchísimo y hay mucha atracción, como si fuéramos pareja sin serlo, hemos hablado de dejarlo para no hacernos daño en muchas ocasiones pero siempre caemos de nuevo, esto hace que él no consiga reacer su vida y que yo esté anclada en esta situación sin saber como salir (por un lado me siento culpable y no se como cortar mi relación de pareja, y por otro lado hasta ahora me ha sido imposible desengancharme de esta 3a persona que me ha dado vida durante estos 5 años) aunque no hagamos podido disfrutar de una relación normal compelta, solo nos hemos permitido besos, caricias y una conxion espiritual y emocional al 100%.
    Después de mucho sufrimiento por mi situación y mi impotencia por nos ser capaz de tomar una decision me decidí a mantener mas distancia con esta 3a persona y desengancharme un poco de ella y ver si soy capaz de volver a ilusionarme con mi pareja y cumplir con nuestros planes de futuro (hijos,..). Reconozco que me ha costado y me esta costando mucho hacerlo, porqué a veces aun tengo la tentación de caer otra vez. Y con mi marido hemos hablado, el sabe como yo que lo nuestro no funciona pero él nunca quiere tirar la toalla, y quiere luchar por nuestra relación, pero no se como hacerlo.. NO sabe nada de esta 3a persona..
    Y ahora contaré lo que estoy viviendo en este momento, que nunca pensé que viviria. Yo no le he sido infiel a mi marido durante estos 5 años a pesar de que esta 3a persona la he querido (y quiero) con locura y la he desado, y me he conformado con que fuera una amistad especial, y este año he conocido a un nuevo chico, que ha sido como un “respiro de aire fresco” en mi vida, que me ha llenado de ilusión, ternura y paz. Él está en pareja, y hemos compartido mucho momentos porqué hemos trabajado juntos durante este último año, y nos hemos echo muy buenos amigos, y en el mes de julio nos dimos un beso, no se como pasó, pero paso.. y a mi esta história me dió alas para poder desengancharme de esta 3a persona que he hablado antes. Y siento que esta nueva ilusión me está ayudando, me he dejado llevar y todo fluye, yo estoy mas contenta, no pienso tanto en esa 3a persona que hablaba antes, y estoy mucho mejor, pero se que es una locura.. Aunque los 2 tenemos claro que no podemos estar juntos porqué no sabemos si esto es amor, o solo ilusión, y él aun no se plantea dejarlo todo por mi (ni yo quiero que lo haga, porqué en el fondo creo que estoy tranquila con este nuevo chico porqué se que tiene pareja y que lo nuestro no puede ser). Yo le he contado que con mi marido no estamos bien, y hemos decidido que cerraremos esta história en el momento que uno de los 2 decida, pero que de momento nos estamos dando felicidad y sientimientos el uno a el otro y que estamos bien, sin complicaciones ni promesas.
    A mi se me generan unos sentimientos muy tiernos hacia él, y me encanta su carácter, su ternura, su inteligéncia, etc.. y sin darme cuenta he caido, y he sido infiel a mi marido con este chico que ha entrado en mi vida.. (no me lo creo ni yo!!)
    ¿Que me está pasando? ¿Porqué me he vuelto loca? Yo siempre he sido fiel a mi marido, y fiel a mis valores y principios.. y ahora le he sido infiel y lo peor de todo es que no me siento culpable.. Ayuda porqué no se quien soy ni en quien me he convertido.. Gracias por leerme.

  7. Cruz dice:

    Hola, Silvia

    Me resulta de especial interés este artículo de tu blog porque en mi caso no soy yo la persona atrapada en una relación de dependencia emocional que busca a una 3ª persona, sino que yo soy esa 3ª persona en una relación de dependencia emocional.

    Un buen día, la pareja de un conocido me dio su teléfono espontáneamente a través de una red social. Aunque aquello me chocó, pues no teníamos más relación que de vista, por cortesía le facilité el mío. Al cabo de unas semanas me llamó para quedar una noche; ella y yo. Su pareja salía con su grupo de amigos y nos encontraríamos más tarde con ellos. La curiosidad me pudo y acudí sin más pretensión que ver qué buscaba ella. Hablamos, nos reímos y congeniamos muy bien. Eso si, recuerdo que criticaba muchas cosas de su pareja.
    Me continuó escribiendo de vez en cuando, tanto por sms como por redes sociales. Se interesaba por cómo me encontraba. Quiso quedar alguna vez más; cuando no acudía, que fueron la mayoría salvo tres, me escribía al día siguiente preguntándome qué tal lo había pasado por mi lado. A mi me extrañaba muchísimo, pero pensé que igual se debía a que yo le gustaba.

