Noelia, por fin despertó
7 diciembre, 2017
TALLER DE FIN DE SEMANA EN BARCELONA
12 enero, 2018
Show all

Esto es lo que le pasó a María, una mujer que después de quince años de matrimonio empezó a ver a su marido muy triste, distante y desilusionado. Un día le dijo que ya no la amaba y que no quería seguir a su lado. Ella sintió que su mundo se le caía encima y reaccionó de la peor manera.
Sufría dependencia emocional, con lo cual empezó a suplicarle de todas las formas posibles que no la dejara. Ella se obsesionó en que aquello le pasaba por problemas en el trabajo y que ella le ayudaría a superarlos. Él no dejaba de repetirle que se fuera de casa (era de él) y le dejara tranquilo, pero ella no lo aceptaba de ninguna manera. Empezó a tratarla mal, a menospreciarla y a ningunearla, pero ella iba aguantándolo todo. Estuvieron así más de un año. Después de ese tiempo, ella poco a poco empezó a cambiar, volviéndose más fría y distante, y fue en aquel momento
cuando decidió venir a verme, porque no se sentía bien.

De entrada, María me contaba su historia como si estuviera hablando del gran amor de su vida, a pesar de que al ir profundizando se iba dando cuenta de que en realidad él nunca la había tratado bien, nunca la había querido y en consecuencia, ella a él tampoco. Vio que él no encajaba para nada con el tipo de persona que ella quería a su lado: no le gustaba cómo trataba a sus amigos, despreciaba a los demás, solo estaba obsesionado con su trabajo y en cómo ganar más dinero, y valoraba a la gente por su nivel económico. Era un hombre déspota, racista e intolerante. Y María no era así. Admitía tener cierto miedo a dejarle por perder el tipo de vida y las comodidades que ahora disfrutaba, pero veía cada vez más claro que aquello no era para ella.

Fue justo cuando dejó de luchar para conseguir su amor, cuando fue consciente de que en realidad no le amaba.
Aun así, el miedo a dejarle la paralizaba, porque a su lado, su autoestima se había visto muy afectada. Tuvimos que hacer un proceso para que volviera a creer lo valiosa que era, y así, poco a poco, fue adquiriendo la seguridad necesaria para salir de allí.

Una vez fuera, su principal sorpresa fue ver que todas las personas que la querían, incluidos amigos comunes de la pareja, le decían que no podían entender por qué no lo había hecho antes, ya que desde fuera estaba muy claro que ella no era feliz. Nadie comprendía por qué estaban juntos, ya que no encajaban absolutamente en nada y no tenían nada en común.

11 Comments

  1. Sol dice:

    Esa historia es mi vida , eso es lo que vivo todos los días

  2. Almudena Ríos Azules dice:

    Es difícil dejar atrás lo q crees que quieres,lo que has idealizado en tu cabeza,aquello como el amor de tu vida,q vas a hacer sin él,como vas a sobrevivir.Y al final,lo haces sales y vuelves a vivir a pesar de lo mucho q te dejas atrás q has creído q era lo mejor,pero no valía nada.Lo material ,el dinero,no sirve para nada, para ellos lo es todo,una solo sabe suplicar y recibir amenazas de q te dejan,de q tienes la culpa ,sino eres tú, es tu familia ,así pasan los años sin darte cuenta apuestas por una persona q no te quiere y q lo dabas todo por ella.Así ha sido mi vida 17 años la adolescencia,donde me decia a no te pongas eso q no salgo contigo,o no trabajes allí q hay muchos hombres o si con lo q tu ganas no me lo paso por el…..dejándome a nivel del suelo.La autoestima pues no sabes ni donde la tienes,luego te casas y pasas a ser como de su propiedad,donde si quiero estoy una o dos semanas sin hablarte porque me da la gana,y eso es lo q hay “textualmente”,un vacío q una no sabe q ha hecho mal,y empiezas a verte en el espejo y a no saber quién eres,q has cambiado tanto para agradar a alguien a quien no agradaría nunca y empiezas a caer y a sufrir porque no lo quieres dejar, todo es un sinvivir crees q no puedes vivir sin él.Pero algo te hace tomar la decisión y creo q es Dios y la supervivencia humana,te agarras a tu gente a los q te quieren de verdad a tus padres q para mi son los q más me quieren y mis hermanos,q son los q te ayudan a salir de allí.Besos Silvia,espero q le sirva a alguien mi testimonio tengo 36 años,me separe con 30años, 17 años con la persona q compartí este relato.Tus libros me han ayudado a comprender mejor lo q me pasaba a mi.Dependencia Emocional sin duda por mi parte y acoso en la vida cotidiana

  3. Vanesa dice:

    Creo ke estoy passando algo asi….aunque casi al reves….soy yo la ke no lo aguanto mas y él insiste en ke hay ke solucionarlo ppr las niñas…..y ke sola no voy a saber vivir…

    • andrea dice:

      Buenos días me identifico mucho con tu historia y si también “me separe” pero sigo con mi dependencia emocional llevo casi 3 años separada y sigo enamorada, he hecho de todo pero sigo sin arrancar mi vida, aunque alejada de el nada ni nadie me llama la atención, y ya estoy cansada de hacer esfuerzos por que aunque los hago físicamente interiormente sigo con ese vació. y eso es lo que cansa no ser coherente.

  4. Fuen dice:

    Tengo 37 años me llamo Fuen, y llevo desde los 16 con mi marido, perdí la ilusion totalmente , tenemos un niño de 10 años, no se si es lo normal muchas veces me lo dicen k con el tiempo es así, perdí el deseo con el como pareja, muchas veces le propuse en dejarlo, dice k me ama pero yo creo k no tengo el mismo sentimiento, tengo dependencia del ,y no se estar sola lo veo cómo un hermano , un padre o un familiar k me protege… No se k debo hacerl llevo años así, estoy confusa .. no se si el amor es así y tengo miedo a estar sola

  5. Julia dice:

    Es lo que he vivido. Ahora soy feliz, sin pareja. De todo se sale y la vida es maravillosa

    • Fernando Saravia dice:

      Hablar con la otra persona con honestidad, pero teniendo el cuidado de no ser brusc@…, podría ser una forma de llegar a la verdad para ambos, sobre la relación de ustedes.
      Saludos, Fernando

  6. Enriqueta Santana Cañedo dice:

    Yo vivo algo a si y en estos dias estoy tratando de salir de esta relacion

  7. YADISOL dice:

    Mi vida es similar a la que esta relatada

  8. Rosa dice:

    Que fácil parece faltó al final y vivieron felices y comieron perdices….. me parece un cuento de hadas que no refleja en absoluto la realidad, los malos tratos psicológicos a los que someten este tipo de hombres, lo doloroso que es la separación, el camino largo y muy doloroso que hay que recorrer después, y que no es de la noche a la mañana, sino que por el contrario es muuuuuyyyyyyy largo, de muchos años, la soledad, xq te quedas sin amigos, o los que tú creías que eran tus amigos….. erc etc etc!!! Que la vida es mejor sin esa perisona al lado, por supuesto pues ganas en libertad para ser tú misma, y tranquilidad pero que no lo cuenten como si fuese todo tan fácil y bonito por favor porque no lo es

    • Luz dice:

      Rosa, qué razón tienes, estoy absolutamente de acuerdo contigo. Lo cuentan como si fuera dar un paso y ya está… Por el contrario, es muy largo y doloroso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X