Soledad, ¿nos hacemos amig@s?

La otra cara del amor
23 octubre, 2018
Show all

Soledad, ¿nos hacemos amig@s?

Soledad, qué palabra tan triste y bonita a la vez… ¡Todo depende de cómo la interpretemos! Lejos de convertirse en esa enemiga que viene a ahogarnos y a conectarnos con la mayor de las tristezas, puede convertirse en una buena amiga. Es obvio que somos seres sociales y que a la inmensa mayoría nos gusta estar acompañados, pero también lo es que está en nuestra mano afrontar la soledad como un cambio y una nueva etapa, y no como un infierno del que no seremos capaces de salir.

Podemos conectar con la soledad en distintas situaciones: estando en pareja en una relación en la que ya existe demasiada distancia emocional; como consecuencia de una ruptura inesperada; por la muerte de nuestr@ compañer@; o porque voluntariamente se decide estar sin pareja durante una época. Son experiencias que nos conectan con ese miedo a quedarnos solos y lo que más nos preocupa es no volver a encontrar a nadie que quiera compartir la vida con nosotros.

Muchas personas sienten lo que llamamos la ‘vergüenza tóxica’, ese sentimiento internalizado de sentirte defectuoso e imperfecto, y que provoca que te sientas pequeño/a y con la sensación de que no vas a conectar con otras personas. El amor y la conexión son necesidades que todos deberíamos tener cubiertas para sentirnos bien. El amor lo encontramos en esas personas de nuestro entorno que nos dan cariño y afecto y que nos hacen sentir que somos importantes para ellas. Y la conexión se crea con aquellas personas con las que tenemos cosas en común y hablamos el mismo ‘idioma’. Si conecto con la vergüenza tóxica, entonces tendré miedo a perder esa conexión y a quedarme sol@.

Lo importante no es aquello que vivimos, sino cómo lo interpretamos y qué decidimos hacer con esa situación. Por ejemplo, si mi pareja me deja… ¿cómo interpreto ese rechazo? Lo puedo hacer diciéndome ‘soy una mierda y no voy a levantar cabeza nunca más’ como si fuera una excepción y la única persona que no será capaz de superar una ruptura, o, en cambio, diciéndome ‘soy capaz de superarlo’. No podemos quedar atascados en el papel de víctima, lamiendo nuestra propias heridas, porque entonces no saldremos del agujero. Todos podemos reconstruirnos de nuevo. ¿Cómo?

Aquí van 5 tips para conseguirlo:

1. Cuando sentimos que nos hemos quedado sol@s, es básico preguntarnos qué actividades podemos hacer para sentirnos bien y entrar en contacto con otras personas y generar nuevas relaciones. Y tienen que ser personas con una situación parecida a la nuestra. Así es como cubriremos la necesidad de conexión. El conocido neurólogo António Damásio dice que la mejor forma de superar un desamor es buscar algo que nos haga sentir muy ilusionados de nuevo. Si conectamos con las ganas de seguir adelante, saldremos más rápido del bache.

2. Si estamos atrapados en la vergüenza tóxica y nos sentimos imperfectos, analizar el porqué me siento así. ¿Qué mochila arrastro? ¿Cómo fue mi infancia? ¿Qué mensajes me dieron mis padres? ¿Cómo han sido las relaciones que he tenido? Es importante hablar de ello con personas de confianza y expresar cómo nos sentimos, atrevernos a mostrarnos tal y como somos, abrazar nuestra vulnerabilidad.

3. Escribir es terapéutico. Cuando ponemos palabras a los que nos sucede, y si lo hacemos a menudo, poco a poco veremos que lo relativizamos y que parece menos grave.

4. Hablarnos a nosotros mismos como lo haríamos con otra persona, sin tratarnos mal ni juzgarnos por habernos quedado sol@s.

5. Cuestionar nuestras propias creencias. ¿Cómo interpreto yo el hecho de quedarme sol@? ¿Lo veo como algo horrible y pienso que me señalarán con el dedo? ¿No me atrevo a decírselo a la gente y me quedo en casa? ¿Cómo me siento cuando no tengo pareja y en una boda me sientan en la mesa de los solter@s?