    Pasados unos meses así, acudí a otra de sus propuestas de quedar juntos. Para entonces, yo era consciente de que me estaba enamorando de esa chica. Hablamos (de nuevo tuvo su momento de críticas hacia su pareja -p. ej. “no respeta lo que pienso”), nos reímos y hasta hubo filtreo sin nada más. Había atracción mutua y se notaba. No obstante, al final de aquella noche quise poner las cartas sobre la mesa con ella. Le dije que por respeto a ella tenía que ser honesto: “Me estoy enamorando de tí. Diciéndote esto no espero que te tires en mis brazos, sino que seas consciente de ello cada vez que te apetezca llamarme para quedar conmigo. Te respeto a ti y respeto la relación con tu pareja, pero lo que yo siento es esto”. Ella dijo que yo era una persona que merecía mucho la pena, inteligente, etc. pero que estaba con su novio a muerte (lo de a muerte es literal), aunque nunca se sabe.

    Pasaron cinco meses en los que no hubo contacto de ningún tipo. Un buen día de Diciembre me encontré con ella por la ciudad. Le propuse tomar algo y accedió. Ella estaba anímincamente muy mal porque había discutido con su novio y éste le había “mandado a la m*”. Me contó que, en mitad de la discusión, ella le pidió a él que la llevara con sus amigas; y él la llevó en el coche pero en cierto punto del trayecto le dijo a ella que se bajara y fuese andando. Esto lo cuento como muestra del desprecio que él le hizo a ella en esos momentos.
    Semanas después, el día de año nuevo, le escribí un sms a la chica felicitándola el año.Yo había pasado la nochevieja con amigos de su novio. No sé cómo derivó la conversación, pero ella me preguntó en tono agresivo y desesperado “¡No les habrás dicho a esos nada de lo que te dije el otro día!, ¿no?”. Yo seguía algo enamorado de ella, pero jamás le hubiera hecho daño a ella y a su relación de aquella forma. Yo no soy así.
    Ella seguía sin contacto con su pareja debido a lo que pasó semanas atrás y anímicamente estaba peor que cuando me la encontré. Decía merecerse lo que le estaba sucediendo con su pareja porque “he sido mala y he tenido mi castigo”; “cinco años de relación tirados a la basura”. Ella sentía que su relación se había terminado y su reacción fue la típica que tu, Silvia, comentas acerca de las personas con una dependencia emocional. Ese chico no respetaba sus opiniones, su pensamiento; la había dejado tirada con el coche en mitad de la calle por una discusión. A mi no me cabía en la cabeza que alguien aguantara eso por “amor”. Yo terminé pasándolo muy mal porque pensaba “cómo de enamorada debe estar ella de él para querer seguir a pesar de todo lo que dice que le hace”, pero al mismo tiempo no entendía por qué había estado mostrando ese interés por quedar conmigo y por agradarme.

    Tras aquello, han pasado tres años de absoluto silencio, tanto por parte de ella hacia mi como por mi parte hacia ella. Hace un año y medio se fue a vivir con su pareja. Al parecer, todo aquello se arregló; aunque habría que saber cómo.
    Nos hemos vuelto a encontrar el mes pasado y, ¿sabes una cosa, Silvia?, ha vuelto a intentar quedar conmigo (esta vez con su grupo de amigos) con la justificación de que “creo que tu amistad merece la pena”. Si crees que mi amistad merece la pena, no estás 3 años sin contactar conmigo. Me he negado a acudir por temor al coste emocional que pueda suponerme, pues, tras habernos visto el mes pasado, me he dado cuenta de que aún me sigue gustando. Ella se lo ha tomado muy mal y muestra aparente indiferencia y frialdad hacia mi. No sé cómo gestionar esta situación, pero me está volviendo a desgastar y a suponer un coste emocional.

