Relaciones intermitentes – Para todos la dos (TVE)

Cuando se acaba el amor – Relaciones de pareja
2 junio, 2015
Silvia Congost en Para todos la 2 – Cuando el otro tiene dudas y te pide tiempo
23 junio, 2015
Show all

¿Te has encontrado alguna vez en una de esas relaciones de pareja en la que parece que jugamos al Ni contigo ni sin ti?

Cuando estamos juntos acabamos mal, pero si nos separamos solo pensamos en volver a estar juntos. Es una situación que se da a menudo cuando hay Dependencia Emocional. No estamos bien, algo nos empuja a alejarnos de la otra persona, pero cuando lo hacemos al poco tiempo nos invade una necesidad imperiosa de volver junto a él/ella. Y al juntarnos de nuevo, volvemos al mismo punto anterior. Una y otra vez. Nos vamos desgastando cada vez más, pero hemos entrado en una dinámica de la que nos está siendo muy difícil salir.

Lo abordamos en la entrevista de Para todos la 2. Aquí la tenéis.

 

6 Comments

  1. Cata.leo dice:

    Tengo 31 años.Es mi historia. 15 años con este tipo relación dependencia, adictiva, Sufriendo múltiples ropturas cada una con un peso más grande…con perdidas dignidad más grandes. Ahora le vuelto poner fin. Está vez para siempre y de verdad aunq les cueste a todos creerme. Saldré de esto aunque me deje la piel en ello x mi x mi hija. No quiero una vida asi.ni alguien asi. Quiero ser feliz quiero vivir sin miedo. le soltado para siempre. Soy totalmente consciente de todo.ahora mas q nunca..aunq ya hace cm 3 años q vi q era muy toxica y dependencia emocional x las 2 partes.tengo que aceptarme y querme ya..hacer un trabajo conmigo. No puedo más. El dia 7julio. Por fin tendré sesión contigo Silvia. Pondré hst el alma para lograrlo.

  2. Filípides dice:

    Buenas tardes,

    Intento resumir un poco mi tortuosa relación:

    Soy un hombre de 37 años y he estado dos años y medio en una relación en la que mi expareja me ha dejado y ha vuelto conmigo en 7 ocasiones. Siempre me deja ella, siempre le hago total y absoluto contacto 0, siempre vuelve a buscarme y siempre me convence para volver. Las rupturas empezaron a partir de los 7 meses de relación y suelen producirse de media cuando llevamos unos 3 meses desde la reconciliación. El tiempo de duración de la ruptura empezó siendo de un fin de semana la primera vez, a tres meses sin saber nada de ella, la última (lo “normal” entre 2 y 4 semanas). Ella tiene todos los rasgos de personalidad de un narcisista. Siempre intenta tenerme controlado a través del miedo a la ruptura, porque sabe que es mi punto débil. Es desconsiderada, me falta al respeto y es imposible razonar con ella en su fase de enfado. Cuando vuelve es maravillosa, cariñosa, te hace sentir el centro de su vida, sexualmente activa…Conforme pasan las semanas, se vuelve más apática, distante, se agobia, se enfada por tonterías, ect. Sus motivos para romper siempre son cosas absurdas, como alguna foto mía años antes de conocerme, celos de exparejas de las que no se nada desde hace años, se inventa que hago determinadas cosas que no hago, no le gusta que salga con mis amigos, ect…
    El caso es que hemos vuelto a romper por octava vez hace una semana y ésta vez, le he dicho que yo también quiero romper, que no lo soporto más, me he visto obligado a hablarle mal para defenderme porque me resultaba imposible razonar con ella y aunque se que es el camino correcto y ésta vez no pienso volver si me busca, me siento fatal por insultarla. Además tiene un hijo de otra relación (no hemos discutido delante de él) del que no me he despedido y me siento mal por ello. Aún así, no pienso contactarla ni volver con ella definitivamente.
    Gracias por leerme.
    Saludos