Y, por último, es importante que tengamos claro que la soledad no la cura la compañía, la cura el contacto con la realidad. A todos nos gusta más estar acompañados, pero tiene que compensarnos. No tiene sentido mantenerse aferrado a relaciones que nos destruyen por ese miedo al vacío y a soltar. Es entonces cuando no se crece y se brilla menos. Así que… Soledad, ¿nos hacemos amig@s?

9 Comments

  1. Lorena del Olmo dice:

    Llevo muchos años sola y de verdad que intento relacionarme con gente y es muy difícil..se vive muy deprisa y parece que no hay tiempo de sentarse 5 minutos ni siquiera con uno mismo…

  2. Ana dice:

    Como es el contacto con la realidad?

  3. Alícia dice:

    Después de haber vivido varias relaciones tóxicas, por complacer, priorizar al otro y a veces incluso tolerar situaciones de maltrato, alargándolas en tiempo y sufrimiento por miedo a estar sola. Hoy me estoy reconciliando con la soledad y conmigo misma, disfruto de mis momentos de soledad, me escucho, me priorizo, me cuido, me alejo de aquellas personas que no suman en mi vida y cada día aprendo a quererme y a valorarme un poco más. Estoy aprendiendo a no esperar que venga nadie a hacerme sentirme querida y valiosa porque soy un ser completo y me siento dichosa de todo el amor que tengo a mi alrededor mis mascotas, mi familia y mis amigos, así que en este momento disfruto de la compañía de mis seres queridos, de actividades de ocio y de mí misma. Y aunque no cierro las puertas al amor en pareja, ni lo busco, ni me obsesiono con ello, si aparece alguien que me parezca interesante conocer, pues lo intentaré, pero no desde la necesidad como lo hacía antes por no estar sola. El camino no ha sido fácil …. muchos tropezones, pero gracias al aprendizaje de esas experiencias, de ver varias conferencias, de leer varios libros de Silvia Congost y Walter Riso y de compartir experiencias con mi gente cercana, hoy soy capaz de reconocer una situación tóxica, me conozco, me respeto y me quiero más.

  4. Roma dice:

    Estoy sola hace un tiempo, soy de relacionarme con gente, pero hoy en dia siento que hay mucha falsedad, por lo menos así coincidimos alguna gente q vivimos en el mismo lugar.
    Y tener una relación seria se ha tornado casi imposible, dado q las mujeres optan x pasar la bien y nada mas, siendo así perjudicadas las q si pretendemos bien y se nos acercan hombres vagos. Mi pregunta es : como sobrellevar esta situación, dado q m entristece mucho , aunq tampoco esta tan mal estar sola. Gracias