    Sin más, que creo que ya es demasiado largo el mensaje, te agradezco el haberme mostrado con este artículo cuál es posible que sea mi papel en la situación que te he relatado. Siempre se suele poner el foco en uno de los miembros de la pareja, pero no se tiene en cuenta a esa 3ª persona que también tiene sentimientos. No es nada agradable cuando la persona que te utiliza (quiero pensar que inconscientemente) para tomar aire de su relación termina gustándote. ¿Hay alguna publicación tuya en la que abordes este asunto y que me pueda ayudar?.

    Muchas gracias por todo, Silvia.

    Saludos,

    Cruz

    • Clouds dice:

      Hola Cruz,

      He leído tu historia y bueno… no puedo evitar contestarte. Verás, lo que te pasa es lo que ya sabes, seguramente, tú también estás enganchado aunque tienes cierta ventaja por así decirlo… puedes ”librarte” de ella más fácilmente que ella de él, porque tú no tienes una relación con ella. En un momento dado, puedes decirte a ti mismo que nunca habéis empezado nada, así que no tienes que cortar y pasar por el doloroso proceso de duelo, sólo tienes que ser consciente y convencerte de lo que te conviene, creer firmemente en ello, y no volver a contactar con ella, ni dejar que te contacte. Contacto cero hasta que la tormenta pase (como si fuera fácil, sé que no lo es cuando te has enamorado y no eres correspondido). Seguramente has notado mejora cuando han pasado unos meses y no has sabido de ella; claro, porque no has vivido historias con ella, más que las que te has montado tu solo en la cabeza de forma idealizada. Convéncete, tú no vas a ser su salvador, eso sólo pasa en las películas, y no es lo más adecuado, como dice Sílvia, hemos de curarnos solos antes de iniciar otra relación.

      Te digo todo esto porque yo he estado enamorada de un chico que nunca me correspondió aunque decía ser mi amigo y contactarme, como te pasa a ti, cada X meses. Cuando se sentía aburrido y necesitaba que una chica mona y como él se permitía el lujo de decir, ”tontamente enamorada” le prestara sus hombros para llorar cuando nadie más lo hacía, supongo. En ese entonces yo buscaba cualquier indicio de que podría corresponderme con el tiempo, y volvía de nuevo a estar mal. El problema es que nunca borré su número, nunca me propuse hacer contacto cero, siempre permití que volviera (aunque yo no le contactara) y eso no hacía más que entorpecer mi proceso de olvido. ¿Sabes cuándo lo olvidé? Cuando me harté de verdad. Cuando para mi misma, me dije un día: ”este tío es gili******”. Como dice Walter Riso, ¡qué bueno es hartarse! Todos tenemos un límite, ¿no? busca tu límite, creete de verdad que otra persona va a valorarte, porque yo me di cuenta que quizá ese chico no podía corresponderme, pero resulta que otro seguramente sí, y tan guapo o más que él, más genial e interesante que él. En el mundo hay muchísimas personas y yo tenía mucho para ofrecer, ¿por qué me iba a conformar con migajas? Abre tus ojos y date cuenta de que siempre hay alguien adecuado para nosotros.

      Ya han pasado 7 años de mi enganche con ese ”amigo”, y no he vuelto a saber nada más de él, aunque me contactó algunas veces (yo no volví a contestarle), al final, se cansó y me dejó estar. Esa chica hará lo mismo cuando sea ”reachazada” varias veces. Sé inteligente y no caigas, porque no quiere tu amistad (aunque ella crea que sí), eso no es amistad, eso es interés. Tampoco quiere tu amor, porque si le gustaras, si le parecieras tan interesante como te dice, creo que dejaría a su novio para irse contigo, y aún así eso no sería lo más adecuado porque las relaciones encadenadas son típicas de los enganches. Me desengancho de una droga enganchándome a otra mejor, eso no puede ser amor sano, ¿no crees?

      Mucho ánimo, que de todo se sale con voluntad y buenos amigos a tu lado.

      • Cruz dice:

        Hola, Clouds

        En primer lugar, quiero darte las gracias por haberte tomado la molestia, tanto de leer mi historia como de responderme.