  3. Anonimo dice:

    Hola, estoy muy preocupads porque creo que tengo este tipo de relación. Llevamos 4 meses, y a los casi 3 meses, él me pidió más espacio. Como he leído en otros sitios, él iba muy deprisa, me dijo que me quería a la primera semana, me dió llaves de su casa, y exigió la de las mias (tarde más pero no como quería). Nos veiamos a diario, él hacía sus actividades en mi horario laboral (tenía bastante mas tiempo libre que yo). Nos convertimos en 2 meses en una pareja de años. Yo me agobiaba y se lo indicanba, pero me trataba tan bien, que me dejaba llevar. De pronto él empezó a hacer más su marcha, a dejar de contarme todo e incluso ocultarme, cosas que no eran según él importantes, pero que me molestaba (organizaba eventos con su grupo, en que conocía a mujeres y se intercambiaban teléfonos y redes sociales). Como me enteré ppr una red social, decidió bloquearme. Yo empecé a desconfiar. Y le pillé un par de renuncios. Una noche, decidió que necesitaba espacio, me devolvió las llaves y pidió las suyas. Estuvimos 2 días sin hablarnos, él hizo su marcha y me dijo el fin de semana que teníamos planes, él se iba con sus amigos, y era inamovible. Yo rompí con él por rabia. Y después de su vuelta le puse sus cosas en bolsas (estaba viviendo prácticamente en mi casa). Al poco tiempo me pidió reconsiderarlo, que le diese una oportunidad, etc. Después de darsela acordamos normas de frecuencia de vernos. Porque él quería espacio y yo no quería volver a lo mismo de antes. Cada vez me cambiaba los días, me dejaba tirada, nos veíamls 1 o 2 veces a la semana. Yo trataba de hablar, pero él no quería hablar. Cuando nos veíamos, era maravilloso, pero yo luego me frustraba por sus desplantes o pasotismo (no me llamaba ni me escribía hasta que le interesaba, a veces ni contestaba a mis llamadas o mensajes). Yo me estaba volviendo loca, y le reprochaba y eso le apartaba más todavía. Y aún hacia menos planes conmigo. Hace 2 semanas decidí dejarlo de nuevo. Estaba convencida pero nuevamente volvimos. Acordamos no hablar de la relación y dejar que fluyese, y él cumplir y ponerle más ganas. Total que otra vez lo mismo. Yo no puedo controlar el callarme cada vez que pasa de mi, y volvemos a las discusiones y él a alejarse. Ahora me amenaza, que así no es posible. Es adicto al móvil creo, a todo el mundo contesta al segundo, menos a mi. Me trata con indiferencia, me bloquea si se enfada. Y yo me comporto de una manera descontrolada, que no es mi forma de ser, pero me desespera con su actitud. Esto dura ya casi 2 meses, y no veo que cambie. Él no hace ningún esfuerzo por vernos, o hace un día a la semana solo. Que para mi no es suficiente. En este momento voy aaplicar contacto 0, sin hablar y sin nada. Creo que no es dependencia, aunque Silvia me dirá que sí. Ya hice hace 4 años terapia con ella. Y fue algo parecido me dió todo y luego empezo a tratarme mal, aunque en cuanto al trato recibido y mi autoestima, no es comparable con esta, todavía…
    Cuando empecé la relación yo tenía una muy buena autoestima, ahor la tengo peor por los desplantes y la falta de amor. Y no tengo miedo a estar sola, nunca lo he tenido, he estado mucho tiempo sola y feliz. Yo creo que le quiero, digo creo en bajito, pero no quiero este tipo de relación, quiero la que tenía antes, y esa no existr ya. Y está vez, me voy a tapar los oídos y solo voy a mirar su comportamiento.
    Espero conseguirlo y no recaer.
    Pero me preocupa 2 cosas, esta gente porque es tan maravillosa al principio y te hace ser su todo, la mujer más especial, la más valorada, la más querida para luego actuar así.
    Y la segunda, me preocupa no detectarlos antes de estar colgada por ellos, y no entiendo porque he repetido los mismos errores.
    Gracias por vuestra atención y comentarios.
    Son muy útiles
    Un beso

