Los intentos ‘suicidas’ de reconciliación
4 agosto, 2021
Los 7 tips infalibles para quererte más
16 agosto, 2021
Show all
Llevamos todo el año esperando que lleguen las ansiadas vacaciones de verano, pero, para algunas parejas, serán su sentencia final. ¿Por qué siempre aumenta el número de rupturas tras esas semanas de descanso y de parón laboral? Es obvio, que no se trata de ninguna maldición que recaiga sobre el mes de agosto en particular ni tampoco pura casualidad. Estos son los motivos reales que provocan que a la vuelta de las vacaciones, las separaciones y los divorcios ganen protagonismo:

 

  • La crisis se arrastra desde hace tiempo. Los problemas y conflictos vienen de antes. No es que de repente surjan más obstáculos en la pareja durante la época veraniega, sino que afloran y pueden vivir su punto álgido durante las vacaciones al compartir más tiempo juntos. Al no estar sometidos al estrés de la rutina diaria y tener menos responsabilidades, nos focalizamos más en aquello que no funciona de la relación y en los defectos de nuestra pareja.
  • Más tiempo compartido, más discusiones. Muchas personas se agobian en verano cuando el tiempo en pareja y con los hijos aumenta de manera considerable cuando en el día a día, apenas se comparte tiempo de calidad. Las discusiones van a más, y el agobio, también.
  • Falta de comunicación. Las parejas que durante el año no han afrontado (más bien han evitado) sus diferencias y malentendidos, y en las que la comunicación no fluye precisamente, discuten más a menudo en verano cuando pasan a estar 24 horas juntos durante varias semanas seguidas.
  • Altas expectativas en las vacaciones. También se idealizan las vacaciones como un período mágico en el que el disfrute será máximo, todo saldrá bien y los viajes se convertirán en escapadas inolvidables. Y, en muchas ocasiones, no es así. Sobre todo, para aquellas parejas que ya no estaban bien el resto de estaciones del año.
  • Una crisis personal de uno de los dos miembros. Otro motivo que conduce a la ruptura es cuando una de las dos personas está sumida en una crisis personal por algún motivo en concreto y, si bien durante el año la ha ‘tapado’ con las responsabilidades del día a día, explota en plenas vacaciones.

 

TERAPIA DE PAREJA PARA DAR SOLUCIÓN A LA CRISIS

La pregunta del millón es: ¿podremos salvar la relación o la separación es inevitable? La terapia de pareja en consulta u online tiene dos objetivos principales: ayudar a la pareja a resolver ese problema que ha derivado en una crisis, siempre y cuando no sea algo que vaya en contra de alguno de los valores innegociables de un miembro de la pareja (ej: pasar página a una infidelidad cuando para la otra persona la fidelidad es un valor imprescindible en una pareja); o proponer una separación consciente cuando sea inviable solucionar la crisis, ya sea porque se trata de una relación tóxica, se ha generado dependencia emocional, el desgaste como pareja sea absoluto o ya no se vaya hacia la misma dirección ni se tengan proyectos en común.

En algunos casos, la gran dificultad para salvar la relación radica en que se realiza este proceso terapéutico conjunto demasiado tarde. Por este motivo, es importante afrontar los problemas cuando empiezan a salir a la luz y no esperar a que pase el verano (u otra época del año) para intentar salvar lo ya insalvable.

¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE?
– Con nuestro método de TERAPIA BREVE: en menos de 10 sesiones conseguirás tus objetivos.
– Realizando TERAPIA DE PAREJA: la puedes realizar tanto presencial como online.
– Con nuestros libros: ‘Si duele, no es amor‘, ‘A solas‘ y ‘Autoestima automática‘.
– Con nuestros cursos online: ‘Cómo superar una ruptura‘, ‘Ahora, me voy‘ y ‘Fortalece tu autoestima‘.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SILVIA CONGOST

presenta

ENTENDER EL AMOR, PARA VIVIR MEJOR

¡Solo en teatros!

MADRID: 26/09
MÁLAGA: 02/10
VALENCIA: 17/10
BARCELONA: 24/10

¡COMPRA TU ENTRADA!
X