        Cuando leí este artículo de Silvia, pensé que mi experiencia personal en esta ocasión podía dar un punto de vista diferente, ya que siempre se suele poner el foco en los dos miembros de la pareja.

        En mitad de toda la historia, hubo una vez que llegué a considerar que a lo mejor no estaba siendo justo con ella, en el sentido de que puede que no tolerase ningún otro tipo de relación entre ambos que no fuera de pareja, y que quizá sí cabría la posibilidad de que fuéramos amigos. Llegué a estar dispuesto a hacer el esfuerzo. Lo que ocurre es que su conducta no es coherente con sus palabras. Como tú señalas, su conducta no muestra voluntad de tener una amistad ni de tener una relación. Parece una conducta de escape; de desconexión de su rutina (la que sea).
        El día que escribí el mensaje al que tan amablemente has respondido, fue el día después del evento al que me había invitado y me encontraba anímicamente bastante mal. Yo ese día salí por mi cuenta con unos amigos, y resulta que me la encontré. Me dio alegría verla y fui a saludarla, pero su actitud fue fría; me miraba con reproche (imagino que molesta porque había declinado su invitación) y no quería cruzar palabra más allá del saludo. Aquello me hundió, aunque no exterioricé nada de lo que sentía. No entendía nada en aquel momento. Mi cabeza decía: “¿no decía ella que pensaba que mi amistad merecía la pena?; ¿a qué viene esta reacción, si le avisé con tres días de antelación de que no acudiría a su evento?”. No hemos vuelto a tener contacto desde esto.

        He hablado de todo esto con una gran amiga que conoce la historia desde el principio. Yo pensaba que con 8 o 9 años que ya lleva ella (la chica de la historia) con su relación, y dada su aparente dependencia emocional y miedo a la soledad, era dificil en la actualidad pensar en una posible relación. Mi amiga me decía algo muy parecido a lo que dices tú: “Te aseguro que ella pasaría por encima de esos 8 o 9 años de relación, por duro que fuese hacerlo, si de verdad tuviera claro lo que siente respecto a ti”. Comparto con ambas, contigo y con mi amiga, ese parecer. Es cierto que una relación que nace encadenada justo después de haber finalizado otra no sería un buen comienzo, pero de haberse dado esa situación ya lo hubiera gestionado adecuadamente con ella para que pasara una temporada rehaciendo su vida, no sola sino libre.

        No te puedo negar que en los tres años que hemos estado sin contacto me he seguido acordando de ella. Muy de vez en cuando, pero lo he hecho. Conservo su teléfono. No siento la necesidad de borrarlo porque, si bien entiendo la estrategia del contacto cero, también creo que he de aprender a manejarme emocionalmente en su presencia. No en vano, tenemos amigos en común y tarde o temprano volveremos a coincidir.

        Te agradezo que compartas tu experiencia personal conmigo. Por desgracia, conozco algún que otro caso de chicos que actúan conscientemente de esa forma con chicas a las que saben que gustan. Suelen ser chicos que no tienen pareja, pero les gusta quedar con esa chica mona para que otras personas les vean con ellas. Cuando eres consciente de que gustas a otra persona a la que no piensas corresponder en el mismo sentido, actuar así es algo que no entra en mi cabeza pero que ocurre. Me alegro de que dejaras de sufrir por aquello.

        Muchas gracias una vez más por tu amable respuesta. Créeme si te digo que ayuda más de lo que en un principio te pueda parecer. Un abrazo.

  8. pepito dice:

    Hola Silvia:

    Yo también soy la tercera persona, y no se si podré aguantar mas esta situación.

    Cuento un poco nuestra historia.

    Nos habiamos visto un par de veces y creo que no nos habiamos ni saludado hasta que coincidimos durante un tiempo en el trabajo.
    Tengo que decir también que yo sabia que ella tenia una relación porque conozco a su pareja.

    El caso es que durante varios meses al coincidir, solo nos deciamos hola y adios pero ya notaba en ella en los descansos como que se colocaba de forma q yo pudiera verla.

    Un dia, casi cuando ya acabábamos el periodo de trabajo, coincidimos a la salida y estuvimos 2 horas hablando.
    También debo decir que fue ella la que inició la conversación.

    Tras esto, nos dimos los teléfonos y empezamos a hablsr por wasap y a hablar en el trabajo siempre q podiamos, unos dias después empezamos a quedar a escondidas.