  4. PILAR dice:

    Hola Silvia. Mi caso es igual. Hace seis años conocía a una persona…el estuvo en una relación intermitente durante casi veinte años con la madre de sus hijos. Ella tenía problemas psicológicos y después de veinte años de idas y venidas y dos hijos, aparecí yo en la vida de ellos. Yo pensaba que llevaban muchos años separados y el caso es que yo empecé la relación un agosto y ellos el año anterior en navidades estaban juntos. El caso es que ella no supero nuestra relación y terminó suicidandose a los dos años de nuestra relación. Yo no entendía nada. Pensaba que ella era tendente al suicidio, ya que lo intentó varias veces.
    Nuestros dos primeros años fueron maravillosos. La verdad, después de mi separación estuve 10 años sóla y al aparecer esta persona en mi vida, que compartiamos vivencias y sueños, pensé que por fin había encontrado a la persona adecuada para mí
    El caso, es que cuando murió exmujer, empezó la tortura para mí. A los tres meses, me dejó una mañana al levantarnos….me puso las maletas en la puerta y por supuesto yo me fuí alucinada. A la semana me buscó y me pidió pendón. Yo lo comprendí, ya que lo que había pasado era muy fuerte y tuvo que hacerse cargo de dos hijos adolescentes con muchos problemas por la muerte de su madre.
    El caso es que volvimos. Pero al año y medio, volvió a pasar. Discutimos unas navidades y me dijo que no soportaba mas la relación. Recogí ya mis pocas cosas que tenía en su casa, ya que yo tengo la mía y me fuí. A los meses empezó a ponerse en contacto conmigo por chorradas. Preguntandome cosas , etc. tardé seis meses en hablar con él, pero al final lo intentamos de nuevo. Hablamos mucho y dijimos que ibamos a comunicarmos mucho y demás, ya que la situación que tenemos era un poco difícil. No vivimos juntos mas que los fines de semana.

    Yo ya no estaba muy convencida pero volví. Eso si, ya no era igual. Yo ya casi no tenía nada en su casa y no dejaba mi vida a un lado para hacer la suya. Porque es lo que pretendia…que yo hiciese su vida. Estuvimos año y medio y estas navidades, como ya sabía lo que iba a pasar, hice una prueba. Estuve todas las navidades maravillosa, hice lo que él quiso y el día de año nuevo, se levantó atravesado . Estuvo intentado enfadarme todo el día y lo vió su familia, pero no hice nada de caso. Pero volvió a ocurri. Hace un mes, que ya hacia una semana que no nos veíamos, ya que al ver su comportamiento le pues excusas de trabajo para quedarme en mi casa, le llamé para aclarar lo nuestro y me dijo que no tenía nada que decirme, bla bla bla bla…..
    A la semana me mandó un mensaje que tenía mis cosas preparadas que pasase a buscarlas y que le avisase antes. No le contesté, ya que pensé, ya iré mas adelante cuando la cosas esté mas tranquila. Además eran cosas que no me corrían prisa. El caso es que el otro día, llamó al marido de una amiga mía y se las dió. Cual fué su sorpresa ya que no sabian nada. Porque y a me da vergúenza hasta contarlo.
    Yo creo que quería entrar en polémicas conmigo, por lo que he recogido mis cosas de casa de mi gran amiga, que me avisó una semana mas tarde, porque piensa igual que yo y sigo sin decirle nada.
    Pienso que se recrea con el mal rollo y no le pienso entrar al trapo. Y mucho menos volver con él. Ya que además de que tantas rupturas me están perjudicando física y psíquicamente….no es el hecho de que te dejen, creo que las maneras dicen mucho de él.
    Siempre ha engañado a todo el mundo diciendo que él era la víctima de su anterior matrimonio. Pero creo que se e3tá dejando ver.

    Me interesaría saber mucho tu opinión

    Muchas gracias por todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

libro-newsletter

Consigue gratis el ebook “Quien te quiere no te hará llorar” Suscribiéndote a mi newsletter:

X