  5. Ana dice:

    Hace 3 años que me separé. Mi ex (con quien tengo una hija de hoy 11 años), me dejó por una chica 25 años mas chica que yo, en una ciudad qje no deja de ser un pueblo (un infierno de chusmas). Me siento discriminada. Encima la novia de mi ex (sí, siguen siendo novios) habla mal de mi en las redes sociales haciendome quedar como una persona tóxica (acá le decimos “bardear”) inventando situaciones que no son y hablando mal de mí con cta persona se le cruza. En combinación con mi ex suegra que me odia desde el dia 0 que me puse de novia con su hija. La novia me escribe mjes diciendo que por qué voy al gimnasio dde va ella -es un pueblo… nos cruzamos en todos lados y me han asesorado NO dejar de hacer lo que me gusta porque ella también va al mismo lugar-; encara a amigas en común diciéndoles por qué son amigas mias y salen conmigo…. le habla mal de mi a mi ex y él se deja llevar por historias inventadas lo que hace que ntra relación sea cads vez peor….entre otras tannnnntas cosas. Estoy en el mismo infierno. Me siento ahogada. Ya no sé como vivir. Mi trabajo no me permite trasaladarme a otra ciudad (encima yo no naci acá.. me vine a vivir hace 10 años acá por mi ex. No tengo familia y amigos…. fui haciendo sí, pero es una sociedad muy cerrada, no he logrado dar con personas incondicionales)… asíque puedo decirte Silvia? Soy suuuper sociable pero tuve que amigarme con la soledad de forma obligada.
    Y conseguir pareja??? Me siento desauciada… tengo 51 años y creo que jamas voy a poder estar de nuevo en pareja porque en esta ciudad no hay candidatos. Sólo se me acercan personas de entre 26 a 35 años. No me interesa. En absoluto. Quiero un compañero, no alguien ocasional.
    Siento que mi mundo se derrumba dia tras dia. No encuentro nada motivador para poder sacarme a mi ex de mi cabeza, que si bien me hizo las mil y una, creo que sigo enamorada de él. Estoy haciendo terapia. Hemos dado con el perfil de mi ex: un psicópata narcisista. El año pasado estuve un poco mejor.. pero sigo enganchada y hasta dudo que él sea así hasta que me sucede alguna situación y veo su reacción.
    Es un desgaste de energía impresionante que hace que me plantee si quiero seguir adelante, viviendo así. Es una situación muy dura. Me siento perdida. Ya no tengo fuerza. Todos me dicen “vuelta de página! Olvidate de él..” pero no puedo! No puedo tener contacto 0 porque tenemos una hija en común… y mi edad que es limitante al momento de querer empezar de.cero en otra ciudad, por tema laboral y económico principalmente.
    Mis padres fallecieron y tengo dos hermanos que si yo no llamo ellos no se acuerdan que existo. Viven uno a 200 km y el otro a 1500 km de distancia. Sola..sola por donde lo mires.
    Que hago? Suicidarme? Ya lo intenté a los meses de separada.
    Mi hija, un sol, que me dice que no puede vivir sin mi.
    Ella se merece ser feliz y no quiero hacerla cargo de mi infelicidad.
    Algún consejo?
    Gracias… gracias por permitir expresarme.

    • Lidia dice:

      Hola ana, no se si puedes contactar con Silvia, aver si te puede ayudar de alguna manera, mira algún video suyo o lee alguno de sus libros,, y si no puedes hacer alguna terapia por skipe

  6. Nelly Molina Rojas dice:

    Después de una ruptura amorosa, toqué fondo y me costó mucho asumir mi soledad, pero pude después de 13 años, me conocí de verdad y logré entender muchas cosas, sobretodo el cuestionarme constantemente en forma negativa. Ahora asumida pude conectarme con la realidad. Volví a la vida.

  7. Lidia dice:

    Yo tuve una crisis hace casi 13 años, me sentía vacía y sola, me dio por querer conocer a hombres, a través de Internet, conocí al primero y aquello que yo pretendía que fuera una aventura de fin de semana, se me fue de las manos, y lo pasé fatal el tiempo que duró, (4 meses), decidí volver a lo mismo, conocer a otro…para hacer más llevadero el abandono, la historia a durado 11años, y varios intentos de dejarlo, pero lo conseguí hace 10 meses, en las dos historias he tenido dependencia emocional, claro yo buscaba pareja por necesidad, hoy me siento libre y sin ganas de buscar a nadie, ya no soy aquella, he ganado en alegría, en autoestima, en libertad, ha sido un proceso de conocimiento, mis relaciones con los que me rodean ha mejorado y soy más feliz, gracias a Silvia he ganado en sabiduría.

  8. Elisa dice:

    Yo creí haber salido de una relación tóxica, pero me he dado cuenta que he dado un pequeño pasito para atrás, así que aquí sigo luchando. Me he dado cuenta que no sufro nada cuando estoy sola,que me gusta ese ” no sufrir por nadie”, pero a la vez me da miedo acostumbrarme a ese no sufrimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

libro-newsletter

Consigue gratis el ebook “Quien te quiere no te hará llorar” Suscribiéndote a mi newsletter:

X