    Al principio solo para hablar después para hacer mas cosas q hablar.
    Para no aburrirnos empezamos a salir junto con un amigo mio por si alguien ls conocia que no hubiese lugar a sospechas.

    Como el trabajaba teniamos cada vez mas tiempo para nosotros hasta el punto que parecemos una pareja.

    Un dia llegó el momento de hablar de sentimientos,momento que habia evitado porque la chica me gustaba de verdad y yo tenia mis problemas y no queria que salieran a la luz, pero en ese momento decidí decir la verdad e ir a por todas.

    Ella al contrario que yo dijo que tenia dudas pero su sctitud era todo lo contrario.
    Hasta aquí nada que no ocurra todos los dias.

    Seguimos durante el verano pasando mas tiempo como una pareja, hasta el punto que que al preguntarle que eramos, ella respondía que novios, tambien al preguntsrle por su pareja decia que era su novio

    Paso el tiempo, ella ya habia empezado a decir lo que sentia por mi pero se resistia, resiste a perder a su pareja.

    De hecho llegué a romper con ella y volvia porque me prometia que iba a hacerlo.

    Empezamos ahacer planes y por fin ella lo hizo, dejo a su pareja pero desde el minuto uno esta, sabiendo de la existencia de un tercero, empezó a dar “pena” y enseguida supe que iba a volver con el.

    El mismo dia q volvió se arrepintió y me prometio q volveria conmigo.

    Resumiendo, llevamos 10 meses “juntos” y hace hace 2 que volvió con su pareja, ha visitado 2 psicólogos diferentes para que la ayudarán a salir de ahi y no puede, siempre hay un motivo para no hacer lo q le han dicho que es, en definitiva aclarar sus sentimientos y una vez reconocidos, salir de ahi.

    Mi situación es bastante complicada, ya que tengo clarisimo lo que siento por ella, pero al mismo tiempo he sufrido tanto que empiezo a perder la ilusión por la relación porque no veo en ella la voluntad real de salir, todas sus acciones se limitan a pensar.

    Le he dicho que estoy perdiendo la ilusión y no me quedan fuerzas pero ella en lugar reaccionar no hace mas que lamentarse y decirme lo que siente por mi, hoy me ha dicho que me ama y espera que por fin podramod estar juntos.

    Ya no se que hacer por ella, por nosotros

    Gracias

  9. Vane dice:

    Hola! yo tambien soy la tercera persona, te comento yo estaba en pareja con un muchacho, por el me separe de mi marido, convivimos un tiempo habia mucho amor, pero le pedi un tiempo porque estaba yo en una crisis personal, separacion , mudanza, empleo … nunca nos dejamos de ver y el formo una familia despechado , su hija tiene 1año y viene llorando que ne ama pero que no se separa de su mujer porque se llevara la nena a su provincia de origen que es peligrosa.. todi un caos y yo aca sin poder salir

  10. Vicente Ferreres dice:

    Hola Silvia,
    No me recordarás pero estuve contigo en un taller de dependencia emocional en Madrid, en octubre del año pasado.

    Este artículo me ha gustado mucho, pero aquí hay un triángulo en el que la “buena” persona es la que está en el vértice superior, la que sufre dependencia emocional del segundo, su pareja, y aparece un tercero…. y yo soy el segundo.
    Yo nunca fui consciente de que mi pareja sufría dependencia emocional de mí, ella venía de un matrimonio muy tóxico aunque ya llevaba un año separada.
    Siempre la ayudé, le devolví la sonrisa y las alas para volar, nunca quise que se enganchara conmigo y me sorprendía mucho cuando me decía que no entendía cómo alguien como yo quería estar con ella, eso era algo irracional y así se lo decía… y apareció esa tercera persona.
    Ella llevó una vida paralela hasta que yo los descubrí, me pidió perdón, una oportunidad, lloró…. y le di su oportunidad porque entendí que yo en su lugar también hubiese querido que me la diese…
    a partir de ahí todo fue muy destructivo, para superar aquello tuve que poner todo lo que tenía…. después de unos pocos meses ella me pidió tiempo y espacio y los volví a pillar juntos y la dejé.
    Puse en práctica el contacto cero y ella siguió su relación con el tercero…. no funcionó.

