Carla V
13 julio, 2016
Cristina F.
13 julio, 2016
Show all

E.S.

Todo el día malhumorada, todo el día llorando, todo el día perdida en mi misma sin saber que hacer… Una mezcla explosiva de sensaciones y pensamientos negativos me abordaban continuamente, día y noche… Hasta que un día inesperadamente decidí actuar al respecto.

Tengo que reconocer que nunca había recurrido a ningún tipo de profesional en busca de ayuda ya que la idea de desnudarme emocionalmente, me creaba una sensación de inquietud por lo que podría pensar la persona que estuviera en frente. Y ahora es cuando me pregunto; pero en que estaría yo pensando por el amor de dios!!

Cuando decidí actuar y realmente ponerme en marcha para mejorar y hacer un trabajo de crecimiento personal es cuando de repente me topé con Silvia.

La verdad es que solo puedo decir maravillas de esta gran profesional; ya sea des del trato recibido (siempre con su cálida sonrisa, con su voz tranquila, pausada, con su mirada llena de confianza, cuando sabes y te demuestra que nunca ha dudado ni un solo segundo de tu potencial y de tus fuerzas para tirar adelante), de las palabras mágicas transmitidas (donde cada una de ellas te hacían pensar, reflexionar y posteriormente actuar al respecto), de las técnicas/actividades aprendidas para aplicar al largo de mi vida, en fin, de todo.

Y digo que solo puedo decir maravillas de esta gran profesional porque los cuatro meses trabajando con ella han sido cruciales en mi vida. Y digo cruciales porque creerme, te cambian absolutamente.

De pasar de un estado donde no sabía ni quien era ni que quería, a saber realmente quien soy, a saber decir que no, a saber quererme por encima de todo, a tener mis objetivos vitales claros, a luchar por ellos y a saber decir basta cuando hay que decirlo (aspecto importantísimo en mi caso ya que la complacencia formaba parte de mi).

Sinceramente solo tengo palabras de gratitud y de reconocimiento hacia Silvia, de verdad, muchísimas gracias por ayudar a tantas y tantas personas y sobre todo gracias por ser como eres, una gran profesional y sobretodo una gran persona.

De todo corazón, muchísimas gracias Silvia Congost.

Atentamente,

La Princesa de mi Castillo.

libro-newsletter

Consigue gratis el ebook “Quien te quiere no te hará llorar” Suscribiéndote a mi newsletter:

X