Núria V

Valerie
14 julio, 2016
Valerie
14 julio, 2016
Show all

Núria V

Quiero dar mi testimonio de que Sílvia es una granidísima terapeuta.

He tenido la gran suerte de poder ir a su consulta y salir del pozo dónde me había metido.

Llegué a la consulta igual que todos los testimonios que hay en este blog… Perdida, hundida, maltratada psicológicamente y al borde de la locura. Mi vida estaba totalmente descontrola la cual cosa me provocaba una ansiedad inhumana. Y lo más grave era que ni sabía lo que me pasaba, ni como salir del bucle en el que estaba.

Nunca había ido a un psicólogo y no tenía demasiada confianza, no voy a engañar a nadie, pero todo mi entorno insistió en qué necesitaba alguien externo.

Fui a mi primera cita con fe ciega pensando: de perdidos al río, a ver que me dice.

Me solté, se lo conté todo y acabé con la frase: ¿me he vuelto loca? ¿Me ha pasado todo esto a mí o soy yo que tengo la realidad tergiversada?

Su respuesta fue tranquilizadora ya que ni se sorprendió ni se estraño, sino todo lo contrario, me dijo que era NORMAL! Lo cual concluí que este mundo era un desastre si se consideraba mi estado normal…

Me explico la dependencia emocional y los motivos internos que me habían traído a ese punto. Me dió una explicación!!!

A partir de la segunda, empecé a darme cuenta de la normalidad a la que se refería; a todos los pasos que yo hacía, ella les daba una razón de ser, a todos los sentimientos un motivo y todas la situaciones una lógica. El puzzle empezaba a juntarse

Durante el proceso me paso absolutamente TODO lo que predijo…. Como si de una pitonisa se tratará. Impresionante!!

5 meses después de la terapia, no rió con los amigos, me descojono! No es que no salga de casa, es que no entro. Tengo una vida maravillosa de la que exprimo cada minuto que tengo porqué Sílvia me enseño a valorarme y a dar gracias por la infinidad de cosas que la vida me proporciona.

Tenemos las personas, un potencial enorme que debemos aprender a utilizar y casi la obligación de exprimir al máximo lo que la vida nos pone delante; disfrutar de la infinidad de cosas buenas que nos proporciona.

Como cosas buenas la vida también, nos pone cosas (o experiencias) malas, que debemos vivirlas hasta que vayamos hacía atrás. En ese momento debemos tomar nota, aprender de lo vivido y en un futuro saber aprovechar lo que hemos aprendido porqué seguro que algo bueno sacaremos. Existen y nos suceden cómo todo en esta vida, para que aprendamos pero jamás para estancarnos…. Es tarea nuestra dejarlo atrás…

 

La vida y el mundo tienen la culpa de que apareciera lo malo en nuestra vida y nosotros la culpa de conservarlo.

Como ser perfecto que somos, tenemos una señal de alarma que nos avisa de que vamos mal…. Nuestra pequeña y sabia vocecita interior….En el momento que nuestra vocecita interna nos avisa, la debemos escuchar y si dice, final de etapa, aunque sea duro, debemos hacerle caso porqué aparte, que SIEMPRE tiene razón (es tu yo más puro), cada segundo que no lo escuchamos tiene consecuencias malas ( y eso lo sabemos todos). Debemos seguir siempre nuestra voz!

No quiero alargarme más porqué debéis llegar a este punto.

Todo mi testimonio se lo dedico a Sílvia a la que considero un guía en mi camino.

Gracias Silvia, por ayudarme a ser feliz, no cabe en letras la gratitud que siento por ti. Eres buena, muy buena y debes estar muy orgullosa de tu trabajo y de ti misma por conseguir que la gente vuelva a ser feliz. Te empujo a continuar con tu tarea que es la para mi la mejor del mundo: Ayudar a las personas que lo necesitan.

Sigue enriqueciendo el mundo de la manera que lo haces, nunca te canses de hacer bien  a los que se te piden tu ayuda.

Sigue, que muchos te acompañamos.

Gràcies Sílvia.

 

 

libro-newsletter

Consigue gratis el ebook “Quien te quiere no te hará llorar” Suscribiéndote a mi newsletter:

X