    Trató de ponerse en contacto conmigo pero yo la había bloqueado de todo… un día no pude mas y fui a su casa…. me arrastré, me humillé…. pero era demasiado tarde, ella ya había volado, ya era ella misma y tenía todo el mundo por delante, mi contacto cero le fue bien a ella pero no a mi… hace un año y todavía estoy enganchando.
    Y me siento muy culpable por todo lo que no hice y de lo que hice por lo que ella se fue…
    Me gustaría que un día hablases de la “segunda” persona de un triángulo tan destructivo.
    La culpa me corroe.
    He leído todos tus posts y no he encontrado ninguno sobre este tema.
    Muchísimas gracias.

  11. Kevin Zárate dice:

    Pues yo fui el tercero de una relación.
    Ella llegó a mi vida después de una serie de fracasos y de relaciones fallidas, la conocí en la Universidad y ella me enseñaba matemáticas, de tanto ir a mi casa creé un apego a ella y me fui enamorando de la muchacha a sabiendas de que tenía su novio y por meses todo era perfecto e ideal “según yo” hasta que ella empezaba a publicar cosas con él, que lo amaba y cosas así y yo me preguntaba día a día ¿Cómo es esto posible? Cosas así pasaron muchas veces y cada vez que intentaba alejarme lo que sentía por ella no me lo permitía.. Entre ramos de rosas peluches y una atención muy cuidadosa trataba de hacerla sentir la mejor persona y todo para ser su elección pues ella decía estar confundida después de unos 8 meses conmigo comparado con 8 años con su novio, sabía yo que me acabaría dejando digo “Que son 8 meses” al final después de unas tres semanas del presente mes en dónde yo no la veía pero él sí ya tenía en mente que era mi final en esta relación y ¡así fue! Le pregunté ¿Si ya no “sentía” lo mismo por mi? Dio vueltas para responder pero cómo lo imaginé me dijo que no.. Hice la segunda pregunta evidente ¿Quieres que salga de tu vida? Y como supuse dijo que sí.

    Ese día me despedí de ella de una forma muy extraña; nos recordamos en el suelo ella sobre mi pecho y empezamos a recordar todas las cosas buenas que nos pasó durante el tiempo que duramos y al cabo de eso le di un abrazo muy fuerte y le di las gracias porque a pesar de todo fue por sus propias acciones la persona que más cosas buenas hizo comparada con las demás. Ella lloró yo sequé sus lágrimas y me fui.

    Pasados unos días le di un peluche que era para su cumpleaños (faltaban 10 días para eso) pero como sabía que no estaría para ese momento decidí dárselo porque me atormentaría tenerlo en casa en fin lo había comprado hace semanas para ella. Lo curioso es que cuando nos sentamos un rato a hablar le conté lo difícil que es no tenerla en mi vida pues aunque habían pasado 4 días era muy duro la verdad. Un rato después en medio de la conversación ya menos triste ella repentinamente rompió a llorar lo que me resultó extraño pues fue mucho más que el día en que todo se había acabado.

    Me quedé con ella hablando como si no pasaba nada luego de eso es más hasta le sacaba sonrisas con mis chistes pero eventualmente llego su padre y eso fue lo último que supe de ella.

    Imagino que ellos seguirán juntos y que estarán felices con su vida normal pero mi pregunta es ¿Cómo puedo superar todo esto? ¿Cómo puedo dejar de sentirme tan triste? ¿Qué hago para que mi mente asimile lo que está pasando? Ya me he dicho cosas tipo ya no te quieren o al menos no como antes ella ya es feliz lejos de ti, ella sólo te utilizo incluso me he dicho ya sabías que este sería el final y que todo esto pasaria pero la tristeza no me abandona porque todo lo que está pasando era exactamente lo que ella prometió que no pasaría “debí ser más inteligente”.

    Ayuda por favor.

