Supera la dependencia emocional – Silvia Congost
16 septiembre, 2013
Cómo conseguir el bienestar en la pareja
23 septiembre, 2013
Show all

iraMuy a menudo, en las relaciones de pareja podemos ver reacciones de ira desproporcionadas por parte de uno de los miembros, provocadas por el simple hecho de que el otro no se comporta como uno esperaba o deseaba. A pesar de ser algo bastante común y que por algún motivo lo asociamos a una de las reacciones del ser humano, no debería ser así. Se trata de una reacción irracional que no nos sirve para ningún fin provechoso, y en cambio repercute en nosotros de manera claramente negativa.

A continuación, os quiero transcribir  un texto extraído del fantástico libro, Tus zonas erróneas de Wayne Dyer, en el que explica de manera muy acertada lo que es la ira.

<< La ira no es algo `muy humano´. No tienes por qué sentirla y no sirve a ninguno de los propósitos relacionados con el que tú seas una persona feliz y realizada. Es una zona errónea, una especie de gripe psicológica que te incapacita igual que puede hacerlo una enfermedad.

La ira es una reacción inmovilizante , que se experimenta cuando nos falla algo que esperábamos, algo con que contábamos. Toma la forma de rabia, hostilidad, de agresión contra alguien o incluso de silencio amenazante. La palabra clave es inmovilidad. La ira es una elección y un hábito. Es una reacción aprendida ante la frustración y a resultas de la cual te comportas como preferirías no hacerlo. De hecho, la ira profunda es una forma de locura. Se es loco cuando no se puede controlar el propio comportamiento. Así pues, cuando estás enfadado y pierdes el control, sufres una locura temporal.

La ira no tiene compensaciones psicológicas sino que es debilitante. Físicamente puede producir hipertensión, úlceras, palpitaciones, insomnio…Psicológicamente, acaba con las relaciones afectivas, interfiere con la comunicación, conduce a la culpabilidad y la depresión y en general interfiere con tu vida.

Como todas las emociones, la ira es un resultante del pensamiento. No es algo que simplemente te sucede. Cuando te enfrentas con circunstancias que no van por donde tú quisieras que vayan, te dices a ti mismo que las cosas no deberían ser así (frustración) y entonces eliges la acostumbrada reacción de enfado que sirve a un propósito. Mientras aceptes la ira como parte de lo que significa ser un ser humano, tendrás argumentos para aceptarla y evitar ocuparte de su eliminación>>

Queda claro que deberíamos aprender a controlar la ira. Cuando estamos en una relación tóxica o con dependencia emocional, no deberíamos permitirla e incluso en los casos en los que la relación es sana, sería un buen ejercicio, hablar con nuestra pareja y hacerle ver que esa manera de reaccionar no es útil sino que daña su vínculo e incluso puede debilitarlo.

 

 

5 Comments

  1. Eva dice:

    Totalmente de acuerdo, pero inclúso la “locura transitoria” es una eximente o una atenuante en los juicios penales.
    Hay gente realmente enferma , que lo que debe es ir a un especialista para tratarse. (Igual que se tratan las adicciones, los celos, la baja autoestima…) .
    La ira contra otra persona siempre es una falta de respeto contra esa persona y contra uno mismo.

  2. Karina dice:

    Silvia, yo estoy desesperada ya que luego de una año de crisis matrimonial, terapia individual, terapia de pareja, sé que ya no amo a mi marido. Él tiene todos los síntomas de un dependiente emocional. Leí mucho sobre el tema, vi tus vídeos. Él quiere seguir adelante, quiere que yo cambie. Ya le plantee la separación en varias oportunidades. Tenemos tres hijos y a él le cuesta soltar, ve todo como un fracaso después de 18 años. Pero todos estamos sufriendo. Anoche me dijo que él quiere mejorar para la pareja después de haberle dicho que ya no hay amor. Vivimos juntos pero no hay contacto excepto para los acuerdos de horarios con los niños. Está preso de la ira y no puede aceptar lo que pasa. Necesito un consejo porque esta situación me está destruyendo. Pensé alquilar yo e irme con mis hijos. Hasta ME AMENAZÓ CON QUITARSE LA VIDA, LO CUAL CONSIDERO VIOLENTAR una situación. No sé cómo ayudarlo y no sé tampoco si yo deba hacerlo ya que no quiere analizar lo que pasa,ayuda terapéutica. Gracias, desde ya.

  3. Username* dice:

    Tenim present que les persones irades no admeten mai que el seu comportament és reprobable? Una persona amb aquesta patologia no considera mai que hagi d’anar a l’especialista perquè no li cal. Per ell la violència verbal (i gestual) ve a ser com un mal de cap passatger que només necessita la comprensió dels altres per desaparèixer.
    Encara que sembli una pedanteria recomano a tothom la lectura del llibre de Ciceró “De la Ira”. Ens adonem que els mals de la humanitat venen de molt lluny i que nosaltres no fem sinò repetir incansablement allò que fa segles que sabem però que fa segles que no volem entendre.
    Mario

  4. Pro dice:

    Soy una persona pacífica, pero si, reacciono con ira ante mi marido, aunque cada vez menos, ya que la relación está prácticamente terminada.
    llevo muchos años en una relación tóxica y consciente de ello. Él es pacífico, pero durante años me ha tratado mal psicológicamente, sin respeto, humillándome delante de otras personas, etc. Al principio lo recibes como bofetadas, acabé con depresión, malestar, ataques de ansiedad y todo eso se transformó en ira hacia él. No puedes respetar a alguien que no respeta. La ira, en mi caso, era una manera de hacerme oír y … respetar. suena triste, pero era así. Toda la frustración contra él la canalizaba mediante gritos y odio. En el fondo me ponía a su nivel, pero de otra manera.

    Por diferentes motivos, no podía salir de esta situación, que se ha alargado durante mucho tiempo. Es increíble como hay gente que logra sacar lo peor de ti. Por suerte, veo ya luz al final del tunel.

  5. Pol dice:

    Qui llença la ira a l’altre fa mal i es fa mal a si mateix perque fereix a qui estima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

libro-newsletter

Consigue gratis el ebook “Quien te quiere no te hará llorar” Suscribiéndote a mi newsletter:

X