  12. Willian dice:

    Hola Silvia estoy tan agradecido por compartir información tan valiosa que es de gran utilidad
    Este artículo me afectó mucho, siento que fui la tercera persona
    En momentos me siento utilizado y en otros siento mucha nostalgia
    En otros siento que no deseo ver a esa persona
    Tengo tantas emociones
    Yo conocí una chica y no podía parar de seducirla pero tenía novio, ella estaba de viaje en mi país y después del tiempo yo fui al de ella, pensaba que era algo exporadico pero termine queriendo mucho y más que eso amando
    Ella viajo a mi país y comenzó a decirme a lanzar comentarios de una posible ruptura, luego seguimos planeando, yo viajaría y probaría tres meses en su país y trabajaría allá para otros tres meses
    Siempre estuvo la sombra de su ex, ella decía que lo extrañaba mucho a el y a la familia de el yo le decía que no era un tema del que me gustaría hablar, me decía que yo era como su padrastro y su ex novio, y esas comparaciones me hacían sentir mal
    Luego me propuso una relación poli amorosa, pero no accedí le dije que los celos podían nacer y era algo que no me gustaba sentir
    Ella me pidió tiempo y pasaron días sin que me hablara y pudimos vernos y estábamos planeando el viaje para que yo fuera a Brasil nuevamente, pero me dijo que no quería , yo sentí que debía decir lo que ella no se atrevía y le dije que sentía que ya se había terminado lo nuestro
    Luego ella dijo que no quería seguir conmigo por qué yo le quitaba su libertad ella no quería cohibir su deseo, quería estar con más hombres, que yo le había despertado tanto deseo y quería compartirlo con más personas
    Me dolió el comentario y se lo hice entender ella me dijo que si ella fuera hombre no la jusgaria y si fuera una de sus amigas tampoco
    Luego le pregunté si me.amaba y dijo que no
    Yo llamé para sentir nuevamente su voz y estaba borracha de fiesta a las 3 pm sentí tanta rabia, por qué llevaba más de una semana con una depresión y ella ya estaba disfrutando
    Luego busque información para entender, llegue a tu página y leí muchos casos que aparecen y cuando leí este me tocó
    No ha pasado mucho por lo mucho 3 meses, ya me siento mejor pero sin duda aún siento tantas cosas que no me permiten avanzar
    Soy músicos compositor, termine una composición para despedirme de ella como una forma de catarsis
    En momentos me pierdo en la guitarra, pero en otros siento un dolor físico en el pecho
    Las noches y mañanas son tan difíciles
    Me quedo dos horas intentando sacar fuerzas para continuar mi día
    Puse en plan de contacto cero pero la semana pasada no resisti y vi su información, subía fotos de espaldas de hombres en carnaval de rio, y sus comentarios era que eso era lo que le gustaba, que se harían en plan de buscar chicos
    Deje de ver más información
    Pero me siento tan tonto por qué algunos días siento el deseo de estar con alguien que no me ama y otros momentos siento todo lo contrario
    Aún no deseo estar con otras mujeres , siento que hará que dure más este duelo
    Busque información de esa tercera persona, y como debía afrontar lo vivido pero no encontré nada
    Me duele saber que desde el principio hubo la sombra de su ex y ahora busca otros, nunca estuvo realmente conmigo
    Tu comentario será muy valorado y te lo agradezco de antemano

  13. Alex dice:

    Hola Silvia como estas? empece a leer tu libro de amar demasiado es depender porque pense que yo era el dependiente al estar muy mal porque me cortaron la relacion…hoy hace un mes de ese corte y fue por telefono el mismo con un simple mira, necesito un tiempo para mi, no va mas la relacion se termino…despues de 1 año y 3 meses…a la noche cuando quise llamarla para comentarle mi descontento por la forma me corto directamente la llamada sin atender y me bloqueo de todos lados…
    La conclusion que saque es que en verdad fui el tercero en este caso, yo venia de estar solo hace un tiempo, estaba bien animicamente, y me presentaron a esta chica a traves de unos amigos….hacia un año que estaba separada con un hijo de un año y medio…la primer noche que salimos se la paso hablando de su ex…de las cosas malas que le hizo en los 10 años que estuvieron juntos…habia sido su unica relacion y toadavia sigue casada….esa noche cuando la miraba a la cara ella se tapaba y me preguntaba si tenia algo…yo no podia creer eso….era porque el la denigraba al punto de decirle que era tan fea que nadie la miraria…q nunca mas iba a estar con nadie etcetc….varias veces la golpeo entre otras cosas..habia teniado varias separaciones al punto que en una ella se habia mudado y el la volvio a encontrar y reconquistar con un ramo de flores y ahi tuvieron a su hijo…todo eso me contaba…yo no lo podia creer en cierta forma…un dia le dije q no hacia falta que me cuente tanto…con tanto detalle…pero ella era timida, me pedia perdon que tenia el estomago resfriado y por eso hablaba tanto…y paso….despues de unos meses de salir ella estaba siempre mal…porque el la llamaba al trabajo y le decia cosas feas…ellla lloraba y me comentaba que el la conocia bien y sabia sus debilidades…le decia que era mala madre etc etc….le cambiaba los horarios cada vez q arreglaba algo, le cuestionaba todo, siempre es como que yo estaba en un segundo plano porque cada vez que el llamaba ella se paralizaba y hacia lo que el queria…una noche hablamos y le dije q no podia seguir asi en la relacion…que me sentia el tercero…q estaba ella su pareja y despues yo….Me dijo que eso mismo que le estaba comentando lo habia hablado con su psicologa, que le habia dicho que el dia que empiece una relacion nueva le iba a pasar exactamente lo que yo le estaba comentando…la cuestion es que al dia siguiente lo blokeo de wasap, solo por mensaje empezo a responder solo lo que tenia que ver con el hijo..el le decia cosas como que ahora tenia novio no le hablaba mas, que porque no podian seguir como siempre etc etc….ella empezo a estar mucho mejor…me hablo una noche y me dijo que hizo ese cambio porque sentia que me iba a ir y yo era una persona que valia mucho la pena para ella…y que queria seguir a mi lado….aumento 7 kilos en 3 meses…estaba super consumida…pasamos unos meses hermosos despues de eso….y los ultimos dos meses la empece a sentir mas fria, mas distante, con mas excusas…como tenia unos problemas familiares no quise ser molesto,,,no le cuestionaba mucho las cosas…15 dias antes de este corte definitivo me dijo que teniamos que hablar, q sentia q habia cosas q nos iban a hacer mella el dia de mañana , q no estaba segura….y ese dia cortamos, lo entendi, era algo de nosotros…..pero al dia sigueinte me llamo , me dijo q todo lo que me habia dicho no era el problema, q eso lo dijo porque no sabia como decirme lo que le pasaba, pero q el sentimiento era el mismo, q los dos apuntabamos para el mismo norte, con el mismo proyecto de familia, que era un gran hombre y blablabla,…pero q tenia q hablar con su psicologa para ver como seguir por ese tema que ella tenia….que la espere unos dias hasta q lo hable pero que suponia que ibamos a poder seguir bien… nunca supe cual era su problema…pero despues de dos semanas que la habiamos pasado relativamente bien despues de esa charla me corto por telefono y nunca me dio la posibilidad de despedirme, de decir nada, de entender que paso… aclaro que despues de ese corte que ella hoz con el la relacion entre ellos mejoro notablemente,,,,al punto de que en alguna oportunidad hasta me hablo bien de el…no se q paso…pero creo q fui el tercero…q la ayude a salir del pozo….y q decidio continuar sola o darle otra oportunidad a su ex…porque senti q siempre q me conto cosas seguia enganchada….nunca me paso algo asi y me siento muy deprimido…no se como seguir, si hay algun comentario les agradezco! saludos

  14. Marlene reyes flores dice:

    Hola, me sorprende leer este artículo, básicamente estoy saliendo con mi exnovio que ahora se encuentra en otra relación, mi sentir es de mucho miedo pues sé que él me quiere pero también a su nueva relación, hay mucha frustración en mi pues tuve un proceso de desapego y me resulta difícil no engancharme a el pues hemos hablado y decidido vivirlo, la verdad dentro de mi existe el cargo enorme de conciencia, pues yo estoy totalmente enterada de la situación de su nueva relación, y también hay algo de ilusión en mantenerla aunque sea de esta forma… Sé que alguien va a terminar lastimado y aveces te tratado de alejarlo con excusas tontas, por que veo que evado esa decisión, que me recomienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

libro-newsletter

Consigue gratis el ebook “Quien te quiere no te hará llorar” Suscribiéndote a mi newsletter:

X